DICCIONARIO JCJFM


Aa


Aarón
Hermano de Moisés (Ex 4,14). Se presenta como el colaborador, acompañante y asistente de Moisés en la misión de liberar a Israel de la esclavitud de Egipto (Ex 4,10-17.27-31; 5,1-5; 8,1-11.12-25; 17,10.13). Junto con sus hijos fundó una clase sacerdotal muy importante (Ex 28,1), siendo él el primer Sumo Sacerdote (Ex 39, 1-31; Lev 8,10; Num 18,1-7.20)
Abba
En arameo, el idioma que hablaba Jesús, significa papá. Según el Talmud es la primera palabra que aprenden a pronunciar los niños. Es una forma cariñosa que usaba Jesús en la oración para hablar con Dios (Me 14,36). En el AT se llega a hablar de Dios como un Padre (Cfr. Sal 89,27; Eclo 23,1.4; Is 63,16; 64,7; Jer 3,4). La novedad de Jesús está en la comunión especial con Dios, expresada en ese tono familiar. Los primeros cristianos usaron la palabra Abbá en el mismo tono familiar de Jesús (Rom 8,15; Gal 4,6).
Abdías
Libro profético del AT que tiene sólo 21 versículos. El profeta Abdías predicó hacia el año 312 a.C., antes de la conquista de Edom. Su mensaje es una denuncia contra los opresores y propone la solidaridad con el pobre.
Abominación
Se usa esta palabra para referirse a una acción reprobable moralmente. Los profetas la usan para referirse a la idolatría (Ez 7,20; 8,10; Os 9,10;). En el NT se usa la palabra para referirse a la profanación del templo (Mt 24,15; Me 13,14). En forma general significa también algo repugnante: persona, cosa o acción.
Abraham
Es el personaje principal de los Patriarcas. Reconocido como el padre en la fe, pues marca en su vida el inicio del camino de la fe, en espera de las promesas hechas por Dios a él y a su descendencia (Gen 12,1 ss; 15-17). En el NT el creyente es reconocido como hijo de Abraham (Gal 3,7.29).
Aceite
El aceite es un don, una bendición de Dios, pues fue uno de los alimentos fundamentales con que Dios alimentó a su pueblo (Dt 7,13-14; Jer 31,12). Es usado como alimento (1Re 17, 9-16), es remedio para las heridas (Le 10,34; Is 1,6), es fortaleza y se usaba en unciones corporales y masajes, fuente de luz y de calor (Mt 25,1-13). Es signo de abundancia (Dt 11,14) El aceite tiene un valor simbólico muy importante. Significa luz, fuerza, santidad, alegría, etc. (Ex 27,20; Is 1,6; Ez 16,9; Os 2,24; Jl 2,19; Am 6,6; Sal 123,5; 104,15). La consagración de los reyes y sacerdotes se hacía mediante el derramamiento del óleo en la cabeza y en las manos (1Sam 10,1; 16,13).
Adán
En hebreo significa «hombre» o «humanidad», varón y hembra (cfr. Gen 1,26-27; 5,2). Se refiere principalmente a la humanidad en general. Por eso se usó ese nombre para hablar del hombre (ser humano) en los orígenes de la humanidad. Lo que se dice de Adán en la Biblia, hay que entenderlo como reflexiones sobre la naturaleza humana (1 Re 8,46; Is 6,12; Os 11,4; Zac 13,5; Sal 94,11; 105,14; Ecl 1,12; Job 14,1).
El NT llama a Cristo «Nuevo Adán» (cfr. Rom 5,12ss; 1Cor 15,45), imagen de la humanidad nueva, como fue Adán imagen de la humanidad pecadora. En toda la Biblia no encontramos un caso de una persona que se llame Adán.
Adonay
Significa Señor. Es un nombre de los muchos que se daban a Dios en el AT. También otros pueblos usaban esta expresión para referirse a sus dioses.
Entre los judíos, cuando se fue dejando la pronunciación del nombre de Dios (YAVEH), el nombre de Adonay se fue imponiendo cada vez más. Desde la Traducción de la Biblia de los LXX se usa el nombre como Señor, y se traduce como Kyrios. En la actualidad los judíos siguen leyendo el tetragrama (las cuatro letras del nombre divino) como Adonay.
Adoración
Es el culto máximo que el hombre puede hacer a Dios. Adorar significa reconocer a alguien como ser supremo y dueño de todo y que está por encima de todo. Por eso el culto de adoración se da únicamente a Dios (Dt 26,10; Mt 4,10; Jn 4,24). También se llama latría.
En el NT se reconoce a Jesús como Señor, glorioso, resucitado, exaltado. Por eso se le da también culto de adoración, reconociéndolo como el Hijo de Dios, con la misma naturaleza divina del Padre (Mt 2,2.11; 14,33; 28,9.17; Le 24,52; Jn 9,38; Flp 2,9-10).
Adulterio
Originalmente se refiere a las relaciones sexuales fuera del matrimonio, donde por lo menos uno de ellos está legítimamente casado con otra persona (Ex 20,14; Lev 20,10; Dt 22,22-24; 2Sam 11-12). Jesús profundiza y exige más de este mandamiento cuando dice que incluso quien mira con malos deseos a una mujer ya cometió adulterio en su interior (Mt 5,27¬28; 15,19).
En otras partes de la Escritura, sobre todo en los libros proféticos, el adulterio es sinónimo de idolatría. Es usado para referirse a la infidelidad del pueblo para con Dios, entregándose a dioses falsos hechos por manos humanas (Os 1, 3; Ez 16,20; 23; Ap 14,4).
Alabanza
Es la expresión de la alegría del pueblo al experimentar la cercanía de Dios a través de sus bendiciones y acción salvadora (Esd 3,11; Is 42,12; Sal 22, 24; 35,18; 50,23; 69,31; 109,30).
Comúnmente se celebra entre cantos de alegría, acompañados por diferentes instrumentos musicales (Sal 150). La alabanza corresponde a nuestro aleluya (alel = alabanza; Ya = Yahvé), por tanto, aleluya significa alaben a Yahvé. En el NT la alabanza expresa el gozo y agradecimiento principalmente por el grandioso acto de salvación llevado a cabo en el misterio de la muerte y resurrección de Cristo (Le 17,15-18; Hech 11,18; Ef 1,6.12.14; Flp 1,11).
Aunque comúnmente se une la alabanza a la acción de gracias, sin embargo, hay alguna especificación. Mientras la acción de gracias mira a los dones recibidos (1Sam 2,1; Sal 71,15; 89,2; 117,2; 145,6), la alabanza es dirigida más directamente a la persona de Dios, su honor, su grandeza, su gloria (Is 25.1 Sal 34,4; 145.2 3; 104,1).
Ageo
Es un libro profético menor. El profeta Ageo profetizó después del exilio de Babilonia, hacia el año 520 a.C. El mensaje es fundamentalmente de reconstrucción, primero sobre el Templo y posteriormente también sobre la reconstrucción moral del pueblo de Dios. Junto con Zacarías es llamado profeta de la reconstrucción.
Aleluya
Es una palabra compuesta. Alelu es una forma verbal hebrea en imperativo, que significa «alaben». Ya es el inicio del nombre de Yahvé. La expresión «Aleluya», por tanto, significa Alaben a Yahvé. Expresión de gozo y alegría por la grandeza de Dios y por sus beneficios, usada especialmente en la liturgia (Tob 13,22; Sal 104ss; 106; 111ss; 113; 115-117; 135; 147-150).
Alfa y Omega
El Alfa, es la primera letra y la Omega, es la última letra del alfabeto griego. Se refiere primero a Dios (Ap 1,8; 21,6). Ya desde el AT se tenía la idea de Dios como principio y fin (Is 41,4; 44,6; 48,12). Al aplicarla a Cristo resucitado (Ap 1,17; 2,8; 22,13), significa que Cristo es el principio y el fin, es decir, que es todo.
Alianza
La alianza es un compromiso. El sentido fundamental está resumido en estas palabras: «Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo» (Jer 31,33). Dios entra en relación con su pueblo, comprometiéndose a cuidarlo, guiarlo y protegerlo y espera como respuesta la obediencia en el cumplimiento de sus mandamientos.
La Biblia está ordenada en dos alianzas. Antigua Alianza y Nueva Alianza, más conocidas como Testamentos, que significan lo mismo. La Antigua Alianza se hizo con Moisés en el monte Sinaí, cuando el pueblo recibió los mandamientos, como regla fundamental para su vida (Ex 24,8). Al mismo tiempo, esta Alianza estaba orientada a otra más perfecta, más plena, el Nuevo Testamento (Jer 31,31; Ez 36-37). La Nueva Alianza se llevó a cabo mediante la persona de Jesús. Él mismo habló de esa Alianza en la Última Cena: “Esta copa es la Nueva Alianza, sellada con mi sangre” (Le 22,20).
Alimentos
En sentido figurado se llama alimento a la Palabra de Dios   (Dt 8,3; Mt 4,4), a los sabios consejos (Prov 9,5), a la enseñanza (Hech 5,14; 1Cor 3,2), al cumplimiento de la voluntad de Dios (Jn 4,34).
El alimento por excelencia es Jesús mismo (Jn 6,27.35.51.53- 56.58).
Alimentos prohibidos. Las leyes judías marcaban estrictamente el tipo de alimento que se podía comer y cual no (Lev 11,1 -23). La norma general es que se podían comer los animales de pezuña partida y rumiantes; se podía comer el pescado siempre y cuando tuviera escamas; muchas aves eran prohibidas, sobre todo si se alimentaban de carroña (podredumbre, cadáveres en descomposición).
Las razones de estas prohibiciones pueden ser varías. Quizá se trataba de salud e higiene, sobre todo por las carnes que se descomponen con facilidad por el calor del desierto; quizá para evitar la crueldad con los animales, etc. Sin embargo, la mayoría de los estudiosos sostienen que la razón fundamental fue pedagógica, una manera de ir educando al pueblo en la obediencia.
Quizá podría haber también motivos religiosos, sobre todo tratándose de animales o alimentos relacionados con los ídolos de los otros pueblos, al prohibir esos alimentos se iba previniendo de caer en idolatría.
En el NT Jesús propone una pureza más interior, del corazón. Por tanto, estas prohibiciones ya no tienen validez para la vida de e (Mt 15,11; Me 7,19; Rom 14,13-23; 1Cor 6,13; 8,7-13; 1 Tim 4,4)
Alma
En el hebreo se usa la palabra «nefesh», que significa garganta, cuello, aliento, soplo, respiro. Se traduce al griego por «psyche», «anima» al latín y al español «alma». Por sus muchos significados a veces se traduce como alma o como vida, pues en sentido bíblico se refiere a la persona íntegra o a la vida de la persona (Gen 2,7; 12,5; Ex 21,23, 23,12; 31,17; 1Re 17,22; 1Sam 18,1.3; 2Sam 16,14; Is 5,14; 46,2; Jer 15,9; 38,16; Sal 3,3; 7,3; 11,1; Job 11,20; Mt 2,20; 20,28; Me 8,35-37; 10,45; Le 21,19; Jn 13,37ss; 15,13).
Según una creencia muy antigua, el alma es la sangre o la vida está en la sangre (Lev 17,10-14; Dt 12,23). Derramar la sangre es sinónimo de quitar la vida (Gen 9,6; 37,22; Sal 141,8). Se trata de algo que pertenece a Dios, por tanto, estaba prohibido comer la sangre (Gen 9,4; Lev 7,27; 17,10).
En la forma común de hablar muchas veces se identifica el alma con el espíritu. El sentido de las palabras es semejante: soplo, aliento, aire. Aunque el término alma designa simplemente a la vida de los seres, mientras el espíritu se refiere propiamente al soplo de Dios, aliento de Dios que es dado sólo a los hombres, no a todos los seres vivos. Por tanto, la vida del hombre (soplo, aliento) es de carácter espiritual, por lo que en el hombre se puede hablar bien de alma o de espíritu.
Altar
El altar es el lugar donde se hacen los sacrificios a Dios y, por tanto, el centro del culto. Generalmente era hecho de piedra o piedras acomodadas en forma de mesa (Ex 20,25, 27,2, 29,12; 1Re 1,50). También se podía hacer de tierra (Ex 20,24) y de madera de acacia (Ex 27, 1).
En el NT Jesús ocupa el lugar del altar, del sacerdote y de la misma ofrenda (Jn 2,21; 17,19).
Amén
Los verbos aman, en hebreo, significa sostener, ser firme, duradero, fiel, de confianza, ser verdadero, confiar, creer (Num 5,22; Dt 27,15ss; 1 Re 1,36; Neh 5,3; Jer 11,5; 28,6; Tob 8,8). Amén, por tanto, significa sí, verdaderamente, ciertamente, con toda seguridad, etc. Es una palabra que pasó al griego y al latín sin ser traducida.
Decir amén es aceptar y comprometerse con lo que se acaba de proclamar o decir y sostenerlo con firmeza y fidelidad.
En el AT a Dios mismo se te dice “el amén”, por su fidelidad y amor permanente (ls 65,16). En el NT Jesús es «el amén» (Ap 3.14), pues en Jesús se realizan en plenitud la verdad, la solidez y la fidelidad de las promesas de Dios. En él no hay sí y no, sino únicamente si (2Cor 1,19). Generalmente Jesús inicia sus enseñanzas con un «amén», que se ha traducido como «en verdad», para expresar la solidez y verdad de sus palabras (Mt 5,18; 18,3; Le 24,53; Jn 1,51; 3,5; 5,19).
En la liturgia terminamos nuestras oraciones con la palabra «amén», para expresar nuestra aceptación, adhesión y compromiso con lo que se acaba de proclamar (Rom 1,25; 9,25; 1Cor 14,16; 1Tim 1,17; Heb 13,21; 1 Pe 4,11; 5,11; Jd 25; Ap 5.14).
Amistad
Es una relación especial, íntima, fiel, confiada, que se establece entre las personas y que las lleva al crecimiento humano y espiritual. El modelo de amistad es establecido por el mismo Dios en la forma de tratar a sus íntimos amigos Abraham, Moisés, David, los profetas y el mismo pueblo, estableciendo con ellos una alianza generosa y fiel.
Se alaba en la Biblia la amistad de David y Jonatan (1Sam 18,1-3; 19,1-7; 20; 23,16¬18; 2Sam 1,23-26). Jesús era muy amigable (Me 3,14; 10,21; Jn 11, 3ss; 15,12-16). Se habla de una amistad especial con Pedro, Santiago y Juan (Mt 17,1-13; 26,36-40; Me 5,37; 9,2; Le 9,28-36) y de una manera más íntima con Juan, el “discípulo amado” (Jn 13,23). Un amigo fiel es un refugio seguro, es un tesoro (Eclo 6,14-16), es alguien muy íntimo (Eclo 6,11)    , por tanto, la buena amistad debe cuidarse (Eclo 6,17). Pero, como hay falsas amistades (Dt 13,7; Eclo 12,14; Prov 14,20), hay que ser cautos al elegir las amistades.
Amor
La Biblia nos presenta a Dios como amor. No sólo el texto claro de 1Jn 4,8 «Dios es amor», sino toda la historia de la salvación es la manifestación amorosa de Dios para con su pueblo. La revelación, la elección, la búsqueda. el perdón, la comprensión, la salvación, etc., son siempre manifestaciones amorosas de Dios (Lev 19,18; Dt 6,5; 7,7-8).
En el mismo Antiguo Testamento encontramos ese actuar de Dios mediante el profeta Oseas (Os 11,1-4; 7-9), en el Cantar de los Cantares, en la novela de Jonás y en los salmos. Es, sin embargo, en el Nuevo Testamento donde encontramos con mayor claridad la manifestación del amor del Dios y Padre amoroso: «Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga la Vida eterna» (Jn 3,16). (cfr. 3,35; 13,34-35l; 14,15.21-24; 15,9-14; Rom 5,5.8; 1Cor 13; Gal 5,22; 1Jn 4,7; 4,8; 5,3).
Amós
Profeta menor. Aunque era del reino del Sur, fue enviado a predicar al Norte. Su predicación se sitúa hacia el año 760 a.C., en tiempos de Jeroboam II, denunciando las injusticias sociales. Al final del libro presenta un mensaje de esperanza.
Amuleto
Aunque no hay una palabra propia para referirse de manera general a los amuletos, su uso era muy común en el AT. La palabra hebrea «lahash» hace referencia a la magia, adivinación, encantamiento, etc., y muchas veces también a la idolatría. En muchos pasajes se traduce como amuleto.
Los israelitas usaban muchos objetos (imágenes, adornos, anillos, pulseras...) para protegerse del demonio (Gen 35,4; Is 3,18-23; 2Mac 12,40), generalmente escondidos entre sus ropas. Las prescripciones de Num 15,38-41 y Dt 22,12 parecen ser una forma de regular su uso y rectificar su sentido. En lugar de amuletos hay que poner en las ropas los mandamientos del Señor.
Anás
Sumo Sacerdote desde el 6 al 15 d.C. Tenía mucha autoridad e influencias, pues cinco de sus hijos fueron Sumos Sacerdotes, lo mismo que su yerno Caifás (Le 3,2; Jn 18,13.24; Hech 4,6).
Anatema
Era un voto hecho a Dios (Lev 27,28; Num 18,14; Ez 44,49), que consistía en el exterminio de todo el botín de la guerra. Todo el botín pertenece a Dios, debe ser sacrificado y consagrado a él en señal de agradecimiento (Num 21,1-3; Jos 6,17ss; Jue 1,17; 1Sam 15,7-9). Por tanto, ningún hombre puede hacer uso de él y el castigo por violar la ley del anatema es la muerte ((Dt 7,26; Jos 7,16-26).
Parece ser que se trataba también de una medida de prevención y disciplinaria religiosamente. En el botín era común encontrar numerosos ídolos, por lo que representaban siempre un riesgo para la fe pura de los israelitas…
En el judaísmo posterior al exilio, el anatema adquirió un sentido de exclusión o excomunión. El pecador era excluido temporal o definitivamente de la sinagoga (Esd 10,8; Le 6,22; Jn 9,22; 12,42; 16,2).
El anatema tiene dos sentidos: primero la ofrenda entregada a Dios en sacrificio (Lc 21, 5); lo que cae bajo la maldición y es entregado a la ira divina, al juicio de Dios. En este sentido segundo usa Pablo la palabra anatema: el que no ame al Señor Jesucristo (1Cor 16,2), los que predican otro evangelio (Gal 1,8-9) sean malditos, es decir, entregados a la maldición, entregados al juicio de Dios. En la Jerusalén celestial no habrá más anatema (Zac 14 11; Ap 22,3).      
Ancianos
En el tiempo de Moisés los ancianos comenzaron a ejercer una forma de autoridad en el pueblo (Ex 3,16), aunque era sobre todo una autoridad moral. Después del exilio, los ancianos y los sacerdotes formaron el sanedrín, el cual tenía el poder religioso y político y funcionaba como supremo consejo de justicia.
En el juicio contra Jesús los ancianos tuvieron una acción determinante (Mt 16,21; 27,41; Me 11,27; 15,1; Le 9,22). En ese tiempo tenían ya una autoridad sumamente grande, podían admitir o excluir a los miembros de la comunidad (Lc 6,22; 12,42; 16,2).
En las primeras comunidades cristianas se habla más bien de ancianos (presbíteros), que estaban al frente de una comunidad de discípulos, pero trabajaban en una forma colegial (Hech 11,30; 14,23; 20,17; 21,18; 3Jn 1,1),
Ángel
Ángel significa enviado. mensajero. Su nombre hace referencia a la misión que Dios le encomienda (Gen 3,24; Ez 10,1; Sal 29,1; 80,2; Job 4,18; 5,1; Mt 1,20; 28,2). Hay algunos que tienen un nombre propio, de acuerdo a la misión que realizan. Rafael = medicina de Dios (Tob), Miguel = ¿quién como Dios? (Dn 10,13-21; 12,1; Jn 9; Ap 12,7), Gabriel = héroe (guerrero) de Dios (Dn 8,16; 9,21; Le 1,19; 1,26).
Ángel de Dios (Ángel de Yahvé)
EN el AT se usa la expresión “Ángel de Dios” como un modo respetuoso de hablar de Dios sin pronunciar su nombre. El Ángel del Señor es el mismo Señor, es Dios (Gen 24,7; Ex 32,34; Mal 3,1; 2Sam 24,26).
Ángel de la guarda
Ya desde el AT se cree que hay ciertos ángeles que tienen la función de ser protectores, sea de la persona o de un pueblo (Gen 24,7; Dan 6,23; 10,13.21; Sal 91,11; Mt 18,10; Heb 1,14; Hech 12,15).
La Tradición de la Iglesia, apoyada en la Escritura ha dado más énfasis al ángel de la guarda como un protector personal ante los peligros, un defensor de los hombres, especialmente de los niños (Hech 5,18-20; 8,26-29; 10,3-8; 12,6>11; 27,23-25), desde la infancia (Mt 18,10) hasta la muerte (Lc 16,22).
Anticristo
Anticristo significa «contra Cristo». Es un término que se puede aplicar a toda persona, pueblo, gobierno, imperio o toda acción que se opone a la misión y al plan de Dios realizado en Cristo. San Juan dice que aquellos que no reconocen o no confiesan a Cristo, los que abandonan la fe, los que reniegan de Jesús, son anticristos (1Jn 2,18-20; 4,3; 2Jn 1,7).
Los pasajes apocalípticos de los evangelios sinópticos hablan de los falsos cristos y falsos profetas que, con sus astucias y artimañas, engañarán a muchos y los harán renegar de la fe (Mt 13,5-21; Me 24,11). En este sentido habla también Pablo de un hombre, el hijo de la iniquidad, que se opone tenazmente a la realización del plan de salvación (2Tes 3,1-7; 2Tim 4,3-4). Se refiere, pues, a la fuerza del mal que hace la guerra a la acción salvadora de Cristo, pero que será eliminada definitivamente al final de los días.
Año Jubilar
A las siete semanas de años, es decir, al año cincuenta, se le llama año jubilar (Lev 25,8-17; 23,55; Is 61,1-2; Le 4,16-21). Este año era proclamado por un cuerno llamado «Jobel», de donde le viene el nombre, «Año jubilar». El sentido del año jubilar es que Dios es el único dueño de la tierra, y el hombre la tiene prestada. Dios es el dueño de la vida y del hombre; por lo tanto, en el año jubilar había que devolver la tierra a su dueño original, dar la libertad a los esclavos y saldar todas las deudas.
Año sabático
Como cada siete días los israelitas tienen un descanso (sábado), pensaban que los campos debían descansar también cada siete años. A este séptimo año le llamaban año sabático. Se perdonaban las deudas, las fianzas e hipotecas. Los esclavos también recobraban su libertad (Lev 25,1-7; Dt 15,1-11).
Apocalipsis
Significa revelación (Ap 1,1). Es el nombre que lleva el último libro de la Biblia. Se trata de una revelación que Dios da a conocer a Juan acerca de lo que ha acontecido a Cristo y lo que sucede a la Iglesia en esos días (Ap 1,1).
El Apocalipsis presenta un mensaje de fortaleza y consuelo dirigido a las comunidades de Asia Menor, que se encuentran en dificultades por la persecución de Domiciano (94-96 d.C.)
Por tratarse de un mensaje delicado, sobre todo en ese ambiente hostil a la fe, se trasmite mediante un lenguaje lleno de imágenes y símbolos, de modo que queda oculto a la mayoría de las personas, pero que es conocido por los destinatarios (Ap 5; 7; 12-14, etc.).
Apóstol
Apóstol significa enviado, mensajero o representante. En el NT se usa especialmente para referirse a los Doce (Me 3,13-15; Mt 10,2-5; Hech 1,13; Mt 19,28). Éstos son los testigos directos y cualificados para transmitir el mensaje recibido del Señor Jesús.
También se dice de Pablo y algunos hermanos que desempeñaban la labor misionera (Rom 1,1; Gal 1,1; 2,8; Ef 1,1; 2Cor 8,23; 11,5-13; Ap 2,2). Hay que distinguir cuando se habla de apóstol en referencia a los Doce (Mt 10,2; Me 3,13-14), los que cuentan con la autoridad especial de parte del Señor Jesús, y cuando se habla de apóstol en sentido de misionero o enviado (1Cor 12,28).
Árbol de la ciencia del bien y el mal
Dios puso en el jardín el árbol de la ciencia del bien y el mal (Gen 2,9). Pero el hombre tenía prohibido comer de él, bajo pena de muerte (Gen 2,17; 3,3). Comer de este fruto se ha entendido tradicionalmente como el poder conocer, distinguir entre el bien y el mal. Sin embargo, por el sentido general del pasaje, el conocer el bien y el mal significa más bien declarar por si mismos lo que es bueno y lo que es malo, no depender de nadie, es decir, ponerse en lugar de Dios, ser sus propios jueces, «ser como dioses».
Árbol de la vida
En las antiguas culturas orientales había la creencia de que en algún lugar desconocido había un árbol cuyos frutos daban la vida eterna. Solamente los dioses podían comer de esos frutos.
Tomando esas creencias, el autor del Génesis presenta el árbol de la vida, pero aquí se encuentra en el jardín, entre los árboles que el hombre podía comer (Gen 2,9). Según los estudiosos se quiere dar a entender que el hombre originalmente era inmortal. El pecado trajo la muerte y obstaculizó el acceso al árbol de la vida (Gen 3,22-24). Al final de los tiempos, el hombre podrá comer de sus frutos en el paraíso de Dios (Ap 2,7; 22,2.14).
Arca
El arca puede ser sinónimo de barca (Arca de Noé). Y puede ser también como una especie de cofre (Arca de la Alianza).
El Arca de la Alianza era una especie de caja de madera con varas a los lados para cargarla. Medía como 1.30 m de largo por 78 cm de altura. Dentro del Arca se conservaban las tablas de la Ley. Según la así llamada Carta a los hebreos, el Arca de la Alianza contenía “una jarra de oro con maná, la vara florecida de Aarón y las tablas de la Alianza” (Hb 9,4). Era para los israelitas señal de la presencia de Dios que ayuda a su pueblo y camina con él.
Areópago
Areópago significa «colina de Ares» = Marte. Era una colina rocosa al noroeste de la ciudad de Atenas. Allí se reunían los miembros del gobierno a celebrar sus sesiones; después se convirtió en el centro donde los filósofos exponían sus doctrinas.
Estando en Atenas, Pablo proclamó un discurso en el Areópago, logrando la conversión de Dionisio y Damaris, aunque haya sido rechazado por los demás (Hech 17,16-34).
Armagedón (Meguido)
Meguido era una ciudad importante en tiempos del Antiguo Testamento, situada en las colinas del Carmelo. Josué derrotó al rey de Meguido cuando los israelitas conquistaron Canaán (Jos 12,21; Jue 1,27-28; 5,19). Salomón eligió esa ciudad como fortaleza (1 Re 9,15). Los reyes Ocozías y Josías murieron allí mismo (2Re 9,27; 23,29).
Por las muchas batallas que se dieron en Meguido (Zac 12,11), el NT utiliza simbólicamente este nombre para referirse al lugar donde se dará la última y gran batalla (Ap 16,16).
Arrepentimiento
El arrepentimiento es el sentimiento que se experimenta del fin amargo de una acción injusta (Ex 13,17; 1Mac 11,10; Sal 51; Prov 5,11; 25,8; Eclo 33,20)        . En ocasiones se puede sentir arrepentimiento, aunque no necesariamente esto lleve a la penitencia (Mt 21,30; 27,3; Heb 12,17).
Por tanto, el verdadero arrepentimiento no consiste simplemente en decir: «lo siento», sino que exige más que sentir pesar por el pecado. «Arrepiéntanse sinceramente y vuelvan a mí, con ayunos, llantos y lamentos. Muestren con corazón quebrantado su pesar, no con sus vestidos» (Jl 2,12-13). El arrepentimiento es más interior (Le 18,9ss), es una decisión de romper definitivamente con el pecado (1Jn 1,8ss).
Jesús hizo un llamado a este mismo cambio interior del corazón, el cual está íntimamente ligado a la fe: «Arrepiéntanse de sus pecados y crean en el evangelio» (Me 1,15). El arrepentimiento es también un don de Dios. Cuando el hombre decide acercarse a Dios, no siempre es por amor y arrepentimiento, sino por conveniencia y en busca de protección (Oseas 3; Le 15,17). Pero en el encuentro con el amor misericordioso de Dios se produce el cambio interior (Le 15,18).
Ascensión
Durante cuarenta días después de su resurrección, Jesús hizo frecuentes visitas a sus discípulos, a los que deberían ser sus testigos. Después de esto subió a los cielos. Los discípulos estaban con él cuando «vieron que se elevó a lo alto hasta que una nube lo ocultó a sus ojos». A esta subida de Jesús a lo alto es a lo que llamamos ascensión. El significado teológico de la ascensión es que Jesús, una vez cumplida su misión en la tierra, fue elevado a lo alto, es decir, a la gloria que tenía desde el principio, a la derecha del Padre y desde ahí teína por los siglos de los siglos (Le 24,50-53; Hech 1,6-11; Heb 1,3; 4,14-16; 7,24-26; Jn 16,5¬15).
Asiria
Al norte de Babilonia se encuentra Asiría. Su capital es Nínive. Entre los años 900-600, Asiría alcanza su máximo poderío y se convirtió en un importante imperio que dominó toda la zona de Mesopotamia, incluso parte de Asia Menor.
En el año 722 Asiría invadió el reino del Norte y llevó desterrados a Nínive a los principales de Israel. Luego pobló la zona con hombres de muchos y diversos pueblos, haciendo desaparecer por completo el reino de Israel (2Re 14-17; Is 36-37). Por este hecho, Asiría pasó a ser, junto con Egipto y Babilonia, uno de los principales pueblos enemigos de Israel, símbolos de poderío, fuerza, opresión y esclavitud (Sof 2,13; Zac 10,11).
Atar y desatar
La expresión atar y desatar es usada para expresar la autoridad en materia de disciplina, para excluir o aceptar en la comunidad. También se refiere a la autoridad para enseñar. En este sentido se trata de la autoridad interpretativa de la ley.
En Mt 16,19 se habla de atar y desatar al entregar Jesús las llaves a Pedro. Las llaves son el símbolo de la autoridad real (Is 22,22); quien las recibía se constituía en el primer ministro.
El poder de las llaves se refiere a poder excluir o introducir a los hombres a la comunidad, declarar lo que está permitido. Esta misión no es sólo de Pedro, sino del colegio de los apóstoles (Mt 18,18). Sin embargo, la Iglesia, al contrario de los maestros fariseos (Mt 23,13), tiene la misión más bien de abrir las puertas del reino para todos.
Ateísmo
El ateísmo en la Biblia no consiste propiamente en negar la existencia de Dios, sino en negar o rechazar su influencia y acción en la vida de los hombres (Sal 14; 53). Se trata del hombre que vive como si Dios no existiera (Sal 10,4; 14,1; 53,2). La vida de este tipo de ateos es contraria a la de los hombres que conocen a Dios (Is 1,3; Os 4,6; Prov 1,7; 9,10), por tanto, es calificada como una locura o insensatez (Sal 14,1; Tit 1,16).
Augusto
Cayo Octavio César, el primero de los emperadores romanos, reinó desde el año 63 a.C. hasta el 14 d.C. Durante su reinado tuvo lugar el nacimiento de Jesús (Lc 2,1). Desde el año 27 a.C. se le dio al César el sobrenombre de «Augusto" (venerable, noble, excelso). Los emperadores posteriores a él también llevaron este título (Hech 25,21.25), incluso sus esposas, madres e hijas. Representaba el carácter sagrado de la dignidad imperial, por eso el Apocalipsis considera estos títulos como una blasfemia.
Ayunos
En la ley del AT se manda solamente un día de ayuno, el día de la expiación (Lev 16,29). Sin embargo, a partir de la conquista de Jerusalén y la destrucción del templo, se ayunaba también para recordar esta triste experiencia (Zac 7,5; 8,19). Se ayunaba además de manera general por causa de alguna catástrofe o epidemia especial (Jue 20,26; Neh 1,2-4; 2Sam 12,16; Est 4,16). La oración y el ayuno solían estar unidos; el pueblo ayunaba como signo de arrepentimiento.
Los signos exteriores consistían en no comer ni beber, desgarrar sus vestiduras, vestir ropas toscas, derramar polvo y ceniza sobre su cabeza, llevar el pelo despeinado y el cuerpo sin lavar (2Sam 12,16.20). Sin embargo, los mismos profetas y Jesús hicieron ver que estos signos exteriores no bastan. Lo que verdaderamente importa es el cambio del corazón (Is 58,3-5; Jl 2,13; Jon 3,5; Mt 6,16-18).  Para Jesús, el ayuno verdadero y meritorio es el que se hace en secreto (Mt 6,16-18), sin soberbia (Le 18,12), acompañado de la oración (Mt 17,21).
Parece ser que en las primeras comunidades cristianas se practicaba el ayuno, sobre todo antes de tomar decisiones importantes (Hech 13,2ss; 14,23). Sin embargo, ni en las cartas de Pablo ni en las cartas católicas se menciona el ayuno como una práctica religiosa, sino más bien como consecuencia de la misión evangelizadora (1Cor 4,11; 2Cor 6,5; 11,27; Flp4,12).
Ázimos (ver Fiestas)


Bb

Baal
Significa Señor, dueño, esposo. Cuando se habla de los baales se refiere a los dioses locales de los pueblos de Palestina y Siria (Jue 6,25-32; 1 Sam 12,10; 1Re 16,31; 18,26; 19,18; Jer 2,23; Sof 1,4). Luego se le dio el nombre de Baal a una importante divinidad a la que rendían culto los cananeos; a partir de entonces Baal es su dios principal. La principal diosa cananea era Astarté, diosa del amor y de la guerra (Je 2,13; Os 2,18).
Muchos de los reyes de Israel aceptaban y daban culto a Baal, lo que fue enérgicamente reprochado por los profetas (l Re 18,18-40; Jer 2,23; 11,13; Ez 6,6.6; Os 13,1 ss).
Babilonia
Es una ciudad ubicada a orillas del río Éufrates. Se convirtió en la capital del gran imperio babilónico. En los años 597 y 586 a.C., el rey Nabucodonosor de Babilonia conquistó Jerusalén y fueron desterrados muchas habitantes de Judá, entre ellos Ezequiel y Daniel. Es figura de la grandeza y del poderío humano. Según historias, en su época fue una ciudad apantalladora. El relato de la torre de Babel muestra de alguna manera este poderío y orgullo humano de los babilonios (Gen 11).
Debido a la desagradable experiencia del exilio, Babilonia se convirtió para los judíos en un símbolo de esclavitud, al igual que Egipto y Asiría, prueba y castigo de Dios a causa de haber abandonado la ley divina (Ap 17,5; 18,2). En el año 539 a.C., Babilonia fue conquistada por los persas, guiados por Ciro y comenzó la decadencia del imperio y la ciudad.
El libro del Apocalipsis habla de la gran Babilonia. Se trata de un símbolo del poder mundano enemigo de Dios y contrario a la Jerusalén celestial. En el Apocalipsis Babilonia es una figura simbólica para hablar de Roma o el imperio romano. Así como antiguamente Babilonia había esclavizado al pueblo de Israel, ahora el imperio romano está siendo hostil al nuevo pueblo de Dios: la Iglesia. Los símbolos y signos que la describen pertenecen tanto a la Babilonia histórica como a la Roma imperial (Cfr. Ap 14,8; 16,19; 17,1-19).
Bálsamo
Aceite obtenido de un arbusto que se da en los alrededores de Jericó (Cant 5,1.13; 6,2; 8,14). Es muy apreciado en el ambiente bíblico. Se usa especialmente para embellecer el rostro de la mujer (Cant 4,10; 14,16; Is 3,24; Est 2,12), para embalsamar a los muertos (2Cro 2,14; Me 16,1; Le 23,56; 24,1; Jn 19,40) y como aroma mezclado con el incienso en el culto (Ex 25,6; 30,24; 35,8.28; 1Cro 9,29ss). Se distingue del aceite que es usado para curar las heridas (Jer 8,22; 46,11; 51,11; Eclo6,11).
Barrabás
Significa “hijo del Padre”. Según la costumbre, a los judíos se les concedía la libertad de un preso en la fiesta de la Pascua. La gente prefirió a Barrabás y fue liberado por Pilato en lugar de Jesús (Mt 27,17; Me 15,11; Le 23,25; Jn 18,39). Era un delincuente: ¿criminal?, ¿político?,         ¿bandolero?, ¿revoltoso? (Me 15,7; Le 23,19; Jn 18,40; (Hech 3,14).
Baruc
Era secretario de Jeremías (cfr. Jer 36). El libro que lleva el nombre de Baruc es un llamado al arrepentimiento y la conversión. El pueblo debe reconocer que por su pecado fue llevado al destierro. Si se arrepiente y pide perdón, Dios será su salvación.
Bautismo
La palabra bautismo en griego significa sumergirse. En la Biblia esta palabra tiene mucho simbolismo (sumergirse en el sufrimiento (Me 10,38; Le 12,50). La inmersión en el agua es símbolo de purificación, pues al salir del agua el sumergido es otra persona. En algunos ambientes judíos y de otros pueblos se practicaba esta inmersión como símbolo de purificación. Juan Bautista le agrega la exigencia de la conversión y su bautismo es señal de arrepentimiento (Mt; 3,1-12; Me 1,1-18; Lc3,1-18; Jn1,1- 28). El bautismo cristiano es una realidad mucho más profunda. Se trata del bautismo en el Espíritu Santo, mediante el cual se borra completamente el pecado y se establece una comunión con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. El agua es símbolo del morir al pecado y nacer para Dios en una nueva creatura, morir y resucitar con Cristo (Jn 3,5; Rom 6,3ss; 2Cor 5,17; Col 2,20-3,4).
Bautista Es el título que se da a Juan, hijo de Zacarías, porque en su ministerio aparece bautizando en el Jordán, como signo de arrepentimiento (Mt 3,1; 11>11' 12; 14,2.8; 16,14; 17,13).
Belén
Viene de las palabras hebreas beth-lehem y significa «Casa del pan». Es una pequeña ciudad que encuentra en las montañas de Judea, a 8 km. al suroeste de Jerusalén. Se conoce como la ciudad de David, pues él mismo nació allí y allí fue ungido por Samuel como rey en lugar de Saúl (1Sám 16,1-13). Cerca de ahí fue sepultada Raquel, esposa de Jacob (Gen 35,19); allí fueron a vivir Rut y Noemí (Rt 1,19).
El profeta Miqueas había predicho que el Mesías había de nacer en Belén, a pesar de ser una población pequeña (Miq 5,2).
Más tarde, José y María subieron a Belén para el censo decretado por Augusto César y estando ahí le llegó a María el tiempo de dar a luz (Mt 2; Le 2). Pastores y sabios llegaron a esta ciudad para arrodillarse ante el niño Jesús, nacido en un pesebre. Poco después el rey Herodes, lleno de envidia, mandó matar a todos los niños menores de dos años de Belén. Estos niños muertos en Belén se conocen como los Santos Inocentes (Mt 2,16).
Belcebú
Es el nombre que se da al príncipe de los demonios (Mt 10,25; Me 3,22). Probablemente el nombre viene de Baal-Zebub, nombre que significa "señor del estiércol” o “señor de los demonios”, relacionado en la literatura rabínica contra el culto idolátrico.
Bendición
Es una acción destinada a procurar bienestar al hombre. La bendición es una acción propiamente de Dios (Gen 1,22-28; 12,2), pero también se encuentran bendiciones de los hombres. Balaam bendice a Israel (Num 23,11 ss), Isaac bendice a Jacob (Gen 27,1-40), Jacob bendice a sus hijos (Gen 48-49), Moisés bendice a su pueblo (Dt 33,1-29), los sacerdotes deben bendecir al pueblo. El libro de los números nos presenta la fórmula de la bendición, llamada «Bendición de Aarón» (Num 6,24-26).
También hay bendición de los hombres para Dios (Je 5,2.9), pero esta bendición hay que traducirla como alabanza y reconocimiento al poder divino.
En el NT Jesús bendice a sus discípulos (Le 24,50), a los niños (Me 10,16), el pan (Me 6,41; 14,22). (Cfr. Mt 25,34-41; Le 1,42.68; Rom 1,25; 16,24; 2Cor 1,3).
Beso
El beso es un signo de amor, cariño, afecto, ternura. Se acostumbraba el beso entre los esposos (Cant 1,1), padres e hijos (Gen 27,27; Le 15,20), parientes (Gen 29,19; Ex 18,7; Rut 1,14), amigos (Ex 4,27; 1Sam 20,41; 2Sam 19,40). Muchas veces el beso es signo de respeto y honor, aunque podía fingirse, como el caso de Judas (2 Sam 20,9; Prov 27,6; Mt 24,48; Me 14,14; Le 22,47).
Entre los cristianos había la costumbre de saludarse con el beso santo o beso de la paz, ya que se consideraban como miembros de una sola familia y con una relación de comunión muy especial (Rom 16,16; 1Cor 16,20; 2Cor 13,12; 1tes 5,26; 1Pe 5,14).
Bestia
El término bestia se refiere a la fiera salvaje o que vive de manera salvaje, que no es domesticada por el hombre ni puesta a su servicio (Gen 3,14; 9,2.5; 37,20). La bestia o fiera 9,2.5; 37,20). La bestia o fiera salvaje es símbolo de destrucción (Lev 26,22; Dt 32,24; Jer 12,9; 15,3; Ez 5,17; 14,21; Dan 4-5).
En el libro del Apocalipsis se habla de la bestia o dos bestias como poderes hostiles a Dios, junto con el dragón. La primera bestia encarna las cuatro bestias de Dan 7, pero las supera en crueldad. Es una figura del imperio romano, del cual se vale el demonio (Dragón) para luchar contra Cristo y su Iglesia (Ap 13,1-10). La segunda bestia encarna las religiones orientales que favorecieron el culto imperial y los intereses políticos, religiosos y económicos del imperio, siendo así también contrarios al proyecto cristiano (Ap 13,11-18).
Betania
Betania puede significar “casa de los pobres” o también “casa de Ananías”. Juan menciona en su evangelio dos Betanias (1,28; 11,1.18; 12,1). La Betania bíblica más importante es la que se encuentra cerca de Jerusalén, en la parte oriental del monte de los Olivos, junto al camino de Jerusalén a Jericó (Me 11,1; Le 19,29). Betania era el pueblo de los amigos de Jesús, Lázaro, Martha y María (Le 10,38; Jn 11,1).
Betel
Significa casa de Dios. Betel se encuentra en el camino de Jerusalén a Siquem. Desde antiguo fue un lugar especial para el pueblo. Allí elevó Abraham un altar a Yahvé (Gen 12,8; 13,3ss; 28,10-22; 31,13), Jacob pone una piedra conmemorativa después de su sueño (Gen 25,1-16; Jue 2,1).
Fue el primer santuario oficial que establecieron los israelitas después de su separación de Judá para el culto a Yahvé, aunque pusieron imágenes de becerros (1Re 12,26ss). Al caer en la idolatría, el culto en Betel será reprobado por los profetas (Am 3,14; 4,4ss; 5,5; Os 13,1 ss).
Biblia
La palabra Biblia significa libros. Por tanto, la Biblia es un conjunto de libros, divididos en AT y NT. El AT tiene 46 libros y el NT 27. Se conoce también como Escritura (Hech 8,32; 2 Tim 3,16)         , Escrituras (Le 24,27), Escrituras Sagradas (Rom 1,2), Sagradas Letras (2Tim 3,15), Palabra de Dios (1Tes 2,13). La Biblia contiene la Palabra de Dios. Es un mensaje de amor en el que Dios se da a conocer a los hombres y les enseña su plan de salvación.
Tiene un doble origen: divino y humano. La Biblia es Palabra de Dios, pues es inspirada por el mismo Dios; él es su autor principal. Pero es también palabra humana, ya que Dios no la escribió materialmente, sino que inspiró a hombres (llamados hagiógrafos), que pusieron por escrito, bajo inspiración, la Palabra de Dios (2Tim 3,16; 2Pe 1,20-21).
Bienaventuranza
La bienaventuranza se encuentra fundamentalmente en los libros sapienciales. Es una forma de alabar u homenajear a una persona por la dicha que tiene. Bienaventurado significa feliz, dichoso; es el que goza de felicidad (Is 30,18; Sal 1,1; Prov 3,13; 8,32.34; 14,21; Job 9,17; Eclo 25,7-11). En el NT se encuentran las conocidas bienaventuranzas. Jesús retoma la sabiduría de su pueblo y esta forma literaria para presentar como felices a distintos tipos de personas, pero la referencia principal de la felicidad es la pertenencia al reino (Mt 5,3-12; Le 6,20-33).
Blasfemia
Toda palabra o actitud gravemente insultante e injuriosa contra el honor de Dios o contra personas o cosas estrictamente relacionadas con él (Ex 22,27; Num 15,30; 2Re 19,4; 6,22; 1Mac 7,34-38; Tob 1,18; Is 52,5; Hech 6,11; 26,11; Rom 2,24; 1Tim 6,1; St 2,7; 1Pe 4,4; 2Pe 2,2; Jud 9; Ap 13,1.5s).
En el NT, el rechazo consciente y obstinado de Cristo o del Espíritu Santo, en cuanto constituye un pecado excepcionalmente grave, es también denominado blasfemia (Le 12,10).
Boanerges
Significa «Hijos del trueno». Jesús llamó así a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, al momento de su elección (Me 3,17), quizá por su temperamento impetuoso.
Brazo de Dios
Significa poder de Dios. Los débiles lo experimentan como defensa, mientras que los explotadores sienten el peso de su poder (Is 52,10; Le 1,51-53).


Cc

Caballo
Es símbolo del poder militar de un pueblo, por ser de gran utilidad para las batallas, tanto por la caballería y los carros de guerra (1Re 10,26). Sin embargo, la confianza del pueblo de Israel debe estar puesta en el Señor (Sal 20,8; Os 1,7).
Calendario
Para los judíos el tiempo se rige por el curso del sol y la luna. El día se divide en mañana y tarde. La noche se divide en tres vigilias: primera vigilia, vigilia de media noche y vigilia de la mañana.
Ya en el NT la división del día es a la manera romana. El mes es lunar y se compone de 29 días, 12 horas y 44 minutos. En cuanto al nombre de los meses, en el ambiente general se relacionaban con las estaciones del año, llamando así mes de las espigas, mes de las flores, mes de las aguas permanentes, mes de las lluvias abundantes. En los ambientes del campo se regían más por la agricultura y llamaban mes de la siembra, de la poda, de la recolección de lino, de la cebada, del trigo, etc. Finalmente adoptaron los nombres babilónicos, que son los que se usan actualmente en el judaísmo.
El año era también lunar. Consta de 12 meses de 29 y de 30 días. El año lunar duraba 11 días menos que el año solar. Antiguamente los judíos comenzaban el año en el equinoccio de otoño. Después siguieron la manera de los babilonios, comenzando el año en el equinoccio de primavera. La semana se rige por las cuatro fases de la luna. Solamente el día séptimo tiene nombre (sábado o shabat). Los demás días se llamaban solamente primer día, segundo día, etc. Más tarde empezaron a llamar al día sexto parasceve, es decir, preparación al sábado
Cáliz
Es una copa. Pero en la Biblia se usa más en sentido simbólico, dependiendo del contenido y no tanto de la forma. Se habla del cáliz de la ira de Dios (Ap 14,10). Beber el cáliz significa experimentar el sufrimiento (Sal 11,6; 16,5; 75,9; Jer 25,15-18; Hab 2,16; Mt 20,22-23; 26,39; Me 10,38-39).
Camino
Tiene significado simbólico. Se refiere sobre todo al modo de vivir de una persona, o a aquello que la orienta. Se usan expresiones como «buen camino», «mal camino», «los dos caminos», etc. (1Sam 12,13; Is 40,3; 55,8-9; Jer 18,11; 21,8; Sal 1, 6; 25,10). En el NT el camino es Cristo (Jn 14,6), es el evangelio, es decir, la vida del cristiano regida por el Evangelio. El camino no es algo estático, sino que implica siempre movimiento. Por eso los cristianos son llamados “los del Camino” (Hech 9,3-9).
Canaán
Es el nombre que se daba antiguamente a la región de Palestina. Es la llamada «Tierra Prometida». A los habitantes de esas tierras se les llamaba cananeos. Cuando los israelitas se establecieron en la tierra (hacia el año 1200 a.C.), poco a poco fueron sobreponiéndose, hasta dominar completamente la región.
Candelabro
Es un instrumento donde se colocan las lámparas. La lámpara alumbra mejor si se pone en el candelabro (Mt 5,15; Me 4,21; Le 8,16; 11,33). Era usado también en el culto. Al respecto es muy famoso el candelabro de los siete brazos, colocado en el santuario y cuyas lámparas están encendidas de manera permanente (Ex 25,31-40; 27,20; 37,17-24; Lev24,3ss; 1re 7,48). Juan lo utiliza en el Apocalipsis para designar las siete Iglesias (Ap 1,7.20).
Cantar de los Cantares
Es un libro poético, considerado el cantar por excelencia. Es un poema al amor; canta el amor recíproco de un amado y una amada. Desde un principio se ha vista como una expresión del amor de Dios para con su pueblo.
Caos
Significa abismo oscuro o tenebrosidad. En los relatos de la creación (Gen 1,1-2,4) se habla del caos para describir la situación de todo, antes del cosmos (orden, armonía). Como opuesto al cosmos, el caos es confusión,           desorden, inestabilidad.
Caridad
Es una palabra que en sentido bíblico se usa casi siempre como sinónimo de amor, no tanto como limosna (1Cor 13,1-13).
Carisma
Es una palabra griega que significa don, gracia. Desde el AT, en Is 11,2 se habla de los dones del Espíritu. En el NT se refiere a los dones que el Espíritu Santo distribuye en la comunidad cristiana para el bien común (1Cor 12,7). La carta a los romanos habla de tres carismas fundamentales para la comunidad: apóstol, profeta y maestro (Rm 1,1-6). Lo mismo presenta 1Cor 12,28, que presenta otros más secundarios. En 1Cor 12-15 se habla de la distribución de los carismas y de cómo vivirlos.
Carmelo
Carmelo significa jardín de flores. Lleva el nombre de Carmelo una sierra de 20 km de largo entre el Mediterráneo y la llanura de Yisreel (Jer 46,18; 1 Re 18,42-46). Se conoce como el Monte de Elías. Allí se refugiaba el profeta, allí se enfrentó con los 450 profetas de Baal. También Eliseo, su discípulo, vivió un tiempo en el Carmelo (1Re 18,19ss; 2Re 4,23.25).
Carne
Se refiere al cuerpo, pero más específicamente al cuerpo en cuanto a su humanidad. Algunos textos hacen referencia a la humanidad en cuanto a la debilidad, a sus limitaciones e incluso al pecado (Mt 26,41). Puede referirse a alguien de la misma sangre, pariente (Gen 2,23).
Casa
Puede significar morada, familia o tribu. La casa simboliza la vida familiar. Muchas palabras de la Biblia están formadas con la palabra hebrea Bet, que significa casa. Bethelem (Belén) = casa del pan; Betsaida = casa de la pesca; Betel = casa de Dios; Betania = casa del pobre.
Castidad
Es la virtud que ordena la vida sexual de la persona. Se distingue del celibato y la virginidad. Mediante estos estados de vida se renuncia al matrimonio, mientras que la castidad se exige a todos, en cada estado de vida en que se encuentre, sea en la vida celibataria como matrimonial. Se trata de ordenar la vida sexual y observar la fidelidad al estado de vida particular.
En la Biblia se habla de ciertas prácticas como opuestas a la castidad como el adulterio, el incesto, la prostitución, la homosexualidad, etc. (Ex 20,14.17; Dt 5,18.21). Jesús hablará de una castidad que implica también el deseo y el pensamiento (Mt 5,8.28; 15,10-20; Me 7,14-23).
Al mismo tiempo, sobre todo en los libros sapienciales, se alaba la castidad dentro del mismo matrimonio (Sab 3,13-14; 4,1; Eclo 26,14-15) y se ponen personajes determinados como modelos de castidad, José (Gen 37,9-26), Sara (Tob 3,14), Susana (Dan 15,23). En el NT San José es el modelo de castidad. Por lo que se refiere a María, Jesús, el apóstol Juan y otros, se habla más bien de virginidad y celibato (Mt 19,12).
Castigo
El AT está lleno de referencias al castigo de Dios por el pecado de la persona o del pueblo (Gen 4,15; Ex 8,2.32.34; Lev 26,28; Dt 8,5; 22,18; Is 10,12; 13,11; 40,2; Jer 2,19; 14,10; 21,14; 23,2; Os 4,9; Am 3,2; 3,14; Sal 89,32). Este castigo es entendido como una forma de educar a su pueblo y con el fin de provocar el arrepentimiento y hacerlo cambiar de conducta (Ex 20,5; 34,7; Is 60,10; Ez 11,10; Os 11,9; Job 5,17; Prov 3,12; 19,18; 23,13-14), pues Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva (Ez 18,23; Os 14,2).
Los evangelios hablan de un castigo temporal en el sentido de alguna pena por un delito o falta (Mt 24,51; Le 12,46). Pero se habla también de un castigo eterno que se dará en el juicio final para los pecadores o malvados que definitivamente han rechazado a Dios y su obra (Mt 25,46; 2Pe 2,9).
Cefas            
Es una palabra aramea que significa roca. En la lista de los apóstoles de Jesús, siempre está en primer lugar Simón (Mt 10,2), a quien Jesús mismo le cambió el nombre por Cefas (Petra o Petros en griego: Jn 1,42), de donde surgió el nombre propio de Pedro. Anteriormente no existía Petros como nombre propio.
El nombre de Pedro hace referencia a la misión que Jesús le confía: ser el fundamento de la Iglesia (Mt 16,18), guiar al pueblo de Dios y velar por él (Le 22,31-32; Jn 21,15-17), ejerciendo la autoridad en nombre de Jesús (Mt 16,19).
Ceguera
La ceguera física era muy frecuente en Palestina, en gran parte originada por el clima, el polvo y la suciedad (2Sam 5,6-8; Tob 2,10-14; Is 59,9ss; Jer 31,8; Sof 1,17). En la ley existían diferentes disposiciones sobre el trato con los ciegos (Lev 19,14; Dt 27,18). Los ciegos no podían ejercer funciones sacerdotales (Lev 21,18) y no se podía presentar un animal ciego como ofrenda (Lev 22,23; Dt 15,21; Mal 1,8).
La ceguera se interpretaba muchas veces como un castigo de Dios (Gen 19,11; Ex 4,11; Dt 28,28ss; 2Re 6,18; Is 29,9; Zac 12,4; Hech 13,11). Se curaba con la hiel del pez (Tob 6,5.9), pero era muy rara, por lo que su curación se consideraba como milagrosa (Is 29,18; 35,5; Jn 9,32; 10,21). En los evangelios hay muchas narraciones de curación de ciegos (Mt 9,27-31; 11, 5; 12,22; 15,30ss; 20,29-34; 21,14; Me 8,22; Le 4,18ss; Jn 9; 10,21; 11,37).
En sentido metafórico la ceguera es la incapacidad de descubrir la presencia de Dios, su acción y su mensaje. La ceguera interior puede venir a consecuencia del soborno (Ex 23,8; Dt 16,19), la obstinación (Mt 15,14; 23,16-26; Jn 9,29-41), el pecado (ls 6,10; 43,8; Jn 12,40), la ignorancia (ls 42,7.16; Rom 2,19; 2Cor 4,4; 2Pe 1,9), la negligencia (ls 56,10), la tibieza (Ap 3,17) o el odio (1Jn 2,11).
Celibato
Célibe es la persona que no se casa, o sea que no ejerce la sexualidad física, por tanto, no engendra o no tiene hijos. En el AT el celibato es casi sinónimo de esterilidad, por tanto, es considerado como un castigo o maldición (1Sam 1,6.11.15; Is 4,1).
Se subraya la esterilidad de Sara, Rebeca, Raquel, Ana, etc. En esos relatos contrasta la amargura de la esterilidad con el poder de Dios que la transforma en fruto de vida, ya que Dios realiza su proyecto por encima de todos los imposibles. Dios manda a jeremías permanecer célibe, como símbolo de la esterilidad y soledad del pueblo.
El NT presenta el celibato como un don de Dios excelente, un consejo evangélico con vistas al reino de los cielos (Mt 19,12) y la consagración total al proyecto de Dios (1Cor 7,32-34), aunque no es una ley general del NT (Hech 21,9; 1Tim 3,2.12; Tt 1,6). Ap 14,4 habla del celibato o virginidad como sinónimo de la pureza de la fe.
Ceniza
Simboliza lo efímero (Job 13,12) , lo que no tiene valor (Gen 18,27; Is 44,2; Eclo 40,3; Lam 3,16), haciendo referencia a la brevedad y caducidad de la vida. Es también signo de penitencia, dolor y luto (2Sam 13,19; Is61,3; Jer2,6; Ez27,30; Lam 3,16; Jon 3,6; Sal 102,10; Job 2,8).
Centurión
Los grupos más pequeños de la infantería romana tenían den integrantes. Al jefe de los cien (centuria), se le llamaba centurión. Mateo y Lucas presentan la curación del sirviente de un centurión, a quien Jesús alaba por su fe (Mt 8,5-13; Le 7,1-10). Juan lo llama funcionario real (Jn 4,46-54).
En la narración de la crucifixión se presenta también un centurión (Mt 27,54; Me 15,39; Le 23,47). Era el jefe de los soldados comisionados para la crucifixión. Al ver la muerte de Jesús y lo que acontece después llega a comprender que Jesús es el Hijo de Dios. El mismo centurión informó a Pilato de la muerte de Jesús y se le concedió el cuerpo a José de Arimatea (Me 15,44ss). Los evangelios apócrifos llaman a este centurión Petronio o Longinos.
En los Hechos de los Apóstoles se presenta a Cornelio también como centurión (Hech 10,1); había otro centurión llamado Julio (Hech 27,1).
César
Era el título que se daba a los emperadores romanos en tiempos del NT (Me 12,14-17; Hech 25,1-12). Se habla de varios Césares:

  1. Augusto (30 a.C. - 14 d.C.). Bajo su imperio nació Jesús (Le 2,1-13).
  2. Tiberio (14 - 37 d.C.). Durante su reinado tuvo lugar la vida pública de Juan Bautista y Jesús (Le 3,1). En los textos de Mt 22,17.21; Le 23,2 y Jn 19,12.15 se habla también de Tiberio.
  3. Calígula (37-41 d.C.). No es nombrado en el NT.
  4. Claudio (41 - 54 d.C.). Es mencionado en relación al hambre que había de venir (Hech 11,28) y con la expulsión de los judíos de Roma (Hech 18,2; Cfr. 17,7).
  5. Nerón (54 - 68). A él se refieren Hech 25,8-10, cuando Pablo es acusado delante del tribunal del César y 25,11 ss cuando Pablo apela al César. San Pedro y San Pablo murieron mártires durante su reinado.

Cetro
Se trata de un arma para la lucha cuerpo a cuerpo. Propia de los dioses, los héroes y los reyes. En manos de los reyes y gobernantes el cetro es signo del poder (Gen 49,10; Jue 5,14; Num 24,17; Est4,10; Is 14,5; Ex 19,11; Am 1,5.8; Sal 2,9; 45,7; 110,2).
Cielo
Es lo que está por encima del hombre. En primer lugar, el firmamento, lugar donde brillan los astros (Gen 1,6-8). Es también la morada de Dios (ls 66,1; Sal 2,4; Mt 5,16.45.48; 6,1.9; 7,11; 10,32; Me 11,25¬26), pero de manera simbólica, ya que Dios es superior a cualquier espacio.
Desde el cielo Dios manda el maná (Jn 6,31), la lluvia (Le 4,24), el fuego (Le 9,54; 17,29), los ángeles (Mt 28,2; Le 22,43), el Espíritu Santo (Mt 3,16; Me 1,10; Le 11,13; Jn 1,32-34). Levantar los ojos al cielo significa elevar los ojos a Dios (Mt 14,19; Me 6,41; 7,34; Le 9,16; 18,13; Jn 17,1).
El cielo es también la morada de Cristo glorificado. Dese la ascensión Cristo está sentado a la derecha del Padre (Me 16,19; Hech 3,21; Heb 8,1; Ef 1,20; 2,6; 1Pe 3,22). Ha entrado para siempre en la morada de Dios (Heb 9,11 ss).
El cielo es también la morada de los justos, donde su recompensa será grande (Mt 5,12; Le 6,23), recibirán sus tesoros (Mt 6,20; 19,21; Le 12,33)           , reciben de Dios una morada eterna (2Cor 5,1), se sentarán con Cristo (Ef 2,6; Ap 3,21)      y estarán delante del trono de Cristo (Ap 7,9).
Muchas veces, por respeto y reverencia religiosa se pone cielo en lugar de Dios (1Mac 3,18; 4,10.24.55; 12,15; 2Mac 7,11; Sal 73,9. Así mismo en el evangelio, sobre todo en San Mateo, se usa la palabra cielo o cielos para referirse a Dios; reino de los cielos es igual a reino de Dios (Mt 5,3; 21,25; Le 15,18.21).
Circuncisión
Se trata de una operación que consiste en cortar circularmente el prepucio. Entre los judíos era un rito que debía realizarse a los ocho días de nacer (Gen 17,12; Le 2,21).
En un principio, debía ser un rito de iniciación a la vida matrimonial y consiguientemente a la vida comunitaria de la tribu (Gen 34,14ss). Poco a poco se fue cargando de sentido religioso hasta convertirse en el rito y señal que marcaba la pertenencia a la alianza divina y al pueblo de Dios. La circuncisión
fue el signo de la Alianza que hizo Dios con Abraham de concederle una grande descendencia (Gen 17,1 ss).
En el NT la circuncisión, representativa de la antigua ley, queda superada por la ley del espíritu; y la verdadera circuncisión es la del corazón (Rom 2,25-29; Gal 5,2-6; Flp 3,2¬3; Col 2,11-15).
Codo
(Ver Medidas) El codo es una medida de longitud. Equivale a 45 cm. (Ex 25,10ss).
Cólera
Se habla de la cólera o ira de Dios como sinónimo de castigo (Sal 95,11). Es una manera popular de ver los acontecimientos como causados directamente por Dios, sin tomar en cuenta la acción libre de las personas. En la Biblia la ira de Dios se referencia fundamentalmente al juicio. Si un hombre peca, caerá la ira de Dios contra él; si un pueblo abusa de su poder y oprime a los débiles, se las verá con la cólera de Dios (ls 3,14; 34,5; Jer 25,31; Ez 28,26, Os 5,1, Jl 3,2). El NT también habla de la ira de Dios (Rom 5,9; Tés 1,10)
Colores
Generalmente tienen valor simbólico:
Blanco: inocencia (Is 1,18; Sal 51,7; Eclo 9,8; Ap 3,4.5.18), alegría (Ap 1,14; 2,17; 3,4ss.18; 4,4; 6,11; 7,9.13; 19,11.14), gloria celestial (Dan 7,9; Zac 6,3; Mt 17,2; 28,3; Me 9,3; 16,5; Le 9,29; Jn 20,12; Hech 1,10; Ap 4,4; 6,2.11), victoria (Ap 3,4.5.18; 4,4; 7,9.13; 19,14) eternidad (Ap 1,14). Negro: lo negativo, lo malo, muerte: (Jer 4,28; Zac 6,2.6; Cant 4,7-8; Ap 6,5.12). Púrpura: riqueza, majestad, lujo (Ex 25,4; Jue 8,26; Est 8,15; Prov 31,22; Ez 23,6,27,7.16; Dan 5,7.16.29; Mc15,17; Le 16,19; Jn 19,2; Ap 17,4; 18,12.16). Rojo: violencia, pecado, muerte (2Re 3,22; Is 1,18; 63,1ss; Ap 6,4; 16,3ss). Verde: peste, cadáver en descomposición (Ap 6,7-8).
Colosenses
Son los habitantes de Colosas, a quienes por el año 62 Pablo les escribe una carta, estando encarcelado en Roma. En el tercer viaje (Hech 18-19) San pablo evangelizó esta comunidad. El contenido fundamental de la carta es aclarar el papel de Cristo como único mediador de la salvación, ya que estaban en el peligro de contaminar la fe con un sincretismo que unía elementos religiosos judíos y paganos.
Comunión
La comunión es esencial a la vida religiosa, especialmente a la vida cristiana. El hombre fue creado para vivir en comunión con Dios. La desobediencia del hombre rompió esta armonía con Dios, pero Cristo vino a restituirla. Por tanto, en Cristo podemos vivir de nuevo en comunión con Dios y con el mismo Jesús (Jn 15,1ss: 17,1ss.21).
Concupiscencia
Es el apetito desordenado de placeres carnales (Mt 5,28; Rom 6,12; 1Tes 4,5; 2Tim 3,6; 4,3; Tit 3,3; St 1,14.15; 1Pe 4,2.3; 2Pe 1,4; 2,10.18; 3,3), el deseo ambicioso de bienes terrenos (Me 4,19). San Juan dice que hay tres tipos de concupiscencia: la de la carne, la de los ojos y la jactancia de las riquezas (1Jn 2,16).
Conocer
En la Biblia no se trata de una noción intelectual, sino de una experiencia. El conocimiento, cuando se refiere a Dios, implica una comunión íntima con él y con su proyecto salvífico (Os 6,6; Jn 1, 18; 4,1).
Por otra parte, conocer significa también tener relaciones sexuales (Gen 4,1.17.25; 19,5.8; 24,16; Num; 31, 17. 18; 1Re 1,4; Os 2,20; Mt 1,25; Lc 1,34).
Consagrado
Significa ofrecido a Dios. Ya que Dios es el único Santo, separado de toda realidad limitada, lo que se le ofrece se separa, se santifica, se consagra para Él (Ex 13,2; 16,23; ,3.38.41; Lev 7,35; 16,32; 27,21, Num 3,3; Dt 15,19; Is 13,3).
Conversión
La conversión implica un cambio radical de vida, dejar los caminos humanos y abrazar el camino (conducta) según el proyecto de Dios (1Re 8,47.48; 2Cro 6,24; Sal 19,7; 51,13; 90,3). Desde al A.T este era un mensaje importante en los profetas (Is 6,10; 9,13; 19,22; Jer 3,14.22,5,3; 15,19; 18,8.11; 23,14; 31,18; 44,5; Ez 3,19; 14,6; 18,30.32; 33,14; Dan 9,13; Os 5,4; 11,5; 14,2; Jl 2,12; Jon 3,8.10; Ag 2,7).
En los evangelios sinópticos la conversión es el mensaje de la presentación de Juan el Bautista y de Jesús (Mt 3,2.11; 4,17; Me 1,4.15; Le 3,3).
Corazón
Es el centro de la persona (Gen 18,5; 1Sam 25,37).  Generalmente corresponde a lo que hoy llamamos mente o conciencia, lo más íntimo (Gen 20,5-6; 1Sam 24,6; Jos 22,5; Un 3,19-21). Es la sede del hombre interior (Sal 73,26; 1Tes 2,17; 1Pe 3,4), constituye la propia personalidad (Mt 24,48; Me 2,8; Le 12,45); es la sede y origen de los pensamientos (1Re 3,11-12 Dan 2,30; Mt 15,19; Me 2,6.8 Le 1,66; 2,19.35.51; 3,15; 5,22,9,47), de la fe o la duda (Me 11, 23; Le 24,38; Rom 10,6-10), los deseos, pasiones y sentimientos (Mt 5,28; 6,21; 12,34; Le 6,45; 12,34; 24,32; Jn 14,1; 16,6; Rom 9,2; 10,1).
En el corazón se siembra la palabra del evangelio (Mt 13,19; Le 8,12.15), se forman los juicios y se toman decisiones (Prov 16,23; Jn 13,2; 1 Cor 7,37; 2Cor 9,7); en el corazón brilla la luz de la verdad (2Cor 4,6) y tiene lugar el acto de fe (Rom 10,10).
Los pensamientos del corazón son los proyectos de la persona; la expresión «habló en su corazón», significa pensó; dar o poner el corazón es lo mismo que poner atención.
Corbán
Originalmente se trata de una ofrenda hecha para el santuario (Lev 1,2). Con el tiempo a todo el tesoro del templo, es decir, al conjunto de cosas ofrecidas, se le llamó Corbán. Las cosas ofrecidas al templo se consideran consagradas, por tanto, no pueden ser usadas para lo profano.
Jesús acusó a los fariseos de anular el mandato de honrar al padre y a la madre (Ex 20,12; Dt 5,16)            , ayudándolos en sus necesidades, con el pretexto del Corbán, es decir, de declarar sus bienes como ofrecidos al templo (Mt 15,5; Me 7,11).
Cordero
Es símbolo de sumisión y mansedumbre. Es el animal preferido para los sacrificios ofrecidos a Dios (Gen 22,7; Ex 29,38; Lev 9,3). A partir del Éxodo el cordero se convierte en símbolo de la liberación y de la Alianza (É 12,43-51). Is habla del cordero de Dios como el mediador de la salvación por su sufrimiento (Is 53,7). glorificado y tiene todo el poder y todo el conocimiento (Ap 5).
Corintios
Aunque es una ciudad griega, el emperador la había poblado con gente de diversos lugares, por lo que tenía una gran diversidad cultural y religiosa. En su tercer viaje misionero, Pablo fundó en Corinto una comunidad cristiana (Hech 18,1-8; 1Cor 4,15).
A esta comunidad le escribe dos cartas. En la primera de ellas los exhorta a la fidelidad de la fe en medio de esa cultura sincretista. La segunda carta es una defensa de su ministerio, dados algunos cuestionamientos a su persona y al mensaje que les transmitió.
Corona
Es un signo de dignidad y majestad, ligada fundamentalmente al reinado (2Sam 12,30; 2Re 11,12; Est 1,11; 2,17; Sal 2,1.3; Prov 4,9; Cant 3,11; Mt 27,29; Me 15,17; Jn 19,2.5). En algunos pasajes bíblicos tiene sentido de culmen o plenitud (Is 62,3; Sal 65,11; 103,4; Prov 12,4; 14,24; 16,31; 17,6). Posteriormente, dado que a los triunfadores de diversas competencias se les otorgaba alguna corona, se convirtió en signo de victoria (1Cor 9,25; Flp 4,5; 1Tes 2,19; 2Tim 4,8; St 1,12; 1Pe 5,4; Ap 2, 10; 3,11; 6,2; 9,7; 12,1; 14,14).
Cristiano
Es el discípulo o seguidor de Cristo. En Antioquía, por el año 43 se les dio por primera vez el nombre de cristianos a los seguidores de Jesús (Hech 11,26). Los judíos los llamaban en forma despectiva nazarenos; los discípulos se llamaban a sí mismos hermanos, santos, fíeles, creyentes o discípulos. El nombre de cristianos probablemente les fue dado por los funcionarios romanos para distinguirlos como un grupo entre los judíos. Quizá en este sentido, el emperador Agripa dice en tono irónico a Pablo: “por poco me haces cristiano”. (Hech 26,28),
En I Pe 4,16 se emplea por primera vez el nombre de cristiano en un escrito cristiano. Parece ser que ese nombre se fue imponiendo poco a poco hasta ser adoptado por ellos mismos.
Cristo
Es una palabra griega que significa “Ungido”, correspondiente al hebreo Mesías. Los discípulos fueron descubriendo en Jesús (hechos, palabras, actitudes, su persona) al Mesías esperado desde el AT, por eso le dieron estos títulos (Mt 16,16; Jn 20,31). En las confesiones de fe se decía Jesús, Jesucristo o Jesús el Cristo, por lo que poco a poco se convirtió en nombre propio: Jesucristo o Jesús el Cristo (Mt 1,16; 27,17; Mc 1,1; Jn 1,17; Hech 2,38; 5,42; 9, 34). Al propagarse el evangelio entre los griegos no era para ellos muy común el Cristo como un título y se fue convirtiendo también en nombre propio de Jesús, particularmente en Pablo (Rom 6,4.8ss; 8,17; 9,3; 1Cor 1,12ss; 17,23)      .           -
Crónicas
Dos libros de la Biblia llevan el título de Crónicas. Crónica significa acontecimiento, historia. Se trata de una narración de la historia de Israel, resumiendo, completando o interpretando la historia transmitida en el libro de los reyes. No se trata de una mera repetición, sino de una interpretación, poniendo énfasis nuevos, como por ejemplo el sentido de ser de la comunidad, la ascendencia de David desde Abraham, etc.
Cruz  
Para los judíos la cruz es señal de maldición y escándalo (1Cor 1,18-23), ya que los peores malhechores, según las costumbres romanas, morían crucificados. En Jesús, la cruz marca la división del A. T. y N, convirtiéndose en signo de reconciliación de todos los pueblos y salvación universal. Para el cristiano la cruz es signo de la entrega de Jesús, es decir, es el signo de nuestra salvación.
Cuadrante (ver Monedas)
Cuerno
Primeramente, el cuerno servía como recipiente para el aceite de la unción (1Sam 16,1.13; 1Re 1,39). Era también un instrumento para convocar al pueblo, en especial el cuerno de carnero, llamado Jobel (Jos 6,46.8.13; 3,27; 6,34), Sin embargo, ya desde antiguo, el cuerno, sobre todo si es de carnero o toro, es símbolo de poder y de fuerza. En las traducciones al español se usa más bien la palabra fuerza, fortaleza, ánimo, energía o poder (1Sam 2,1.10; 1Mac2,48; Jer 48,25; Ez 29,21; Sal 18,3; 75,5.11; 89,18; 92,11; 112,9; 132,17; 148,14; Eclo 47,5.7; 49,5; Job 16,15; Lam 2,3.17). En la literatura apocalíptica el cuerno o los cuernos simbolizan el poder (Dn 7-8; Zac 1,18-21; Ap 5,6;   12,13; 13,1.11; 17,3.7.12.16).
Culto
La palabra culto viene del verbo latino colere, que tiene el sentido de cultivar, cuidar, servir. Se entiende por culto el servicio que se hace para expresar las relaciones personales o comunitarias con Dios. Generalmente está unido a un rito o un conjunto de ritos mediante los cuales se expresa tal relación. Por eso se necesitan personas, lugares, tiempos y acciones especiales para realizar el culto, mismos que adquieren, por su servicio y significado, una connotación de sacralidad.
En el AT no hay propiamente una palabra para designar el culto religioso. Se habla casi siempre de servicio (verbos «sharat» y «abad» en hebreo) al templo (Ex 12,25ss; 13,5; 27,19; 30,16; Num 3,26; 4,12.23-25; 31,36; 2Cro 24,14), y designa fundamentalmente la actividad de los sacerdotes en cuanto a los sacrificios y rituales de purificación.
La traducción de los LXX (traducción del hebreo al griego llamada «de los setenta») traduce las palabras hebreas a veces por ergon (Num 4,23) o katergon (Ex 30,16), que significan obra, acción o servicio. Sin embargo, utilizan una terminología especial para el culto en general «latreia» (Ex 12,25; 13,5; Jos 22,27). Usan también la palabra «teyturgia», (obra o acción del pueblo), para referirse al culto de los sacerdotes y levitas en el santuario (Num 16,9; 18,4.6;1Cro9, 19; 2Cro 35,16)
Curaciones
Dentro de los múltiples milagros de la Biblia, en especial en los evangelios, muchos de ellos son catalogados por los estudios como curaciones. Se trata de afecciones de la piel, heridas, fracturas o enfermedades físicas. Isaías curó a Ezequías (2Re 20, 7), Rafael cura a Tobit (Tob 11,8.11ss). Se usan ciertos medicamentos sencillos (Is 1,6; Jer 8, 22; Sab 7, 20; cfr. Eclo 38, 1-8.12ss). Pero se prohíben las prácticas de curandería o superstición ligadas al sentido mágico (2Re 1,1-4; 2Cro 16,12). Hay la conciencia de que Dios mismo es quien cura, por lo tanto, hay que recurrir a él (Dt 32,39; Os 6,1; Tob 3,17; Eclo 28,9ss).
Jesús se encuentra frecuentemente con enfermos, pero no juzga la enfermedad en orden al pecado, sino que ve en ella una oportunidad para manifestar el favor y el poder de Dios. Tiene compasión de los enfermos (Mt 20,34) y los cura (Mt 8,16); (Mc 1Cor 11,28). Enfermedad=flaqueza y debilidad (Sal 38,11).


Dd

Daniel
En la tradición se conocía un sabio llamado Daniel (Ez 14,14). Es el nombre que lleva un libro de la Biblia, el cual se escribió al rededor del segundo siglo a.C. El contenido del libro es un mensaje de fortalecimiento a las comunidades que se encuentran en medio de persecuciones y complicaciones culturales (imposición de la cultura griega en tiempos de los macabeos). El mensaje fundamental es que los reinos de este mundo terminarán para dar paso al reino eterno de Dios.
Se presenta al personaje principal: Daniel, como uno de los desterrados por Nabucodonosor a Babilonia, donde con su sabiduría ayuda a los israelitas a mantenerse fuertes ante los embates de la cultura dominante.
Aunque el libro se escribió unos trescientos o más años después del destierro en Babilonia, el autor toma este pueblo como signo de dominio cultural, ya que durante el exilio representó siempre una tentación para los judíos de abandonar sus prácticas religiosas y costumbres para adaptarse a la nueva cultura. Así mismo, en el siglo II la cultura griega representa esta misma tentación para los judíos.
David
Nació en Belén, hijo de Jesé y el menor de ocho hermanos. Fue ungido por Samuel como rey de Israel en lugar de Saúl (1Sam 16). Inició estando al servicio de Saúl, primero como cantor y después de matar a Goliat fue puesto al frente de una parte del ejército. Se ganó la amistad de Jonatán y el amor de Mikol, hijos de Saúl. Su fama y valentía crecieron ante todo Israel y esto despertó los celos y la envidia del rey. Saúl quiso desaparecer a David, pero se escapó huyendo a las montañas. A la muerte de Saúl David fue aceptado por todas las tribus y tomó posesión del reino.
David fue el rey más importante de Israel (años 1012-972 a.C.); unificó los reinos y extendió ampliamente su poder. Conquistó Jerusalén e hizo llevar el Arca de la Alianza allá.
David representó la figura ideal de rey y de persona también. Fue el parámetro para juzgar o valorar todos los reyes posteriores a él. Se convirtió también en la figura del rey mesiánico, por lo que el mesías o rey eterno tendría que ser hijo (descendiente) de David (2Sam 7s12-f5; fe 11,1.10; Jer 23,5; 2: f Ez 34, 23-31; 37, 24-28: Os 3,5). En el NT se reconoce a Jesús como el hijo de David (Mt 9,27; 12,23; 21,9; 22,42).
La tradición considera a David como un gran artista. Escribió las lamentaciones sobre Saúl y Jonatán (2Sam 1, 19-27), así como otras lamentaciones o himnos (2Sam 3, 33ss; 23,1-7); se le atribuyen muchos de los salmos, aparece como encabezado en 73 de los 150 que tiene la Biblia (la versión de los LXX le atribuye 83). Ciertamente David escribió muchos salmos, pero quizá el número se ha aumentado por la fama de este gran rey poeta.
Decálogo
Significa «Diez palabras», haciendo referencia a los diez mandamientos que Dios dio a Moisés en el Monte Sinaí (Ex 20,1-17; Dt 5,6-21). Se trata de una forma metodológica que ayuda al pueblo a recordar y observar de manera fácil y breve las principales normas de comportamiento. Es una forma muy común en la cultura religiosa. Hay también una especie de decálogo cultual en Ex 34,10-16 y el salmo 15 es como un decálogo en forma de oración. Jesús resume el decálogo en el mandamiento del amor (Mt 22,36-40).
Dedicación (ver Fiestas). Se trata de una fiesta que recuerda la dedicación y consagración del templo hecha por Judas macabeo.
Demonio (s)
La palabra griega «daimon» expresa potencia sobre humana; en la tradición popular se refiere a los espíritus malignos que ejercen su acción para hacer daño mediante enfermedades o cosas semejantes.
En los libros apócrifos del AT se habla de los demonios como seductores de hombres y enemigos de Dios. Son ángeles caídos que se rebelaron contra Dios; están sometidos a Satán el príncipe de los demonios.
En el NT se habla poco de los demonios. Son estos espíritus malignos sometidos a Satán, el gran enemigo de Dios (Mt 25,41; 2Cor 12,7; Ef 2,2; Ap 12,7).
Los demonios, como enemigos de Dios y de su plan, amenazan la vida de los cristianos (2Cor 12,7; Ef 6,12, 1Jn 4,1); al final de los tiempos se anuncia una acción más violenta por parte de los demonios (1Tim 4,1), sin embargo, los demonios y el mismo Satán han sido vencidos por Cristo, por tanto, no tienen ya ningún poder sobre los que son de Cristo. Él ha dado poder a sus discípulos sobre los demonios y toda clase de enfermedad y dolencias (Mt 10,1; Me 3,15; 16,17-18; Le 10,17-22).
Denario (ver Monedas). Es una moneda romana. Equivalía al sueldo de un día de trabajo. Ver monedas.
Descanso
Primeramente, el descanso se refiere al reposo físico. Poco a poco se le da al descanso un sentido religioso. El descanso puede referirse al posarse de Dios sobre las cosas o personas (Num 11,25; Is 11,2), el descansar de la mano de Dios (Is25,10), al proporcionar Dios descanso al pueblo (Is 14,3; 28,12). Dios los hace descansar cuando les da la tierra y cuando vencen a sus enemigos (Dt 3,20; 12,10; 25,19; Jos 1,13. 15; 21,44).
Para el pueblo de Israel el descanso sabático adquiere especial importancia. Se le da el significado de acuerdo al séptimo día de la creación (Gen 2,2; Ex 20,11). Dios consagró el día séptimo y el descanso sabático se puso como ley y fiesta de guardar para todo el pueblo.
La ley del sábado de alguna manera se había establecido también en consideración a los esclavos, a los extranjeros e incluso al ganado (Ex 16,21.25; 20,10). La enseñanza fundamental de este descanso es que trabajar seis días y uno descansar y dedicarlo para el culto a Dios.
Desierto
Durante cuarenta años los israelitas anduvieron de un lado a otro por el desierto. Además del significado real (desierto=desolado), el desierto tiene también un sentido teológico. El desierto es considerado como un lugar santo; el lugar de la manifestación de Dios (Ex 3,1ss; 19; 1 Re 11-18). Los cuarenta años del pueblo en el desierto fueron una época de especial cercanía de Dios con su pueblo (Os 9,10; 11,1; 12,10; 13,5). Esta especial cercanía de Dios resalta la infidelidad del pueblo (Sal 77,17.40; 94,7-11; 105,13.33; Ez 20).
El N. también valora la peregrinación de Israel como una manifestación especial de Dios (Jn 3,14; 6,31.49; Hech 7,30ss; 13,18; 1Cor 10,5; Heb 3,8.17). Hay también la consciencia de que el desierto es el lugar donde surgen los movimientos escatológicos o mesiánicos. Juan Bautista aparece predicando en el desierto (Mt 3,1; Me 1,4; Le 1,80; 3,2); Jesús inicia su ministerio en Galilea después de estar cuarenta días en el desierto (Mt 4,1-11; Me 1,12; Le 4,1); la mujer del Apocalipsis (la Iglesia), encuentra refugio en el desierto (Ap 12).
Deuteronomio
La palabra Deuteronomio significa segunda ley (cfr. Dt 17,18). Es el libro que trata de las declaraciones que hace Moisés sobre la ley dada por Dios en el Sinaí, recordando las leyes del Éxodo y el Levítico (Dt 6,4-5).
Dada la experiencia de Israel en el desierto, hay una insistencia fuerte en la escucha de la palabra y la puesta en práctica. El escritor del Deuteronomio agrega al discurso del decálogo o del mandamiento más importante la frase: «Escucha Israel», para hacer especial énfasis en la obediencia.
Diablo (Belcebú, Demonio, Satán). Del griego diábolos, que significa arrojar, acusar. Se identifica con la serpiente del Gen 2,3 y con la figura del Satán. El diablo es el gran enemigo de Dios, es el señor de este mundo, pero su poder se destruye ante Cristo y su reino. Su intención es llevar a los hombres a la ruina ((Jn 8,44); por propia culpa ellos se hacen esclavos del diablo (1Jn 2,8.10). Está detrás y causa el pecado 81Jn 3,8), es el dueño de los espíritus malignos y está detrás de toda idolatría y superstición (Hech 13,10). Es el príncipe de este mundo (Jn 12,31; 14,30; 16,11; 1Jn 5,19), pero Cristo vence al demonio le arrebata todo poder y dominio (Mt 12,28ss; Jn 12,31).
Diácono
Significa servidor. En el NT la palabra diácono tiene diversos significados. Diácono es el que sir/e en un banquete (Jn 2,5.9); es el ministro de Dios o de los hombres (Mt 20,26; 22,13; 23,11; Me 9,35; 10,43). Los cristianos en general son servidores de Cristo o de Dios (Jn 12,26; 1Cor 3,5; 2Cor 6,3ss; 11,23; Col 1,7; 4,7; 1tes 3,2).
En la primitiva comunidad cristiana, la palabra diácono designa a la persona que desempeña un ministerio en la Iglesia (Flp 1,1; 1Tim 3,8.12). El pasaje de Hech 6-7 se ha visto siempre como el nacimiento del ministerio diaconal.
Diáspora
(Destierro) Significa dispersión, Hace referencia sobre todo al destierro, el cual fue una experiencia difícil para el pueblo de Israel (Sal 42; 137). El reino de Israel (Norte) fue conquistado por Asiría en el año 722 a.C. y a muchos israelitas se los llevaron cautivos a Nínive. En el año 587 Nabucodonosor, rey de babilonia, conquistó el reino del sur, destruyó la ciudad de Jerusalén, incluyendo el templo, y principales de Judá fueron llevados a Babilonia.
El destierro representó una época de desdicha, un desastre (Lam 3,47-51; Jer 25,10-11). Sin embargo, los más sensatos tuvieron oportunidad de reencontrarse consigo mismos y con Dios, y de profundizar en el sentido de su relación con él (Tob 13,3-11).
Mediante esa experiencia, orientado por los profetas, Israel se dio cuenta que no era más que una de tantas naciones que en cualquier momento podría desaparecer, a menos que retornara a su fidelidad a la Alianza y recobrara su dignidad de «Pueblo de Dios», pues ésta era su grandeza (Sal 147,2). En este sentido, el destierro fue como una purificación y un motivo de para hacer conciencia.
Más tarde se usó el término "Diáspora» para referirse a todos los judíos residentes fuera de Palestina.    
Diezmo
Todos los años se entregaba a Dios (al templo) como ofrenda el diezmo, es decir, la décima parte de las cosechas (Lev 27,30¬33). Todo se repartía en tres partes: la primera para el sostenimiento de los sacerdotes; otra para las comidas sacrificiales de los creyentes y las familias en las grandes fiestas; la tercera parte se dedicaba al socorro de los pobres, viudas y forasteros (Num 18,21; Dt 14,22-29).
En el NT ya no se exige el diezmo, sino que Jesús dice que hay que comer y beber lo que la gente comparte, pues el obrero merece su salario (Mt 10,9-10; Le 10,3-7).
Dios
Del griego theós, = divino. Israel, a diferencia de las culturas circundantes, era una nación monoteísta. Más que una definición de Dios se encuentran numerosas referencias en relación a las características de su naturaleza, basadas en su revelación.
Es el primero y el último (Is 41,4; 44,6; 48,12), eterno, omnipotente, viviente (Sal 36,10), creador del cielo y de la tierra (Gen 1,1.31; 2,4), dirige los destinos de los pueblos, pero ha elegido a Israel como su propiedad (Ex 19,5), es el compasivo y misericordioso (Ex 34,6; Is 54,8; 49,13; Sal 103,8; 146,9; Job 15,11).
La característica fundamental de Dios en Israel es la «santidad» (Is 40,25; Hab 3,3; Os 11,9). Sin embargo, este Dios «Santo», que está por encima y sobre todas las cosas, se hace presente mediante su manifestación en obras y palabras; se comunica al pueblo mediante abundantes pruebas de su poder gloria.
El NT se basa conceptualmente en el AT para referirse a Dios. Sin embargo, se acentúan otros aspectos o características más personales. En el NT Dios se manifiesta más cercano, como un padre (Jn 14,9, 20,17).
El término Dios (Teos) es el más usado en el NT para referirse a Dios. La fe en el único Dios es fundamental para el cristianismo (Mt 12,29; 23,9; Rom 3,30; 1Cor 8,4.6; Gal 3,20; 1Tim 2,5; St 2,19).
En este sentido, hay continuidad entre el AT y el NT El Dios de los cristianos es el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, es el Dios de Israel (Mt 15,31, 22,32; Me 12,26; Le 1,68; 20,37; Hech 3,13; 5,30; 7,32; 13,17; 22,14; 2Cor 1,3; 6,16; Ef 1,3; Heb 11,16; 1Pe 1,3). Así como Dios eligió a Israel, ha elegido a los creyentes como nuevo pueblo de su propiedad (Hech 15,14; 20,28; 1 Pe 2,9; Heb 11,25).
Sólo en él se cree (Rom 4,3; Gal 3,6; Tit 3,8; St 2,23; Heb 6,1; 1Pe 1,21), en él se espera (Hech 24,15; Rom 4,18; ¿Cor 3,4; 1Pe 3,5). Por eso la comunidad cristiana no debe tener al lado de Dios ningún ídolo, ni el dinero (Mt 6,24), ni el vientre (Flp 3,19), ni las potestades del cosmos (Gal 4,8ss), sino servir únicamente a Dios, hacer su voluntad y permanecerle fiel.
Didracma (ver Monedas) Es un tributo del templo.
Diluvio
Se trata de una antiquísima inundación catastrófica. En la tradición de muchos pueblos antiguos se ha conservado su recuerdo.
El escritor del Gen 6-9 retoma el hecho de este acontecimiento y lo interpreta a la luz de la fe para dar una enseñanza religiosa. El relato quiere mostrar la realidad humana y la perversidad general de la humanidad. Pero Dios, el creador de todo el mundo, es también su guardián y purifica la faz de la tierra.
La enseñanza del relato es que no basta con hacer morir a los malvados para que Se purifique la tierra, pues el pecado surge en la voluntad y libertad humanas. Se necesita la acción de Dios y que el hombre entre en relación con él para conocer y cumplir el designio divino para la humanidad.
Discípulo
Es una palabra que se usa en los evangelios y en el libro de los Hechos. El discípulo es el que abraza la doctrina del maestro y se adhiere a la persona de Jesús. Se une a él de tal manera que corre la misma suerte (Mt 4,19; 8,22; Me 1,17; 2,14), llamado a sufrir (Mt 10,24-25; Me 8,34-35; Le 4,26ss; Jn 12,25ss). Sera testigo de los acontecimientos de Jesús: vida, muerte y resurrección. En el libro de los Hechos se aplica el término de discípulo a todos los cristianos (Hech 6,1; 9,1.25; 11,29; 21,16).
Divorcio
El divorcio era en Israel un privilegio del varón. Él tenía derecho a la separación, cuando descubría alguna falta (Dt 24,1; Eclo 7,26; 25,30). Para separarse de su mujer bastaba que le emitiera el escrito de repudio (Dt 24,1; Is 50,1; Jer 3,8; Os 2,4; Mt 5,31; 19,7) y probablemente había alguna fórmula de separación que se pronunciaba (Os 2,4). La mujer no tenía este derecho (Jue 19,2-10).
Sin embargo, el divorcio no era lo ideal y muchos trataban de combatirlo para evitar los abusos que se daban, Se perdía el derecho de repudio si el varón había acusado falsamente a su mujer de relaciones sexuales prematrimoniales (Dt 22,13-19} o él mismo la había forzado antes del desposorio (Dt 22,28). Además, se establecía un precio a pagar al padre de la mujer y si el varón quería volver a casarse debería pagar de nuevo, Los mismos profetas combatían el divorcio (Mal 2,14-16).
Jesús rechaza definitivamente el divorcio corno contrario a la finalidad misma del matrimonio establecido desde el Principio por Dios (Mt 5,32; 19,1-9; Me 10,2-12; Le 16,18). Pablo de igual manera rechaza el divorcio (Rom 7,2-4).
Doctor de la Ley
Es el experto en las cosas de la Biblia; en el tiempo de Jesús se refiere al AT, fundamentalmente en la Ley y los Profetas. También se le llama Escriba.
Los escribas o doctores de la ley surgieron y se afianzaron poco a poco a partir del regreso del destierro. Se dio un impulso grande a la ley y a su conocimiento para mantener su identidad. Los escribas se dedicaban a reproducir copias del texto sagrado, a leer e interpretar la Escritura ante la comunidad (Cfr, Neh 8,1-12).
El título de doctor se refiere fundamentalmente al conocimiento intelectual, no necesariamente en el sentido de que se viva lo que se conoce (Cfr. Mt 11,5; Jn 3,10). El sabio y entendido corre el riesgo de usar su conocimiento como fuente de poder y vanagloria (Me 12,38-40; 1Cor 1,17-31), perdiendo el sentido religioso y del proyecto de Dios, para lo cual muchas veces los sencillos son más sensibles (Le 10).
Domingo
Es una palabra que viene del latín Dóminus, que significa Señor. El domingo es por tanto el «Día del Señor». Para los cristianos tiene el sentido de fiesta que se guarda y celebra para recordar la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, que fue precisamente el día domingo, conocido por los judíos como primer día de la semana (Mt 28; Me 16; Jn 20).
Dote
El padre debía proporcionar a la hija una dote. Era como el seguro económico que le procuraba cierta independencia y de la cual podía disponer a su antojo, incluso después de su matrimonio. En el Israel antiguo la dote podía ser una esclava (Gen 16,1; 24,59; 61,29; 24,29). Era como una propiedad personal y estaba a su disposición (Gen 16,2.6; 30,3ss.9). Una vez establecidos en Canaán, podía tratarse también de bienes materiales (Jos 15,18ss; Jue 1,15).
Dracma (ver Monedas). Es la moneda griega que equivale al denario romano, con valor de un día de trabajo.
Dragón
En las culturas antiguas (Babilonia, Siria, Fenicia) se hablaba de un monstruo causante del caos, contrario a Dios. El AT retoma estos relatos mitológicos y representa con el dragón a estas fuerzas del caos y a todo poder que se opone al plan de Dios; en algunos pasajes se presenta como el leviatán o serpiente o monstruo marino (Is 51,9; Dan 14,22-28; Sal 74,13; í Job 7,12, 26,13).
En Ap 12,3-7 aparece el dragón luchando contra la mujer en cinta (cfr. Gen 3,15), pero es arrojado junto con sus ángeles a la tierra. Da poderes a la bestia del mar y es adorado junto con ella (Ap 13,2-4), arroja por sus fauces espíritus impuros (Ap 16,13).
Para el Apocalipsis ya no se trata del monstruo mitológico, sino que se identifica con la antigua serpiente, el diablo y Satán, pero es encadenado por mil años por un ángel (12,9; 20,1-3)
Duda
En la Biblia se usa la palabra duda el sentido de falta de decisión, el no definirse. Dudar es no tener la valentía que viene como don de Dios, por la fe.


Ee

Eclesiastés
Quiere decir predicador, el hombre que habla en la asamblea o en la Iglesia. Un libro del AT lleva el nombre de Eclesiastés, lo que quiere decir, eclesial. A veces se le llama Qohelet. Significa lo mismo, pero se usa la palabra hebrea Qahal, que significa asamblea o Iglesia.
Eclesiástico
Es el nombre de un libro del AT. Recibe ese nombre porque era muy leído en la asamblea litúrgica, la Iglesia. En algunas traducciones de la Biblia se le llama Sirácida o Sirácides, por referencia al nombre que tenía antiguamente. Se le llamaba Sabiduría de Jesús, hijo de Sirac. Sirácida o Ben Sirac significan Hijo de Sirac. Éste es uno de los libros deuterocanónicos.
Edades
En el libro del Génesis se habla de personajes que tenían edades avanzadas. Se refiere fundamentalmente a una cuestión numérica (ver números). Una larga vida, una grande descendencia y una tierra abundante significaban la bendición de Dios. Lo que se quiere decir fundamentalmente con los muchos años de los antepasados es que se trataba de personas especiales, bendecidas por Dios de manera abundante.
Efraím
Es el nombre de uno de los hijos de José el soñador; reconocido por Jacob como hijo (Gen 48-49), por eso es considerado como una tribu de las principales del norte. En ocasiones se usa el término Efraím para referirse a todo el reino del norte o reino de Israel (Os 6,4).
Efesios
Son los habitantes de la ciudad de Éfeso, una ciudad fundamentalmente comerciante. Pablo formó una comunidad importante en Éfeso (Hech 18,19ss), y les escribió una carta estando en prisión. Se trata de una reflexión teológica muy importante sobre el misterio y la vida de la Iglesia.
Ejércitos (Dios de los...)
En el AT es muy frecuente la expresión “Yahvé Sabaot”; significa Yahvé de los ejércitos. La expresión Yahvé de los ejércitos expresa el poderío de Dios. Las estrellas y todo cuanto existe se mueven conforme a un poderoso designio de Dios, en uniformidad, corno si fueran un ejército. De la misma manera, el supremo emperador de la tierra es Dios, y él mueve las naciones y sus ejércitos conforme a su designio.
Elección
El sentido de la elección se resume en esta frase: «No me eligieron ustedes a mí, sino que yo los he elegido a ustedes» (Jn 15,16). Todo depende de Dios, no del hombre (Dt 7,7-8; 9,4-5). Dios es quien elige. Eligió a Abel y no a Caín (Gen 4,3-5); a Isaac y no a Ismael (Gen 17,15-21); a Jacob y no a Esaú (Gen 27,36¬37; 28,12-15); a José y no a sus hermanos (Gen 37,3; 45,5). Eligió a Israel, de entre todos los pueblos. Los que escucharon el llamado de la elección de Dios han de obedecerlo y dedicar su vida a su servicio, como Abraham, Moisés y los profetas, los apóstoles y todos los cristianos (Rom 9,18-29; 1 Pe 2,9).
Elías
Un profeta que vivió en tiempos del rey Ajab, primera mitad del siglo IX y predicó en el reino del Norte. Elías es el prototipo del profetismo. Celoso por la fidelidad al único Dios de Israel logró que en la región del Carmelo se desterrara el culto a los baales cananeos y se estableciera el culto a Yahvé (1 Re 17-2Re 2).
Elíseo Profeta sucesor de Elías. Muy conocido por sus milagros y su intervención en la política (2Re 2-13).
Enfermedad
Se mencionan diversos tipos de enfermedades. Se relacionan directamente con el pecado, como consecuencia, por lo tanto, son interpretadas como castigos de Dios (Ex 11,4ss; Num 12,9-13; 1Sam 16,14; Is 1,58; 48,5; Os 5,12ss; Sal 38,3-9; Eclo 38,10). La bendición, por el contrario, es la salud, la prosperidad, sabiduría, muchos años de vida, etc. (Gen 12,1-4). Los medios para la salud eran en primer lugar la oración (2Re 20,3ss; Sal 38,41; Eclo 38,9ss), el ayuno (2Sam 12,16ss), los votos y sacrificios (Num 25,8), aunque también se acudía a los médicos (2Re 8,29; Is 3,7; Eclo 38,4ss; Sab 7,20). Los remedios naturales eran muy comunes para las curaciones como el vino y el aceite (Is 1,6), los bálsamos (Jer 8,22; 46,11; 51,8), los parches de higos (2Re 20,7), y la hiel de pez (Tob 11,7ss).
Se esperaba que en los tiempos mesiánicos. desapareciera toda enfermedad y serían días de salvación. Jesús demuestra en su ministerio, al sanar a muchos enfermos, que estas promesas se están cumpliendo. En sentido cristiano, la enfermedad y el dolor son signos de la fragilidad y la condición humana, con promesas de su total desaparición en la plenitud de la vida eterna, donde no habrá más lágrimas ni llanto (Ap 21,4-5).       
Epístola
Muchas veces se toma la epístola como sinónimo de carta. Ciertamente tienen muchas semejanzas, aunque también se puede hacer alguna diferencia. Mientras la carta es particular y presenta datos precisos del remitente y destinatario, la epístola es sobre todo un rema doctrinal que se desarrolla y expone en forma de carta. Los escritos de san Pablo son llamados cartas y también epístolas, pues tienen elementos de ambos géneros. Se puede observar al respecto la carta a los efesios en comparación con la carta a Filemón. Efesios es más epístola que carta (es más doctrinal), mientras que Filemón es propiamente una carta.
Esaú
Es el hermano de Jacob (Gen 25. 25-26). De cada uno surge un pueblo diferente. Mientras Jacob es el padre de las tribus de Israel Esaú es el padre de los edomitas; Esaú es Edom (Gen 36,1.8-9.43).
Escándalo
Escándalo es una trampa que se pone para hacer caer (a los animales en la caza) o a cualquiera en el camino. Escandalizar significa hacer tropezar. En la vida cristiana escandalizar se refiere al mal testimonio, motivo para que otros se desanimen o pierdan la fe. Nosotros mismos podemos escandalizarnos, tropezar ante las cosas de Dios cuando no asemejamos nuestra vida a su voluntad       y presentamos resistencia (Mt 13,5; 26,31.33; Me 6,6; 14,27.29), pero también podemos ser ocasión de escándalo para los demás (Mt 18,6-7; Me 9,42; Le 17,1-2).
Escatología
Escatología se refiere a los últimos acontecimientos, las últimas cosas. En varios momentos en Israel se tuvo una tensión      escatológica, manteniendo la esperanza de una manifestación de especial Dios al final de los tiempos, la venida del mesías o la era mesiánica.
Para el NT la acción y misterio de Jesús es ya la última etapa, la plenitud de los tiempos y manifestación plena de Dios. Sin embargo, se trata de una tarea que se realiza en el mundo y también con una tendencia escatológica. El reino de Dios ya ha llegado y se va construyendo en la historia con una orientación hacia la plenitud en la vida eterna.
En la doctrina de la Iglesia se habla de algunos temas escatológicos, es decir, de los últimos tiempos: el fin del mundo, el juicio final, el purgatorio, la resurrección, la vida eterna (Gloria), el infierno...
Escriba
Es el nombre que reciben, desde el tiempo de Esdras, los maestros que estudiaban y enseñaban la ley (Esd 7,6.11.12.21). Aunque en el NT los escribas se mencionan frecuentemente unidos los fariseos (Me 7,1), cada grupo religioso (fariseos, saduceos, esenios) contaba con Escribas, que no eran los mismos que los sacerdotes. No todos los escribas eran contrarios o enemigos de los cristianos (cfr. Hech 5,34).
Esdras
Era sacerdote muy versado en la ley, es decir, era un Escriba, conocidos también como maestros de la ley. Su acción se desarrolla en el regreso del destierro, animando con la lectura y explicación de la palabra al pueblo en su lucha por la reconstrucción del templo y la reconstrucción nacional.
Esenios
Grupos de judíos que se separaban de los demás para vivir su vida religiosa de una manera más radica y en tugares más recogidos (como tipo monasterios). El movimiento esenio representaba una corriente muy importante y bastante extendida, cuyos miembros no se reducían al grupo que vivía exiliado en el desierto de Judá, sino que se hallaban esparcidos por todas las ciudades principales del país.
Esperanza
Es la confianza plena en un futuro bendito dado por Dios, Se apoya en Dios, que ha dado las promesas (Heb 10,23). En el AT las esperanzas están fundamentadas    en la manifestación del reinado de Dios por medio del Mesías. En los evangelios sinópticos se espera la vivencia del reino de Dios. San Pablo ha tratado de manera más profunda el tema de la esperanza (1 Cor 15; 2Cor 4,16-5,10), colocándola en unión con la fe y la caridad, las tres virtudes por excelencia.     
Espino
El espino es un arbusto que no da fruto; al contrario, daña la tierra y araña a quien se acerca. Es símbolo del impío (Jue 9,14), y también es lo que ahoga la planta y le impide dar fruto (Mt 13,7).
Espíritu
La palabra hebrea «Ruaj» significa viento, hálito, soplo de vida, espíritu. En la persona, el espíritu es lo que obra, es la fuerza, es la voluntad; es sinónimo de alma.
En algunos pasajes del AT se habla ya del espíritu de Dios entendido como su acción, su voluntad, su fuerza. En algunas ocasiones se dice expresamente Espíritu Santo, y en el NT se aclarará y profundizará más sobre la persona del Espíritu Santo.
Espíritu y Verdad
En el pasaje de Jesús y la Samaritana se dice que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en Espíritu y Verdad. Esta expresión representa una superioridad en la forma (y lugar) de realizar el culto en el ambiente judío y el ambiente samaritano. Los samaritanos consideraban el monte como el lugar propicio para la manifestación de Dios, por lo tanto, para la oración. Para los judíos el templo es el único lugar r el encuentro con Dios. Jesús, al contrario, habla de un encuentro en el interior de la persona, no dependiendo de un lugar, sino de la disposición sincera del corazón.
Por otra parte, la adoración en Espíritu y Verdad es una adoración según el Espíritu y Según la Verdad, es decir, conforme a la acción del Espíritu Santo y en la persona de Jesús (él es la Verdad). En la eucaristía se exalta la adoración cuando se dice «Por Cristo, con él y en él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu santo...». Esta doxología (glorificación) es una manifestación clara de la adoración al Padre en Espíritu y en Verdad. 
Esther
Es el nombre de un libro didáctico del AT Describe la situación de un pueblo judío destinado al exterminio por decisión de un enemigo. Esther, desde su posición de reina y mediante su astucia y valentía, salva a su pueblo y provoca la ruina del enemigo.
El libro de Ester se escribió originalmente en hebreo (una versión más corta) entre finales del siglo III y principios de II a.C. Posteriormente se le agregaron algunos pasajes en griego, especialmente de oraciones.
Su finalidad es favorecer en el pueblo disperso la confianza y esperanza en Dios, un Dios que los salva y salvará siempre. Es
una motivación que exalta las virtudes de la valentía, la confianza, la astucia, cosas tan difíciles, Dios se vale de lo más sencillo para salvar a su pueblo. En cuanto a los pueblos paganos, ellos deben aprender a confiar en los judíos, pues son responsables en sus oficios y deben respetar las costumbres de cada pueblo comprendido en su reino.
Eucaristía
Jesús en la Última Cena instituyó el sacramento de la eucaristía y el sacerdocio. En la consagración, el pan y el vino ofrecidos se transforman en el cuerpo y sangre de Cristo, que se reparte en comunión para los fieles.
El NT llama a este sacramento Cena del Señor o Fracción del Pan (Hech 2,42; 20,7). La palabra Eucaristía significa acción de gracias. En la misa terminamos con una acción de gracias, por eso se comenzó a llamar a la Cena del Señor Eucaristía.
Eunuco
Eunuco significa castrado. La castración podía ser por causas naturales (Sab 3,14; Mt 19,12), o podía ser producida, especialmente para personas que trabajaban en la cohorte; por ejemplo, el servidor del rey (Gen 37,36; 39,1; 1 Re 22,9; 2Re 8,6; 23,11), el jefe del ejército (2Re 15, 19), el oficial de la cohorte (Est 1, 10; 2, 3, 14; 4, 4). También se le encomendaba el cuidado de los niños.
Jesús enseña que se puede ser también eunuco (casto), en sentido espiritual, haciendo una opción por el reino de los cielos (Mt 19,12).
Evangelio
Evangelio significa Buena Nueva (Me 1,1; Le 4,18-21), que consiste en la comunión con Dios y con su Hijo Jesucristo. Jesús mismo es la Buena Nueva, es el evangelio (Me 1,1).   
El contenido del anuncio del evangelio es este: Cristo padeció por nuestros pecados, fue crucificado, muerto y sepultado y resucitó al tercer día, como dicen las Escrituras, subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre, donde ha sido constituido Señor de vivos y muertos. Por su muerte y resurrección alcanzamos la vida eterna (Le 2,10-11; Rom 1,1.16¬17; 1Cor 1,17-23; 15,3-4; Ef 1,6¬13).
Excomunión
Excomulgar significa excluir o expulsar de la Iglesia. Se trata de alguna persona que Persiste en algún pecado, que cae en apostasía o herejía. La Iglesia sentencia la excomunión con el fin de que tal persona tome conciencia, pueda arrepentirse y dejando su pecado, sea reincorporado en la comunión eclesial (cfr. 1Cor 5,1-5).
Exilio
En el año 722 el reino del norte (Samaría) fue conquistado por Asiría, y muchos israelitas fueron llevados a Nínive o a otras regiones asirías. En el año 586 fue conquistado el reino del Sur: Judá, por Nabucodonosor, rey de Babilonia, y los principales fueron exiliados y llevados a Babilonia.
Fue una experiencia muy profunda de dolor y una crisis muy fuerte, pero al mismo tiempo una oportunidad de poder reflexionar en la identidad del pueblo y su relación con Dios. Esta experiencia fue también importante para profundizar en la identidad del pueblo. Muchos escritos del ÁT tienen como base la experiencia del exilio.   
Durante el destierro, los profetas Ezequiel e Isaías II tratan de hacer reflexionar al pueblo, a fin de que reconozca su alejamiento de la ley y restablezca su pertenencia a Dios, al único Dios, y entonces él los salvará de esa situación y traerá una era de fidelidad y prosperidad.
Éxodo
La palabra éxodo significa salida. Es el nombre que lleva por título el libro que habla de cómo el pueblo de Israel salió de Egipto, donde estuvo como esclavo. Trata también de cómo este pueblo llega a formar una nación, adquiere la libertad y hace la Alianza con Dios en el Sinaí (Ex 3,10; 14,15ss; 19,16¬20,17; 34,10).
Exorcismo
Los cuatro evangelios, especialmente los sinópticos, presentan el exorcismo como una actividad importante y fuerte del ministerio de Jesús (Cfr. Me 1,21-28; 3,15; 5,1-20; 6,12; 7,24-30; 9,14-29 y paralelos).
En los sinópticos, la expulsión de los espíritus malignos por parte de Jesús es signo de que el reino de Dios ha llegado en él. El poder del demonio ha llegado a su fin y es sometido por el poder de Dios. Así mismo, los que creen en Jesús, tiene poder de vencer al demonio.
Expiación
(Fiestas) Expiar significa limpiar, purificar, purgar, pagar o restituir, etc. Por el pecado el hombre pierde la comunión con Dios. Su preocupación principal consiste en quitar esa separación y a esto se le conoce como expiación.
Se trata de un rito antiguo en el que se hacía un sacrificio como sacrificio. Primero ofrecía un sacrificio por su propio pecado y el de los sacerdotes; después ofrecía otro por los pecados del pueblo. Era el único día del año en que el sumo sacerdote entraba al Santo de los Santos (Lev 16).
Sin embargo, ya desde el AT el pueblo se dio cuenta que el hombre por sí mismo no es capaz de expiar el pecado, y que se necesita que Dios mismo intervenga. Isaías habló del siervo de Dios que vendría a resolver ese problema (Is 52,13¬53,12). En el NT vemos cómo Dios envió a su Único Hijo, el cual cargó sobre sí mismo nuestros delitos. Su muerte en la cruz fue el sacrificio perfecto en favor de todos los hombres Murió en vez de nosotros; pagó nuestra deuda. (Me 10 45- '15,34-38; Jn 3,14-17; 2Cor5,14- 21; Ef 2,14; Heb 7,26; 9,28; 10,19-20).
Ezequiel
Profeta que realizó su predicación durante el exilio de Babilonia. Su mensaje fundamental es una invitación al arrepentimiento, a reconocer que el exilio es el fruto de haber olvidado la alianza. Sin embargo, Dios siempre ha estado con su pueblo, manifestándole su gloria. Él mismo promete una salvación más plena para sus fíeles; les dará un espíritu nuevo y un corazón nuevo (Ez 36).


Ff

Familia
La familia del AT era patriarcal. El jefe era el Padre y constituía la familia, no sólo su esposa e hijos, sino también los servidores y todos los allegados. Una característica importante de la familia patriarcal es la solidaridad, la preservación de los bienes y costumbres del clan o tribu. Por eso había que casarse con alguien de la familia; surgió la ley del levirato para preservar los derechos del primogénito, y la ley del goel (rescatador) para rescatar los bienes de la familia.
Se permitía la poligamia. El marido podía repudiar a la mujer por alguna falta de adulterio o mala conducta. Los hijos eran muy queridos, especialmente los Varones, los cuales eran circuncidados a los ocho días de nacidos.
Faraón
La palabra faraón significa «Casa grande». Era el título que se daba a los antiguos gobernadores de Egipto.
Fariseos
Fariseo significa separado. Es un tipo de mentalidad y espiritualidad puritana y rigorista que mantenía aislados del resto del pueblo a los que formaban parte de dicho grupo. Presumían de mayor perfección que los demás, por lo cual despreciaban a los que no conocían o no practicaban la ley (gente del campo, recaudadores, pecadores, etc. (cfr. Le 18,9-14). insistían en la observancia del sábado y en la pureza ritual. Su apego escrupuloso a la ley y a la tradición de los mayores los condujo a la autosuficiencia y soberbia, que les impidió reconocer en Jesús al enviado de Dios (cfr. Mt 9,11 ss; 15,1ss; 16,6.11-12; 23,13-25).
Faz (Rostro)
La faz es la apariencia, la presencia, la manifestación. Cuando se pide a Dios que no esconda su rostro o que muestre su rostro, se pide fundamentalmente que sea propicio, que sea favorable con el orante (Num 6,24-26; Sal 13,1; 17,15; 27,8-9; 31,16; 67,1; 69,17; 102,2).
Fe
Se refiere fundamentalmente a la respuesta humana al plan desarrollado por Dios y a la aceptación plena de su proyecto. Abraham es presentado como modelo de fe y aceptación del plan divino. El escritor del Génesis, ha presentado en los 1 capítulos 3-11 la opción del, hombre de hacer su propio proyecto, separándose del plan de divino, y las consecuencias de esa ruptura con Dios. En el capítulo 12 comienza una nueva historia, la historia de la salvación. La base es la fe de Abraham, que cree, confía y espera firmemente en las promesas hechas por Dios. Se pone en camino e inicia con él esta hermosa historia de la Salvación. Por eso es considerado como padre de los creyentes; es nuestro padre en la fe.  Primeramente, en el AT se insiste en creer y aceptar la Alianza, creer en el Dios que elige, conduce y cuida a su pueblo. Después del exilio se insiste en creer en la ley y en la promesa o el tiempo mesiánico.
En el NT la fe tiene como centro a Jesús: se trata de creer en Jesucristo, muerto y resucitado para salvación de todos. Él ha sido constituido por Dios como juez de vivos y muertos, él es el salvador y Señor (Me 1,15; Jn 2,11; 9,35-38). Quien confiesa a Jesús se compromete, se une a él y vive una vida nueva.
En el clima caliente, como es el del desierto, la comida que se fermenta se daña, por antiguamente el fermento tenía un sentido un tanto negativo. Sin embargo, en el NT se habla del reino de Dios como fermento en sentido positivo, como algo que hace crecer (el granito de mostaza, la levadura, Mt 13,31-33).
Fiestas
Se trata de una manifestación de alegría, especialmente por un don recibido (Os 2,13). Algunas fiestas pudieron primeramente referirse a algún beneficio material, especialmente relacionado con las estaciones del año (siembra, primeras gavillas, cosecha, etc.), y poco a poco se les dio un sentido religioso y se fueron relacionando con algunos acontecimientos especiales de la acción salvífica de Dios, convirtiéndose en fiestas religiosas. Las fiestas más importantes son las siguientes:

  • Sábado. Es la fiesta principal del pueblo de Israel, que consiste en dedicar cada día séptimo de la semana al reposo. Era un día que pertenecía a Dios, pues Dios hizo la creación en seis días y el séptimo día fue consagrado por Dios (Gen 2,2-3; Ex 20,8-11; 31.12-17; Dt 5,11-12; Is 56; 58.13-14). En tiempos del Nuevo Testamento la enseñanza del sábado se había complicado demasiado con normas y preceptos humanos, de modo que Jesús tuvo que declarar que el sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado (Mt 12,1-4; Me 2,23-27).
  • Pascua. Es la fiesta más importante. Recuerda y celebra la salida de Egipto, el paso del mar rojo, paso de la esclavitud a la liberación. En la noche de pascua cada familia sacrificaba un cordero, recordando el cordero sacrificado la noche de la salida de Egipto. Se recuerda que Dios pasó de largo por las casas de los israelitas rociados con la sangre del cordero y respetó la vida de los primogénitos de Israel (Ex 12; Jos 5,10-12; Me 14,1-2). La muerte y resurrección de Jesús tuvieron lugar durante la fiesta de la Pascua (Mt 28; Me 16; Le 24; Jn 20), Por eso, para los cristianos, la fiesta de la Pascua celebra el triunfo de Jesús sobre la muerte, es decir, su resurrección. Por este misterio pascual (su muerte y resurrección), hemos sido salvados, de modo que los cristianos ya no celebramos en la pascua la liberación de Egipto, sino la liberación del pecado.

 

  • Ázimos.  Los Ázimos era una fiesta que celebraban también con gran solemnidad. Comenzaba et día siguiente de la Pascua y duraba siete días (Lev 23,5-8). Ázimo significa «sin levadura». Este pan se comía en la noche de pascua y durante toda la fiesta. Se trata de un pan hecho de prisa, dadas las circunstancias de la salida apresurada de Egipto, por eso sin levadura (Lev 23,5-8).
  • Primeros frutos o Primicias. La vida pertenece a Dios. De todo ser vivo, el primero que nace es ofrecido «devuelto» simbólicamente a Dios. Cuando se trata de plantas, los primeros frutos se llaman primicias; los hombres y los animales reciben el nombre de primogénitos. Como algo especial para Israel, los primogénitos humanos se podían rescatar mediante la ofrenda de un cordero o dos pichones o palomas, en el caso de los pobres. Se celebraba el último día de la fiesta de los ázimos, ofreciendo a Dios la primera gavilla (brazada) de la cosecha de cebada (Lev 23,9-14).

 

  • Pentecostés o fiesta de las semanas. Se conoce como la fiesta de siete semanas y un día después de la Pascua, es decir, a los Cincuenta días, de ahí el nombre de Pentecostés. El sacerdote ofrecía panes hechos con harina de las nuevas cosechas, junto con sacrificios de animales, en acción de gracias por las cosechas (Ex 23,16; Lev 23,15-21; Dt 16,9-12). Entre los primeros cristianos se siguió celebrando la fiesta de Pentecostés, siempre en referencia a la Pascua. Sin embargo, la acción de gracias no es ya por las cosechas de grano, sino por el don del Espíritu Santo, recibido por María, los Apóstoles y algunos discípulos más, estando reunidos en el cenáculo cincuenta días después de la Pascua (Hech 2,1-41).
  • Año Nuevo. La fiesta del año nuevo (Lev 23,24-25; Num 29,1ss), por el 15 de septiembre en nuestro calendario. No se celebraba propiamente el primer día del año, sino el primer día del mes séptimo. En esta fiesta había descanso, se reunían en asamblea y ofrecían algún sacrificio.

 

  • Las Tiendas o Tabernáculos. Es una fiesta conocida también como fiesta de las cabañas. Al final de las cosechas hacían una gran fiesta llena de regocijo, acampando en las terrazas o en las afueras, precisamente en tiendas de campaña o cabañas (tabernáculos) para recordar el tiempo en que vivieron en tiendas, durante la travesía en el desierto (Neh 8, 14-16; lev 23, 33-36; Jn 7, 37-38).
  • La expiación. Una semana antes de la fiesta de las tiendas tenía lugar el día de la expiación. No se sabe si en realidad tenía carácter de fiesta o era más que nada, un rito de perdón. Era el único día del año en que el Sumo Sacerdote entraba al Santo de los Santos, para ofrecer el sacrificio expiatorio, mientras el pueblo hacía penitencia (Lev 16, 1-34; 23, 26-32; Num 29, 7-11)

 

  • La dedicación. Se trata de una fiesta más reciente. En el corto período en que Judas Macabeo se liberó de Antíoco, purificó y dedicó el Templo. Este rito se convirtió en fiesta y día memorable para el pueblo (1Mac 4,36-59; Jn 10,29).
  • Purím. Significa “suertes”. Es una fiesta que se celebra en recuerdo de la salvación de los judíos por medio de la reina Ester y su tío Mardoqueo. El nombre de la fiesta alude a las suertes que echó Amán, primer ministro del rey, para determinar el día de en qué iba a exterminar a los judíos (Est 1,6-13; 7; 9,17-32).

 

  • Novilunios. Novilunio significa «luna nueva», la cual marca el inicio de cada mes. Regidos por el calendario lunar, el día de la luna nueva era fiesta y descanso obligatorio para los judíos. En ese día no se trabajaba, sino que se compartían algunas comidas, se recibía alguna instrucción religiosa y se hacían sacrificios. La luna nueva les recordaba que Dios hace todo con orden (Gen 1,16; Num 10,10; 28,11-15; Sal 104,19; 1Sam 20,5.24; 2Re 4,23; Cfr. Is 1,3; Col 2,16).

Filacterias
Hace referencia al acto de guardar o custodiar. Las filacterias eran unas pequeñas tiras de pergamino donde estaban escritos los pasajes más importantes de la ley. Según la costumbre de los rabinos, cada judío debía atarlas en sus ropas y llevarlas a la oración, de modo que les recordara constantemente la obligación de guardar la ley (cfr. Ex 13,9-16; Dt 6,4-9; 11,13-21).
Jesús reprocha a los rabinos el hecho de que exageran estos signos externos; ensanchan las filacterias, es decir, hacen grandes los pergaminos para exhibirse, de modo que los vea la gente y los alabe (Mt 23,5).
Filemón
Es el destinatario de la carta más pequeña de San Pablo. Al parecer, se trataba de un personaje distinguido en la comunidad. Pablo le escribe para recomendarle a Onésimo y pedirle que lo reciba como a un hermano.
Filipenses
Destinatarios de una carta de Pablo. Comunidad evangelizada en el segundo viaje misionero (Hech 16,6-40). La carta fue escrita desde la prisión, probablemente en Éfeso, por los años 55-57 (Hech 19). Es una carta de gratitud en la que recuerda la autenticidad del evangelio en la predicación y aceptación de la cruz.
Filisteos
Es el pueblo que se estableció en la llanura de Palestina, en la costa del mar Mediterráneo, al oeste del reino de Judá, quizá por el siglo XII. En la época de los jueces y el inicio del reinado, fueron los principales opositores Israel y con quienes sostuvieron constantes luchas (Jue 13-16; 1Sam 5-17).
Flagelación
Flagelar significa azotar Entre los judíos la flagelación se efectuaba con varas y era entendida como una forma de castigo para los culpables de algún delito (Lev 19,20; Dt, 22,13-19; 25,2; 1Re 12,11.14; Prov 10,13) o para forzarlos a hacer algo (2Mac 7,1). Como llegaban a darse ciertos abusos, sólo eran permitidos cuarenta azotes; pero se contaban sólo treinta y nueve, por si se había errado en la cuenta (2Cor 11,25).
Por los datos del NT parece ser que la pena de la flagelación era muy común en la sinagoga (Mt 10,17; 23,34; Me 13,9; Hech 5,40; 16,22; 22,19; 2Cor 11,15).
Entre los romanos la flagelación se empleaba para corregir a los esclavos rebeldes, como pena por algunos delitos graves en el servicio militar o para obtener alguna confesión al acusado. Sin embargo, no se aplicaba a los ciudadanos romanos (Hech 22,16.24.37).
Los romanos usaban cuerdas para la flagelación. En ocasiones les hacían nudos o les ponían bolas de metal, de modo que el castigo fuera más cruel.
Fracción del pan Partir el pan.
Fuego
Con mucha frecuencia el fuego tiene un valor simbólico, como manifestación de la presencia de Dios. Dios se manifiesta a Moisés mediante una zarza ardiente (Ex 3), Elías fue arrebatado en una carroza de fuego (2Re 2,11). En este sentido, el fuego también es signo del amor (Le 12,49), se habla de fuego del cielo (2Re 1,9¬14; Jn 1,16); es el signo del Espíritu Santo (Bautismo y Pentecostés).
Es también signo del juicio de Dios, (Mt 3,10) o del castigo (Num 11, 3; 2Re 1,9-16; Mt 13,40ss; St 5, 2-4). Corno se usa la purificación del oro es signo de purificación (1Cor 15, 3).


Gg

Gálatas
Son los ciudadanos de Galacia. Pablo les escribió una carta desde Éfeso, probablemente en el año 57. La ocasión de la carta fue la acusación que hizo la comunidad acerca de la persona del apóstol y de su doctrina. Los gálatas se dejaron convencer por los judaizantes de que debían observar la ley de Moisés, en especial la circuncisión, para poder ser cristianos. Al parecer se acusaba a Pablo de haber inventado la abolición de la ley por eso le quitan autoridad y lo desprecian por no ser de los 12. Por el contenido, la carta ha sido definida como un escrito de la libertad cristiana y la universalidad de la salvación.
Galilea
En el NT es el nombre que recibe la región norte de palestina. Abarca parte de lo que era el antiguo reino del Norte. Durante mucho tiempo hubo una población mezclada con pueblos paganos, pero en el último siglo a.C. se fue purificando a la fuerza. Los galileos eran menos observantes de las leyes que los de Judea, por lo que eran no muy bien vistos. Eran más abiertos a los otros pueblos.
Jesús nació en el Sur, en Belén de Judá, pero toda su vida la vivió en Nazaret de Galilea, la tierra de su madre. La mayoría de sus apóstoles eran galileos, excepto Judas Iscariote. Los pueblos más conocidos de Galilea son Cafarnaúm, Caná, Tiberíades, Nazaret, Naím, Genesaret, etc.
Gamaliel
Magistrado judío, maestro de San Pablo (Hech 22,3). Caracterizado por su prudencia. En al juicio sobre los apóstoles aconseja dejarlos en paz, pues si su obra es humana se acabará, pero si es de Dios se corre el riego de luchar contra él (Hech 5,34-39).
Gedeón
Fue uno de los principales jueces de Israel. Llamado por Dios como valiente guerrero, para luchar contra los madianitas (Jue 6-8).
Gehena
Se trata del valle llamado Hinon o Ben-Hinon, cerca de Jerusalén, en el que se hacía una hoguera para la basura. Allí se daba culto a Molok, sacrificando a los niños en el fuego (2Re 16,3; 21,6). Josías condenó y destruyó ese tipo de culto (2Re 23,10); Jeremías lanzó una maldición al culto y valle de Hinon (Jer 7,31 - 32; 19,5-6). Por eso, este valle se convirtió en un lugar de reprobación, donde se pensaba que sería la futura destrucción de los pecadores (Is 66,24).
Ese significado del valle se hizo común en el pueblo judío, por eso el NT tomó el nombre de Hinon, llamándolo en griego Gehena, para designar el lugar de castigo para los pecadores. En las Biblias se traduce muchas veces por infierno (Mt 5,22.29¬30; 10,28; 23,15.33; Me 9,44-47; Le 12,5; St 3,6).
Genealogía
Es un género literario que consiste en presentar a un personaje mencionando sus antepasados. Las genealogías tienen la finalidad de dar autoridad a tal o cual persona, presentándola   como descendiente de personas reconocidas y estimadas por el pueblo, de manera que sea aceptada por los oyentes (Gen 4,25-532; 11,10-26; TCro 1-8; Jer 22,30; Rut 4,18-22; Esd 7,1¬5; Mt 1,1-16; Le 3,23-38).
Genesaret
Genesaret es el nombre del grande lago de Galilea (Le 5,1) y también de una ciudad vecina (Mt 14,34). En la antigüedad se le llamaba Kineret (kineret = arpa), quizá por la forma de arpa que tiene el lago (Num 34,11; Jos 12,3; 13,27). Normalmente se le llama lago o mar de Galilea (Mt 4,18; Me 1,6; 7,31), o lago de Tiberíades (Jn 6,21; 21,1). Allí pescaban los principales discípulos de Jesús (Le 5,1), y allí predicó el maestro en varias ocasiones.
Génesis
Génesis significa origen, el nombre griego del primer libro de la Biblia y trata precisamente sobre los orígenes.       
Los primeros 11 capítulo, tratan de los orígenes del mundo, el hombre, el pecado, etc. Se trata de un relato presentado en forma de poemas y anécdotas. Del capítulo 12 en adelante trata de los orígenes del pueblo de Israel. Esta época patriarcal desde el llamado de Abraham la elección de Isaac, las bendiciones de Jacob y la constitución de las 12 tribus, basta el establecimiento en Egipto, por medio de José.
Gentiles
Es la palabra que se mate para referirse a los paganos, es decir, los que no pertenecían al pueblo de Israel y no conocían ni practicaban la religión monoteísta. Por eso eran considerados como pecadores. Eran despreciados por los judíos y ellos a su vez despreciaban a los primeros por su orgullo y vanagloria (Cfr fs. 8,23; 14,26; Sal 2,1; 9,6).
En el NT gentiles se llama gentiles o paganos fundamentalmente a los pueblos a quienes no ha llegado la revelación (Mt 10,18; Hech 9,15; 11,1; 15,7; Gal 2,7; 21,21; 26,17; Rom 3,29; 9,24; 15,10-11).
Getsemaní
Getsemaní es el nombre que se le da al huerto (Jn 18,1), en el monte de los olivos, donde Jesús sufrió la agonía y fue arrestado (Mt 26,36; Me 14,32). Significa lugar de aceite o presa de aceite; quizá había en el huerto algún molino para procesar el olivo. Quizá el huerto pertenecía a alguno de los discípulos o conocidos de Jesús, pues con frecuencia se estaba allí (Jn 18,2).
Gloría
La palabra gloria hace referencia a lo que tiene peso, fuerza, importancia, prestigio o autoridad (Gen 31,1; 45,13; 1Re 3-13; |S 16,4; Sal 8,6; 21,6; 49-17; Prov 25,2; Est 1,4). Glorificar a una persona significa reconocer su importancia o autoridad (Jos 7,19; 1Sam 6,5; 1Cro 16,28; 1Cro 32,33; Sal 66,2; 115,1). Lo que da prestigio a algo es su gloria; por ejemplo, la gloria del Líbano es su bosque de cedros (Is 35,2; 60,3); el arca era la gloria de Israel (1Sam 4,22); el Señor es la gloria del hombre piadoso (Sal 3,4) o de todo el pueblo (Sal 106,20; Jer 2,2).
Cuando se habla de la gloria de Dios, se hace referencia a su prestigio, su poder, su grandeza y muchas veces como sinónimo de la misma presencia o la manifestación de Dios (Ex 14,4; 16,7; 29,43-47; Num 14,21; 20,6-11; Is 3,8; 6,3; 35,2; 40,5; Ez 2,2; 9,3; Sal 19,2; 29,3; 96,3)   . En el NT se habla de la gloria de Dios en el mismo sentido (Le 2,14; 19,38; Jn 9,24; Hech 7,55ss; 12,23; 1Cor 2,8; 2Cor 4,4.6; Rom 6,4; 9,23; 11,36; 16,27; Ef 1,18; Col 1,27; St 2,1; 1Pe 4,111; Ap 15,8; 18,1; 21,11), La gloria del Padre se manifiesta fundamentalmente en la persona y acción de Jesús, especialmente en su muerte y resurrección (Jn 2,11; 4,34; 10,17; 11,4.40; 12,16.23; 13,31ss; 17,4; 21,19).
Se entiende también como la vida eterna o el cielo, es decir, la vida bienaventurada que esperan los hijos de Dios (Dan 12,3; Bar 4,24.37; 5,1.9; Sab 3,7; Mt 13,43; 17,2; Le 24,26; Jn 7,39; 12,26.28; 13,32; 16,14; 17,1.5.24; Rom 5,2; 8,17.23; 9,23; 2Cor 3,18; 4,17; 5,2; Flp 3, 21; 1tres 2, 14; 2Tim 2, 10; 1Pe 4,13; 5, 1. 4. 10; Tit 2,13; 2Tes 1,7).
Gólgota
Es el nombre hebreo del monte Calvario, donde fue crucificado Jesús (Mt 27,33; Me 15,22; Le 23,33; Jn 19,27). Se encontraba en las afueras de Jerusalén (Mt 27,32; Me 15,20; Heb 13,12ss), cerca de un huerto (Jn 19,41). Gólgota significa cráneo o calavera. El nombre le viene por la forma de las rocas presentes en el lugar, que figuran un cráneo.
Gomorra (Sodoma)
Ciudad al sur de Canaán, vecina de Sodoma (Gen 10,19). Fue destruida con azufre y fuego debido a sus pecados (Gen 18,20; 19,24.28). Se convirtió, junto con Sodoma, en ciudad símbolo del castigo de Dios por el pecado generalizado (Dt 29,23; Is 1,9-10; 13,19; Jer 23,14; Am 4,11; Mt 10,15; Me 6,11; Rom 9,29; 2Pe 2,6; Jds 7).
Gracias
Se trata de una actitud de la persona que corresponde con palabras o acciones a un bien recibido, acción de gracias. También se refiere a los dones, gracias de Dios que otorga a sus fieles para el bien de su Iglesia. Hoy podríamos traducir la gracia como el amor. La gracia de Dios es el amor de Dios; María llena de gracia es como decir María llena del amor de Dios.
Griego
Se refiere al pueblo de cultura griega. Los que han recibido, aceptado y viven conforme a la cultura helenista se les llama griegos. Se refiere también al idioma propiamente que viene de Grecia, el idioma de Homero, Aristóteles, Platón...
Guerra santa
Israel estuvo constantemente en luchas. Luchó primero para conquistar la tierra y después para defenderla de los ataques de los enemigos. Al principio, la guerra tenía carácter sagrado y por eso puede ser calificada de guerra santa. Se convocaba para la guerra en nombre de Dios, se le consultaba antes de entrar en batalla y se le ofrecían sacrificios. Todo el botín obtenido de los enemigos derrotados debía ser sacrificado y consagrado en honor de Dios, en señal de agradecimiento (Jos 5,13-6,2.17; 10,12-14; Je 6,14; 1Sam 30, 8).

Hh

Habacuc
Es un profeta que predicó por los años 605-600 a.C. En sus oráculos pide cuentas a Dios: «¿Por qué permite que triunfe la injusticia?» (Hab 1,1-17). Pero el mismo profeta da la respuesta en nombre de Dios: es una prueba de fe y perseverancia, Los que ahora sufren cambiarán la historia manteniéndose firmes en oposición a la injusticia y perseverando con fe, pues «El justo vivirá por la fe».
Hacéldama
Es el nombre que se le da a una parte de tierra (el huerto del alfarero) cerca de Jerusalén y que era destinada a la sepultura de los extranjeros. El nombre tiene su origen en el hecho de que los sacerdotes judíos lo compraron con las treinta monedas que les regresó Judas (Mt (27,6-9), pues al ser precio de sangre, este dinero no podía entrar a las alcancías del templo (Mt 27,6; cfr. Dt 23,18).
Hades
Hades es la traducción griega de la palabra hebrea Sheol. Significa infiernos o lugares inferiores, es decir, lugares subterráneos o lugar de los muertos (Gen 37,35; Num 16,33; Dt 32,22; 1Sam 2,6; Sal 89,49; Is 14,9).
Hasidim
Es una palabra hebrea que significa humildes. Eran grupos de judíos que en tiempos de la invasión griega se organizaban y retiraban al desierto para vivir en humildad y sencillez su fe. Se oponían al helenismo, por lo que muchos grupos de ellos se unieron a la lucha de los macabeos.
Hebreo
Es el idioma de los cananeos y, hasta el exilio, de los israelitas. Poco a poco fue sustituido en el habla común por el arameo, un idioma muy semejante. Jesús hablaba el arameo. Sin embargo, en la acción litúrgica y la escritura siempre se conservó el hebreo, y para su comprensión fueron surgiendo comentarios, explicaciones e interpretaciones de la Escritura en arameo. La mayor parte del AT se escribió en hebreo. Solamente algunos pasajes de Jer, Dan, Esd se escribieron en arameo. En griego se escribió todo el NT y los libros deuterocanónicos se escribieron también en griego, pero por los escritos de Qumram se sabe que originalmente estaban en hebreo.
Hebreos
Antes de existir Israel como pueblo, existían varios pueblos o tribus a los que se les designaba como hebreos. Eran de alguna manera temidos, por lo que se los trataba de marginar y despreciar. Estas tribus se fueron reuniendo hasta formar lo que se conoce como Israel. En tiempos del NT era igual decir israelita, judío o hebreo.
Hechos de los Apóstoles
Es el libro que en el orden canónico sigue a los evangelios; se atribuye a San Lucas, el escritor del tercer evangelio. El libro de los Hechos transmite las primeras experiencias misioneras de los apóstoles, principalmente de Pedro y Pablo. Presenta a los apóstoles como testigos de los misterios de Jesús, especialmente de su muerte y resurrección.
Hech 1,8 presenta un resumen del sentido y contenido del libro. Desde el capítulo 9 en adelante, el protagonista es el apóstol Pablo, probablemente porque Lucas lo acompañó en algunos de sus viajes misioneros.
Los temas fundamentales son: el Kerigma o primer anuncio del evangelio, la catequesis o exposición sistemática de la fe, orientada al crecimiento de las comunidades, la formación de las primeras comunidades cristianas y la misión, representada fundamentalmente en Pedro y Pablo.
Helenismo
Se refiere al influjo que la lengua y la cultura griegas ejercieron fuera de Grecia, a partir de las conquistas de Alejandro Magno al oriente del Mediterráneo primeramente y después también en occidente en el imperio romano. Las formas distintas de vida que surgen por el encuentro de la cultura griega y las culturas locales reciben el nombre de helenismo.
Helenista
Se le dice al que habla griego o piensa como griego (Hech 6, 1). En Hechos 11,20 se trata de los judíos que hablan griego.
Herencia
Hay muchas formas de heredar algo. Como don de Dios se puede heredar la tierra (Gen 48, 6; Dt 19,14; Jos 13, 1. 7; 22,19; 2Cro 20,11; Neh 9,6-38); como fruto de los propios actos se habla de heredar gloria o castigo (Job 20,29). Se habla de como herencia de Dios, con un sentido más de pertenecía, no porque te haya tocado Israel a Dios, sino porque Dios lo ha elegido como su pueblo de entre todos los pueblos (Dt 9,26-29). La tribu de Leví hereda el sacerdocio (Jos 18,7). Se pueden heredar los bienes del padre (Lev 25,46; Dt 21,16; Jue 11,2; Prov 13,22). Además, se puede heredar gloria (Prov 3,35), necedad (Prov 14,18), mentiras (Jer 16,19).
El NT habla de los discípulos como coherederos de las gracias otorgadas por Dios, pues en Jesús somos hijos del Padre (Rom 8,17; 1Cor 15,50; Gal 3,29; 4,7; Ef 1,14; Heb 1,4; 1Pe 1,3¬5; 3,7.9; Ap 21,2-7). Al mismo tiempo se habla de Dios como nuestra herencia, es decir, esperamos contemplar a Dios cara a cara, como nos dice san Juan (1Jn 3,3).
Herejía
Primeramente, esta palabra significaba solamente doctrina o escuela (Hech 5,17; 15,5; 24,5.14; 26,5; 28,22). Después, ya en la interpretación dentro del cristianismo, la herejía se refiere a una doctrina errónea que se desarrolla fuera de la Iglesia o fuera de la interpretación de la Iglesia y extravía de la verdad a sus seguidores (Gal 5,20; 2Pe 2,1 Tit 3, 9; Ap 2,15).
Hermano
En Israel el concepto de familia era más grande que en la actualidad (Gen 7,1-7; 46,8-26). Así que la palabra hermano se usaba para designar no sólo al hijo del mismo padre y madre, sino a algún familiar cercano (Gen 13,8), a un miembro de la tribu (1Sam 20,29). Además del sentido familiar, la palabra hermano tiene otros significados en la Biblia. Puede referirse también al prójimo (Mt 5,23), al correligionario (Hech 1,15).
Herodes
Se habla de dos Herodes en el NT. Cuando nació Jesús (Mt 2,1), reinaba en Galilea Herodes llamado “El Grande” (73-4 a. C.). Era de carácter fuerte y dominador (Mt 2,12-20). Organizó un Estado fuerte, autoritario, opresor. Con algunos beneficios trataba de ganarse a todos. Con obras majestuosas quería ganarse a los romanos y con la construcción del templo quería ganarse a los judíos. El otro Herodes es su hijo, llamado Herodes Antípas (20 a.C.-39 d.C.), quien era tetrarca de Galilea. Es el Herodes de la vida pública y la pasión de Jesús, y también de la muerte del Bautista (Mt 14,1-12; Le 23,8-12).
Herodianos
Los allegados de Herodes Antípas formaban como un grupo actuante en la sociedad. Eran sus partidarios y amigos de los dominadores romanos. Aparecen, junto con los fariseos, como enemigos de Jesús (Me 3,6; 12,13).
Herodías
Vivió del 7 a. C al 39d.C. Era hija de Aristóbulo IV; por tanto, nieta de Herodes el Grande. Era la esposa de Filipo y luego lo abandonó para unirse ilícitamente con Herodes Antípas, hermano de Filipo. Por incitación de Herodías y de su hija Salomé fue decapitado Juan Bautista (Me 6,17-29).
Hieródulos (as)
Es el nombre que se les daba a los hombres y sobre todo mujeres que, en los santuarios de Egipto, Babilonia y principalmente en los templos cananeos de Astarté se dedicaban a la prostitución religiosa en el templo. Las personas que se prostituían ofrecían sus ganancias al templo como una ofrenda, pensando que así el dios o diosa de la fecundidad haría producir y fructificar sus campos y toda su actividad (Dt 23,18s; Jer 3,2; Os 4,14; 8,1; Miq 1,7). Con la influencia de los cananeos sobre Israel (Num 25,1-8) se introdujo este culto pagano y abuso también entre los israelitas, estableciéndose incluso en el templo. Pero este culto fue combatido fuertemente por la ley (Dt 23,18ss); Asá y Josafat expulsaron a los hieródulos del país (1 Re 15,12) y Josías destruyo sus casas (2Re 23,7).
Hija de Sion
Es una expresión para referirse a Jerusalén, la ciudad de Dios (cf. Mi 4,14-13; Za 2, 14; 9, 9-10). La Iglesia aplica el título también la santísima Virgen María, llamándola «excelsa Hija de Sion" (Lumen gentium, 55).
Hijo de David
Dios le prometió a David que su descendencia heredaría el reino para siempre (2Sam 7,12). Por eso, en Israel se esperaba que el mesías fuera hijo de David, es decir, de la familia de David. Los apóstoles y primeros cristianos descubrieron que en Jesús se cumplieron las Escrituras, él es el mesías, por tanto, le aplicaron los títulos mesiánicos, como el de ‘Hijo de David’. El llamar a Jesús como hijo de David es reconocerlo como el mesías esperado (Mt 1,1; Me 10,47).
Hijo de Dios
Es otro de los títulos que se dan a Jesús. Se trata de una confesión divina. Decir Hijo de Dios a Jesús significa que es Dios, de la misma naturaleza y con la misma dignidad. Nosotros somos hijos de Dios por adopción, gracias al misterio salvador de Jesús. Jesús es Hijo de Dios por naturaleza y desde toda la eternidad.
Hijo del hombre
Es el título que Jesús se da a sí mismo en los evangelios. La frase «Hijo de hombre» viene desde el AT, con dos significados diversos. El profeta Ezequiel es llamado hijo de hombre. En Ezequiel la frase hijo de hombre significa simplemente humano, hombre, de naturaleza humana. En el profeta Daniel aparece la expresión hijo de hombre como alguien que viene del cielo, como don de Dios y a quien pertenece el reino por los siglos de los siglos. Aquí se le da una característica divina.
En Jesús la frase Hijo del hombre tiene los dos significados, es humano, es verdadero hombre, y también es el don de Dios, la figura divina que baja del cielo y a quien corresponde el reinado por los siglos de los siglos. En cuanto a humano, Jesús no es sólo un hombre, sino el prototipo de la humanidad, como la representación máxima de la humanidad, por eso en el NT no es solo hijo de hombre, sino hijo del hombre. Jesús es también el don bajado del cielo (de Dios), el don por excelencia. En este sentido, la expresión ‘Hijo del Hombre’ es también un título mesiánico.
Historia
En la Biblia la palabra historia no tiene el mismo significado que en la actualidad. La Biblia usa la historia en el sentido de las acciones que realiza Dios en el acontecer del tiempo para salvación de los hombres. De tal modo que sus acciones se definen como historia de la salvación. Los escritos bíblicos, incluyendo los históricos, no tienen la intención de presentar los hechos tal y como sucedieron, sino que se transmiten interpretados a la luz de la fe, según la importancia que tienen para la salvación. Tampoco son hechos inventados, pues los relatos tienen una base histórica, pero son expuestos de manera interpretada.
Himno
Se trata de una forma literaria, un cántico que reconoce, alaba y celebra la gloria de Dios, revelada en sus obras, especialmente salvíficas en favor de su pueblo. En medio de la alabanza se van enumerando los títulos de grandeza de Dios. Normalmente eran oraciones comunitarias destinadas al culto, aunque también quizá después para expresar la piedad individual (Is 42,10-12; 44,23-28; 52,9ss; Sal 98,4-8; 148; 150; Eclo 39,14-35; 42,15-43,33).
En el NT se nos trasmiten algunos himnos con forma y contenido veterotestamentarios: el Benedictus (Le 1,68-79), el Magníficat (Le 1,46-55) y el cántico de Simeón (Le 2,29-32). Pero, además, las primeras comunidades cristianas fueron componiendo himnos litúrgicos confesionales (Hech 16,25; 5,19; Col 1,16ss; 3,16), que son citados en algunos libros del NT (Ef 1,3-14; Flp 2,6-11; Col 1,15-20; 1Tim 3,16; Ap 5,9-10; 11,17-18; 12,10-12; 15,3-4).
Hisopo
Se trata de una pequeña planta que crece en las paredes (1 Re 5,13). Sus ramas con mucho follaje eran utilizadas para la aspersión (Sal 51,9). Se empleaba particularmente en el sacrificio de purificación (Ex 12,22; Lev 14,4.6.49.51ss; Num 19,6.18; Heb 9,19).
Holocausto
Significa ofrenda total. Se le imponían las manos a la víctima, se rociaba con sangre y luego se quemaba totalmente para que el humo subiera al cielo (Dt 13,17; 33,10; Lev 1,3-17; 6,15ss; 1Sam 7,9; Sal 51,21; Eclo 45,14). Tenía el sentido de purificación (Lev 12,6-8; 14,10-31; 15,15.29ss; Num 6,10ss).
Hora
Normalmente la palabra hora indica un tiempo determinado (Mt 8,13; 27,45; Me 15,25; Jn 1,39; Hech 2,15; 3,1). Sin embargo, las expresiones hora, día y tiempo, desde la perspectiva de la salvación tienen también un significado religioso (Mt 24,44.50; 26,45; Jn 4,21.23; 13,11; 1Jn 2,18; Ap 14,7.15).
En el evangelio de San Juan se habla de la hora de Jesús o la hora del Hijo del Hombre. Se refiere a la hora de la Pasión, la hora de la glorificación, del misterio pascual donde se llevará a plenitud la obra de la redención. Esa hora o ese momento salvífico ha iniciado ya en la persona de Jesús, mediante sus obras y palabras (Jn 2,8.10.11; 5, 25.28). Pero el pleno cumplimiento tendrá lugar hasta su muerte y resurrección (Jn 2,4; 7,30; 8,20; 12,23; 13,1; 17,1).
Horeb
Horeb significa árido o solitario. Es el nombre que los del reino del norte daban al monte Sinaí (1 Re 17,1). Es el monte de Dios, de la entrega de las tablas de la Ley.
Hosanna
En hebreo quiere decir «Ayúdanos por favor». Primeramente, era una aclamación al rey y principalmente a Dios, suplicando auxilio (Sal 118,25). Finalmente terminó convirtiéndose en aclamación de alegría, perdiendo el sentido de petición. A Jesús, al entrar a Jerusalén, le dirigían esta alabanza (Mt 21,9.15; Me 11,10; Jn 12,13).


Ii

Idolatría
Es el culto a dioses extraños, un culto que sólo a Yahvé debe darse. Es uno de los pecados que constantemente reprendían Moisés y los profetas al pueblo de Israel. Yahvé es un Dios celoso y no tolera a su lado otros dioses ni imágenes de dioses (Ex 20,3-6; Dt 5,7-10).
El culto al único Dios fue desarrollándose poco a poco. Primero, los israelitas aceptaban la existencia de otros dioses, cada nación tenía su dios o sus dioses (Jue 11,23-24; 1Sam 26,19). En muchas ocasiones Israel se dejó arrastrar por el culto a dioses paganos (Num 25,3; Jue 2,12; 3,7; 1Re 14,22-24; 2Re 21,2ss; Jer 2,23ss; Os 2,8-13; Am 8,14). Sin embargo, esta práctica fue rechazada rotundamente y calificada como idolatría. Yahvé es el único Dios y no hay otro (Dt 4,35; 1 Re 8,60; 2Re 19,15; Is 41,29; 46,9; Jer 2,11).
Los profetas predicaron fuertemente contra los baalec y otros dioses falsos, ridiculizándolos (1Re 18,27; Is 2,8; Os 2,5ss). Son dioses de mentira (Arn 2,4), son vanos (Jer 2,5), falsos dioses (Jer 2,11; 5,7), miserables (Jer 2,11; Cfr. Rom 1,23). Son pedazos de madera cortados del monte (Is 2,21; Jer 10,3; Os8,6; Hab2,18; Cfr. Sal 115,4ss; 135,15ss). Así mismo las imágenes de ídolos son inservibles, un leño o una piedra (Is 40,18ss; 41,6ss; 44,9ss; 46,6ss; Sab 13,19ss; 14,1; Baró).
En el NT continúa la misma concepción judía de la idolatría. Se trata de seres vacíos y carentes de todo poder (Hech 7,41; 15,20; Rom 2,22; 1Cor 8,4-7). Pero en realidad no son dioses (Gal 4,8), sino invenciones, producto de la maldad humana (Rom 1,23). Todo culto idolátrico es opuesto totalmente al evangelio (1Cor 5,1ss; 8,4ss; 10,19-21; Gal 5,19ss; Col 3,5; Ef 5,5).
ídolo
Es una imagen considerada como dios, cuando se trata de un objeto hecho por manos de hombre (‘Ex 32,1ss). Es un dios falso (Ef 5,5; Ap 13,14; 14,9). Evidentemente no toda imagen es un ídolo. La imagen es una simple representación; al ídolo se le atribuye poder.
Iglesia
En el AT se usa la palabra Qahal, que significa asamblea, para referirse a la comunidad reunida o convocada. En el griego se usó la palabra Sinagogué o Eklesía, al latín pasó como Ecclesia y al español como Iglesia.
En el NT la Iglesia es la comunidad cristiana, los discípulos reunidos en asamblea. El término es usado con más frecuencia por Pablo y la mayoría de las veces se refiere a las iglesias locales o a las comunidades particulares. Más tarde se empleó la misma palabra para designar al lugar donde se reúne la comunidad, es decir, el templo.
Imagen
La imagen es una simple representación de alguien o de algo. Dada la constante cercanía e influencia de los demás pueblos con Israel, se fue dando cierto rechazo a las imágenes o representaciones, pues el riesgo de la idolatría era constante. Israel no era muy dado a representaciones, mucho menos de Dios. Sin embargo, no estaban totalmente prohibidas las imágenes (Ex 25,18; Num 21,8). El mismo templo de Jerusalén contenía imágenes (1Re 6, 23-35; Ex 41,18-20)
Imagen de Dios
Gen 1,26 dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, superior a toda la creación (Cfr. Sal 8,6; Sab 2,23ss). Cristo es la imagen fiel del Padre y en él el hombre puede recuperar su imagen original de semejanza con Dios (Rom 8,2.29; 1Cor 11,7; 15,49; Col 3,10). Et hombre es imagen de Adán, pero está llamado a ser imagen del segundo Adán (Cristo), que a su vez es imagen de Dios invisible (2Cor 4,4; Col 1,15). 
Incienso
Era el elemento más importante en los sacrificios (Ex 30,34; Lev 2,1.15; 6,8), al grado de que más tarde se constituyó una ofrenda independiente de incienso, ofrecido únicamente por los hijos de Aarón (Ex 30,1¬10; Lev 10,1-5; Num 17,1-5; Le 1,9). Era un producto que quizá se traía de Sabá (1Re 10,2.10; 2Cro 9,19; ls 60,6; Jer 6,20), puesto que en Palestina no existía el arbusto de donde se obtiene.
Infierno
Se distingue la palabra infiernos (lugares subterráneos) de la palabra infierno, entendida como un castigo eterno para el diablo y sus seguidores, es decir, aquellos que rechazan a Dios y se ponen en contra de su proyecto (Mt 10,28; 25,45). Las figuras del fuego, gusano, rechinar de dientes, etc., son solamente imágenes que representan el sufrimiento (Ap 19,20; 20,9; 21,8). La realidad del infierno se entiende más claramente como la exclusión de la felicidad eterna.
Infiernos
Se usa la palabra infiernos en plural para referirse a los lugares subterráneos, inferiores, es decir, el lugar de los muertos. En hebreo se dice Sheol.   
Isaías
Es el nombre que lleva el libro profético más largo; consta de 66 capítulos. Se divide en tres partes. Los capítulos 1-39 representan la predicación propiamente del profeta Isaías, realizada antes del exilio y nos presenta como tema central la santidad de Dios.
Los capítulos 40-55 son llamados segundo Isaías o deuterio-Isaías y corresponden a un escritor del tiempo del exilio en Babilonia. Estos capítulos presentan un mensaje de consuelo y esperanza, pues ya se ha terminado la prueba y Dios viene a salvarlos. Los capítulos 56-66 son llamados trato Isaías o tercer Isaías. Corresponden a un autor posterior al exilio. Tienen como finalidad animar al pueblo en su arduo trabajo de restauración y esperanza de tiempos mejores.
Israel
Se refiere al pueblo hebreo. Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham fue bendecido por Dios y le fue cambiado el nombre por Israel (Gen 32,23-33; 35,10; Os 12,1ss). Dé los hijos de Jacob (Israel) les vienen los nombres a las tribus que conformaron poco a poco el pueblo llamado Israel (Gen 32,32; 36,31; 45,21; 46,8; Ex 1,1.7; 2,23.25).
Después de la división de los reinos se empezó a usar la palabra Israel para referirse a las diez tribus del norte que se independizaron de la casa de David (2Sam 2,9; 10,17ss; 19,11), y judíos a los del sur, representados por la tribu de Judá.

Jj

Jacob
Es el nombre de uno de los patriarcas del AT. Fue hijo de Isaac y Rebeca y hermano gemelo de Esaú (Gen 24,62; 25,11). Con astucia y con la ayuda de su madre obtuvo los derechos y la bendición de primogénito. Por esa razón tuvo que huir de su hermano Esaú a la tierra de su madre y allá se encontró con la familia de su tío Labán. Tuvo dos esposas, las cuales eran hermanas entre sí: Lía y Raquel. De ellas y de sus esclavas Zilpá y Bilhá tuvo doce hijos y una hija (Gen 29,31-30,24; 35,16s.22- 26). Estos doce hijos dieron origen a las doce tribus, llamadas tribus de Israel, ya que, cuando regresaba a Canaán, Dios le cambió el nombre de Jacob por Israel.
Junto con Abraham e Isaac, Jacob es considerado como uno de los principales patriarcas. Al igual que ellos, fue elegido por Dios para continuar con las promesas hechas a sus padres (Gen 35,1-7; cfr. Sab 10,10-12; Eclo 44,23; Jdt 8,23; Mt 8,11; Lc 3,12; 13,28; Jn 4,5ss; Rom 11,26; Heb 11,9).
Jehová
Es una forma incorrecta de pronunciar el nombre de Yahvé. Se introdujo quizá por el año 1100 d.C., por la vocalización del texto bíblico hecha por los masoretas. Como entre los judíos no se pronunciaba el nombre de Dios, en hebreo HYVH, primero por respeto y luego por una larga tradición que pronunciaba Adonay (Señor) cada vez que en la lectura encontraban las cuatro consonantes del nombre divino YHVH, los masoretas pusieron las vocales de Adonay (a, o, a) a las consonantes con el fin de que no se pronunciara el nombre, sino que se leyera Adonay. Por ciertas reglas de puntuación cambiaron la primera a por una e.
Dado que el texto vocalizado quedaba como YeHoVaH, por la combinación de consonantes y vocales, algunos comenzaron a leer yehova (jehova), incluso se comenzó a usar esta lectura en algunas traducciones de la Biblia. El nombre de Jehová es pues una combinación de consonantes y vocales de dos nombres distintos, por tanto, es una lectura incorrecta. Cabe mencionar que los judíos nunca pronunciaron Jehovah, sino que siempre han mantenido la tradición de pronunciar Adonay.
Jeremías
Nació en Anatot, de familia sacerdotal, por el año 650 a.C. (Jer 1,2.6). Fue elegido por Dios desde muy joven para ser profeta (Jer 1,5). Sufrió constantemente rechazos y persecuciones por su confrontación con el pueblo. Se enfrentó con sus compatriotas, sus jefes, los sacerdotes y los falsos profetas (Jer 2,4ss; 3,6¬11; 7,1 ss; 9,1ss; 21-23; 28). Su actividad profética duró alrededor de cuarenta años (628-586). El libro profético que lleva su nombre da muchos datos personales, pues en sus confesiones Jeremías no oculta la sensibilidad de su alma ni las crisis por las que pasó en su misión (Jer 11,18-12,5; 15,10¬21; 18,18-23; 20,7-18).
El libro se puede dividir en cuatro partes: profecía contra Jerusalén (1-25), anuncios de felicidad (29-35), sufrimientos del profeta (36-45) y profecías contra las naciones (46-51). Anuncia con todas sus fuerzas una Nueva Alianza (31,31-34).
Jericó
Es una ciudad que está como a 7 Km al oeste del Jordán. Su altura es de 250 m bajo el nivel del mar. Como está en una llanura muy fértil, es conocida como la ciudad de las palmeras (Jue 3, 13).
Las primeras menciones bíblicas son las de Josué que pasó a ser habitada por los israelitas (Jos 6). En tiempos de Elías y Eliseo, había en Jericó una comunidad fuerte de profetas (2Re 2,5). Los evangelios narran sanación de dos ciegos en Jericó (Mt 20, 30) y Juan presenta el episodio de Zaqueo, jefe de recaudadores, allí mismo en Jericó (Jn 19).
Jericó es uno de los lugares más importantes en los trabajos de excavaciones arqueológicas. Por ellas se ha descubierto que es una de las ciudades más antiguas de Palestina, quizá una de las ciudades más antiguas del mundo, habitada y reconstruida muchas veces a lo largo de la historia.
Jerusalén
Significa «Ciudad de la paz». Jerusalén está situada al noroeste del mar muerto. Fue conquistada por el rey David, quien trasladó allí el Arca de la alianza y la convirtió en sede del reino (2Sam 5,6-6,23). Salomón construyó en Jerusalén el majestuoso templo y desde entonces se constituyó en la capital-político-religiosa de Israel (1Re 6,1 ss; 8,1ss). El templo se convirtió en el centro de toda la vida religiosa.
En algunas ocasiones a Jerusalén se le llama «monte Sion», «Salem», «Ciudad de David», «Ciudad de Dios», «Ciudad Santa», «Ariel» (Is 29,1ss.8). Recibe además los títulos de «novia» (en cuanto amada por Dios, alegre y festiva), «madre» (de sus habitantes), «viuda» (por la muerte de sus ciudadanos), «prostituta» (por su infidelidad). El NT habla de una redención de Jerusalén y de una Jerusalén celestial, nueva, definitiva, símbolo de la ciudad de Dios purificada de toda mancha (Ap 21-22).
Jesús
Es la transcripción del hebreo Yeshua o su forma más tardía Yehoshua, que significa «Dios salva». Es uno de los nombres propios de persona más populares entre los israelitas. De los personajes bíblicos que llevaron ese nombre conocemos a Josué, otra forma de leer el nombre Yeshua (1Mac2,55; Hech 7,45; Heb 4,8), un levita del tiempo de Ezequías (2Cro 31,15), un sacerdote (1Cro 24,11), algunos contemporáneos de Zorobabel (Esd 2,6), contemporáneos de Esdras (Esd 3,9), contemporáneos de Nehemías (Neh 8, 7), un sumo sacerdote (Zac 3,1; Ag 1,1.12; Eclo 49,12), un descendiente de David (Le 3,29), el autor del Eclesiástico, padre o abuelo del traductor (Eclo 50,27 y Prólogo de Eclo 3), un colaborador de Pablo (Col 4,11), y, por supuesto, Jesús, hijo de María.
Jesús es el nombre que le dio el Ángel a María para ponerle a su hijo. Jesús es, pues, el Hijo de Dios, enviado por el Padre para salvación de todo el mundo. Por obra del Espíritu Santo se encarnó en el seno de María virgen, y tomó la condición humana. Pasó sus primeros años en Nazaret, con María y José.
Cuando tenía unos 30 años se hizo bautizar por Juan en el Jordán y comenzó su vida pública reuniendo a sus discípulos. Su ministerio duró unos tres años- enseñó con sus obras y palabras acerca del amor de Dios e hizo presente el reino de Dios entre nosotros. Los sacerdotes y jefes del pueblo lo llevaron ante Pilato para que fuera crucificado. Sufrió la condena injusta, azotes, burlas y el abandono. Finalmente cargó con la cruz hasta el monte Calvario, donde murió crucificado. El domingo por la mañana, como lo había anunciado, resucitó de entre los muertos, se manifestó a los discípulos, los envió a predicar el evangelio a todo el mundo y subió a la diestra del Padre (c r. Hech 2,22-36).
Sus apóstoles y discípulos descubrieron en él al enviado de Dios y lo confiesan como el Cristo, Mesías, Hijo de Dios, Salvador y Señor de todos, centro de la Biblia y de toda la Historia. Es el nombre que está sobre todo nombre y que invocan todos los cristianos en todas partes para su Ovación (1 Cor 1,2).
Job
Es un libro de la Biblia que cuenta la historia de un hombre (Job) temeroso de Dios que, a pesar de sus enfermedades, dolores y sufrimientos, siempre se mantuvo fiel a Dios (Job 1,1.8.22). Se trata de un relato catequético sobre el tema de la retribución divina. Comúnmente se pensaba que Dios premia a los buenos y castiga a los malos; así que la enfermedad y el sufrimiento no pueden ser más que una expresión del castigo de Dios por el pecado. Pero cuando sufre un inocente, ¿cuál es la aplicación o el sentido? Es el tema que trata el libro de Job.
La reflexión intenta superar una religiosidad mercantilista, en la que se hacen negociaciones con Dios para obtener beneficios y bendiciones de él, especialmente en el campo material. Se presenta una religiosidad de gracia y gratuidad. El hombre se entrega a Dios y Dios se dona al hombre, construyendo una historia de salvación y de felicidad. A pesar de tos intentos, el libro de Job no da todavía una respuesta satisfactoria al problema del sufrimiento de los justos y sólo termina con la concepción de que Dios es infinito, profundo, inalcanzable, por lo tanto, no podemos conocer sus designios y no podemos juzgarlo por lo que acontece, él tendrá sus razones. Con la muerte de Jesús en la cruz comprenderemos el sentido salvífico del sufrimiento, cuando se incorpora al plan de Dios de salvar a la humanidad.
Joel
Es un libro profético menor; consta de tres capítulos. Su contenido fundamental se divide en dos partes: en la primera denuncia los pecados del pueblo, por los que habrá una destrucción (invasión de langostas); en la segunda anuncia la salvación de Dios, mediante el envío del Espíritu Santo sobre todos (Jl 3,2). Este texto será citado por Lucas en los Hechos de los Apóstoles, con ocasión de Pentecostés (Hech 2,46).
Jonás
El libro de Jonás es una obra en forma de novela que expone el tema de la misericordia de Dios para con todos y el universalismo de la salvación. Surgió después del exilio, cuando Israel se cerró en sí mismo y perdió la misión que tenía para con los demás pueblos. Contrasta la negativa de Jonás (el único personaje judío de la novela) con la disposición de los extranjeros, que con una sola frase del profeta se convierten. El mensaje fundamental es que Dios ama a todos y quiere que todos se salven, pero lo hace a través de su pueblo y sus profetas, sus enviados (cfr. Jon 4,2.11).
Jordán
Es un río importante en la geografía de Israel; pasa por el lago de Generarte y desemboca en el mar Muerto. En cuanto al simbolismo teológico el Jordán es muy importante. Elías cruzó el Jordán al ser llevado al cielo; Josué cruzó el Jordán para entrar a la tierra prometida; Juan Bautista hizo del Jordán el lugar de su predicación; Jesús baja al Jordán para comenzar su misión e inaugurar la entrada a la definitiva tierra prometida: la vida de comunión con el Padre.
José
José fue el hijo preferido de Jacob, vendido por sus hermanas llegó a Egipto y, contando siempre con la asistencia de Dios, fue la salvación de sus j hermanos en tiempos de carestía. En ocasiones se habla de José, refiriéndose a “la casa de José”, es decir, a de Efraín y Manasés, sus hijos; en otros pasajes se refiere a todo el pueblo (Sal 80,2).
En el NT José fue el esposo de María, padre adoptivo de Jesús. Fue elegido por Dios para cuidar, guiar y educar a Jesús en su infancia. Para san Mateo la importancia de José está en la paternidad legal «tú le pondrás el nombre de Jesús, por lo que será hijo de David», pues José es de la familia de David. No se encuentran palabras de José en el evangelio, solamente Mateo lo presenta como un hombre justo. Por la tradición y los libros apócrifos se sabe que cuando Jesús inició su vida pública, José, ya había muerto.        
Jornalero Significa asalariado, el que trabaja por día o por el saldo o jornal de un día.
Josué
Hijo de Nun, sucesor de Moisés (Dt 34,9). Es el guía que conduce al pueblo en la conquista de la tierra prometida (Jos 1,1-2). Es curioso que la carta a los hebreos lo presenta como figura de Jesús (Heb 4,8ss), el nombre de ambos viene de la misma raíz (Yashá = salvar); ambos inician su misión en el Jordán y ambos introducen al pueblo a la tierra prometida.
Juan
Hijo de Zebedeo y hermano de Santiago el mayor (Me 1,19). Era pescador en Betsaida, partícipe de la escuela de los zelotas y más tarde discípulo del Bautista. Juan es uno de los principales discípulos; recibió muchos secretos y encomiendas del Señor. Estuvo muy cerca de su maestro y es un fiel testigo de los acontecimientos de Jesús (Me 5,37; 9,2). Participó en el concilio de Jerusalén (Gal 2,9), vivió en Éfeso y fue desterrado a la Isla de Patmos en tiempos de Domiciano (Ap 1). Escribió el cuarto evangelio, donde presenta la manifestación de Dios en la persona de Jesús, su Hijo. Escribió también tres cartas y el Apocalipsis.
Jubileo
Viene de la palabra Jobel, en hebreo, que era el sonido de un cuerno de carnero y se tocaba para anunciar el gozo y la alegría. Cada 50 años, con el toque de este cuerno se anunciaba el año santo, un año de mucha alegría. Era una fiesta especial para los pobres, los oprimidos, los esclavos, los deudores, en la que se les perdonaban todas sus deudas. La Iglesia tomó la palabra jubileo para llamar así a ciertos tiempos, años de gracia para todos los fieles. Los jubileos se celebran para recordar determinados acontecimientos salvíficos y aniversarios importantes. En el año jubilar la Iglesia concede indulgencias y muchas gradas espirituales a los fieles.
Judaísmo
El judaísmo hace referencia 3 la dignidad, estructura y forma de vida del pueblo de Israel, que se fue formando después del exilio. Al no tener reino ni reyes que fueran signo de su unidad religioso-política, fueron estableciendo ciertos aspectos como Pase de su identidad: la ley. el culto (templo) y la Dureza de la raza. Fue tomando fuerza la figura del sacerdote como líder del pueblo. En relación a la ley fueron surgiendo los escribas o Doctores de la Ley. Surgió el Sanedrín, encabezado por el Sumo Sacerdote, como autoridad máxima del pueblo.
Judaizante
Judeocristianos que procedían de grupo de los fariseos (Hech 15, 5), qué siendo cristianos, pretendían vivir como judíos, exigiendo las prácticas de la ley de Moisés como la circuncisión y otras, para poder obtener la vida eterna. Pablo se enfrentó duramente a estos judaizantes, afirmando que la salvación viene por la predicación del evangelio y la fe en Cristo y no por las prácticas de la ley de Moisés (cfr. Gal 2.14ss).
Judas
Es un nombre común en tiempos del NT. Dos de los discípulos de Jesús llevaban el nombre de Judas. Judas Tadeo era primo de Jesús, y era hijo de Cleofás. Para distinguirlo muchas veces se le dice simplemente Tadeo. Judas Iscariote era uno de los doce. Con principios zelotas, esperaba de Jesús un reinado político-social. Entregó a su maestro, probablemente por decepción. San Mateo y Hechos de los Apóstoles hablan del remordimiento que llevó a Judas a quitarse la vida.
Judea
Los griegos y romanos llaman Judea a la región de palestina poblada por judíos. Es como decir: “País judío” o “lugar de los judíos”. Se trata de la parte sur, resultado de la división de los reinos, habitada por las tribus de Judá y Benjamín. El centro religioso y político es Jerusalén.
Judeocristianos
Se les llama así a los cristianos convertidos del judaísmo, especialmente a los que procedían de Palestina y que hablaban hebreo o arameo, por oposición a los judíos convertidos al cristianismo, pero que procedían de la diáspora y que hablaban griego.
Judío
Primeramente, la Biblia llama judíos a los habitantes de la región sur, es decir, del reino de Judá. Religiosamente la palabra judío hace referencia al miembro del pueblo elegido, y en este sentido es sinónimo de israelita.
Judit
Es el nombre que lleva un libro del AT Muestra la salvación del pueblo esclavizado y atemorizado (8-9) que realiza Dios por la mano de Judit. Su hermosura, su fe, su valentía y astucia son los medios que utilizó para lograr su victoria. No se trata de una biografía, sino de un mensaje en forma de novela, escrito al finalizar la lucha de los macabeos para animar al pueblo y decirle: Dios está con nosotros y se vale incluso de lo más pequeño para salvarnos.
Jueces
Es el libro que habla de la época anterior al reinado, cuando cada tribu era gobernada por un juez (generalmente el más anciano). El juez era el guía religioso-político del pueblo. El esquema de los relatos de los jueces es: pecado-castigo / arrepentimiento-salvación. La salvación se realiza mediante la acción de un juez elegido por Dios. Los jueces eran guías locales, pero con el tiempo su acción se nacionaliza y se hace ejemplar para todo el pueblo. Los principales jueces son Débora, Gedeón, Jefté, Sansón. Y el más importante de todos es Samuel, juez y fundador de la monarquía.
Juicio
Los israelitas veían la historia en relación a las recompensas y castigos, según el actuar de cada quien. La historia es como un juicio, donde Dios es el juez que salva y defiende al oprimido, mientras castiga al opresor, sea una persona o un pueblo. En et NT el juicio está relacionado con Jesús. Su venida es un juicio para el mundo (Jn 16,8-11), un día vendrá para juzgar a vivos y muertos.
Júpiter
En la cultura o mitología romana es el padre de los dioses, correspondiente a Zeus, en la mitología griega.
Juramento
Se trata de una declaración por la que se desea uno a sí mismo un mal o una desgracia, en caso de que no esté diciendo la verdad o no cumplir lo que promete. Hay la certeza de que sucederá tal desgracia, sea por la fuerza del juramento, sea por la divinidad que se evoca al jurar (cfr. Num 5,21; 1Sam 14,44; 20,13; 2Sam 3,35; Job 31,5ss). Se apela a la vida de Dios (Jue 8,19; 1Sam 14,39.45; Jer 4,2) o a la vida de la persona con quien se habla (1Sam 1,26; 20,3; 2Sam 15,21). Normalmente se pone a Dios como testigo (Gen 31,50; 1Sam 20,23; Jer 42,5), al cielo, al nombre de Dios, a los ángeles o al templo (Mt 23,16-22).
El AT se opone a los juramentos hechos con ligereza (Eclo 23,9-11), y hay una prohibición tajante a los juramentos hechos por Dios y en base a algo falso (Ex 20,7; Lev 19,12; Dt 5,11). También son condenados por los profetas (Ez 16,59; 17,13ss). Jesús exige la perfecta sinceridad, por tanto, se opone radicalmente a cualquier tipo de juramento: “No jures en absoluto... Sea vuestra palabra sí, sí; no, no (Mt 5,33-37; cfr. St 5,12).
Justificación
Justificar significa ajustar, es decir, hacer justo. Cristo es quien nos justifica, nos ajusta a la imagen suya, imagen de Dios invisible, haciéndonos hijos, como es él (2Cor 5,21; Rom 3,24; 5,1.9).
Justo

La palabra justo tiene muchos significados en la Biblia. Puede ser quien vive con fidelidad en la comunidad (Gen 7.1). quien observa la ley (Sal 1,1.6; 19,10). Para Jesús el justo es el que busca primero el reino de Dios y su justicia (Mt 6,33), es decir, un mundo como lo quiere Dios. En San Pablo esta palabra tiene referencia a la acción de Dios que salva, que hace justos, es decir, que nos justifica, nos hace a la medida «justa» de la persona de Cristo (Rom 8,28-30). No se refiere tanto a la justicia humana (dar a cada quien lo que le corresponde), sino a la acción salvadora de Dios en Cristo Jesús

Ll

Lamentaciones
Es el nombre de un libro del AT, que se atribuye al profeta Jeremías. Es un libro escrito con ocasión del destierro en Babilonia. Son cantos fúnebres que describen la catástrofe y destrucción de Jerusalén. Se habla de hambre, sed. matanzas, destierro, incendios, zaqueo, despojo. Se trata de exponer el sufrimiento del pueblo humillado que canta su dolor' y pide perdón a Dios.
Lámpara
Antiguamente se usaban lámparas de aceite para alumbrarse dentro vio la casa (Mt 5,14-16). Como no había fósforos, acostumbraban dejar una lámpara encendida dentro de la casa. Poco a poco esta luz empezó a significar la presencia de Dios en la casa y también la vigilancia en la vida de las Personas (Mi 6,22-23).
Lapidación
Apedrear a alguien como castigo hasta darle muerte (Dt 13;7-11; 22,23-24; Jn 8,1-11; Hech 7,57-60).
Leche y miel
Son productos comunes en Palestina, son gustosos y nutritivos y se obtienen con poco trabajo, Son símbolo de abundancia, de ahí la expresar “Tierra que mana Leche y miel” decir, tierra de abundancia (Ex 3,8).
Legión
En la milicia romana la legión era un ejército de soldados, 6000 de a pie y 120 de a caballo- Los sinópticos dan el nombre de legión a los demonios expulsados de un hombre y echados, a los cerdos. No se trata de un nombre propio, sino más bien de una referencia a la multitud, a un ejército "pues somos muchos” (Me 5,9; efe Mt 26,53).
Lepra
Es una palabra que tiene varios significados en la Biblia, Los israelitas usaban la misma palabra para designar distintas enfermedades de la piel, muchas veces superficiales y curables. Se usaba incluso para el moho en las paredes y objetos (Lev 13, 14). Corno eran celosos de la higiene, cuidaban todo con mucha cautela. Además, la pureza ritual exigía un profundo cuidado de la limpieza.
Leví
Nombre propio. Leví se llamaba uno de los hijos de Jacob (Gen 29,34); de él recibe el nombre una de las tribus. Esta tribu de Leví fue elegida para el servicio del templo, por tanto, los sacerdotes deberían ser de dicha tribu (Num 3,5-13). No recibieron parte de herencia en la repartición de la tierra (Jos 13,14), sino que cada una de las tribus daba el diezmo al templo, del que una parte era para la tribu. En el NT Mateo, discípulo de Jesús, es también llamado Leví (Mt 9,9-13; Me 1,14-17; Le 5,27-32).
Leviatán
Es un monstruo marino mitológico que en AT representa Codas las fuerzas de la desgracia. Se representa como un dragón (Sal 89,10: Hab 3,8), como una serpiente gigantesca (Is 21,1; Job 26,13).
Levita
Es el nombre que reciben los miembros de la tribu de Leví. Es frecuentemente también sinónimo de sacerdote. Los levitas tenían a cargo todo el ritual del templo, especialmente en relación a los sacrificios y ofrendas.
Levítico
Es el nombre del tercer libro del Pentateuco. Recibe ese nombre por la referencia a las leyes, ambiente y lenguaje sacerdotal, correspondientes al trabajo de los levitas en el templo.
Levirato
En Israel se convirtió en ley la costumbre de que la mujer de un hermano muerto sin hijos, debía casarse con su cuñado para poder dar descendencia a su hermano difunto y así asegurar la permanencia de la familia, y sobre todo salvaguardar la ley de los primogénitos (Gen 38,8; Rut i 4). El primogénito del matrimonio de los cuñados, recibía el nombre del difunto (Dt 25,5-6). La misma mujer podía exigir de manera pública su derecho al nuevo matrimonio (Dt 23,7ss),
Ley
Cuando se habla de la ley se hace fundamentalmente a la Alianza (mandamientos) que hizo Dios con el pueblo de Israel, descrita en las Tablas de Moisés, Tablas de la Ley (Ex 20,1-17; Dt 5,1-22). En otras partes de la Biblia se usa la palabra ley para referirse al Pentateuco o a todo el AT (Lc 24,44; Rom 7,6.12). Esta ley se resume en el amor a Dios con todo el corazón y al prójimo como a uno mismo (Dt 6,5; Mi 22,37-40: Me 12,29 33).
El NT nos presenta a Cristo como la plenitud de la ley, en quien encuentra su cumplimiento y pleno significado (Jn 15,12-13). De modo que, a partir del misterio de Cristo, toda ley ha de entenderse a la luz de su persona, sus obras y sus palabras. Sobre todo, a la luz de la salvación realizada en el misterio de su cruz y su resurrección (cfr. Mt 5,17-20; Rom 10,4; Gal 3,19; 5,1.18; 6,2; Col 2,14; Sant 1,25).
Libación
Se trata de una ofrenda que consiste en derramar aceite o vino (Gen 28,18; 35,14; Ex 19,28-42; Num 15,5; 28,7ss; 29,6ss; Miq 6,7).
Libertinos (libertos). Probablemente se trata de prisioneros de guerra judíos liberados por los romanos y que se asentaron nuevamente en Jerusalén. Se reunían en la sinagoga con los cirenenses y alejandrinos. Estos libertinos fueron los que se opusieron a Esteban y lo arrastraron hasta el sanedrín, presentando testigos falsos contra él (Hech 6,9).
Lilit
Es una figura demoníaca que habita en el desierto o en ruinas abandonadas (Is 34,14), especialmente en la casa que el malvado abandona al morir (Job 1-8,15), Puede Interpretarse corno un fantasma nocturno.
Lira  Arpa.
Lucas
Era de Antioquía, médico de profesión y convertido al cristianismo (Col 4,14). Fue discípulo de Pablo, de quien se puso al servicio (Fil 24; 2Tim 4,11; Hech 16,10-17; 20,5-21; 28), asistiéndolo en sus últimos días (2Tim 4,11). Sus orígenes paganos, cultura griega y cercanía con Pablo fueron determinantes en sus escritos: el Evangelio y los Hechos de los Apóstoles. Su mensaje fundamental es la salvación de Jesús para todos los pueblos y U apertura del reino a los excluidos: pobres, pecadores, publicanos, mujeres, extranjeros... En los Hechos de los Apóstoles describe el entusiasmo y compromiso de la primitiva comunidad cristiana por el anuncio del evangelio, presentando a Pablo como el prototipo del misionero.
Lugares Altos
A los antiguos les parecía que en lo alto de los montes se podía estar más cerca de Dios, por eso hacían sus santuarios en los montes o colinas. Cuando en Israel se centralizó el culto en Jerusalén, en el templo, los lugares altos quedaron prohibidos; poco a poco, por la semejanza con otros pueblos y por el distanciamiento del templo, el culto en los Lugares Altos fue adquiriendo un sentido de idolatría.
Luna Nueva
Cuando los israelitas se basaban en el calendario lunar, la luna nueva marcaba el comienzo del mes. Representaba para ellos un día santo; la celebración de este día se convirtió en la fiesta de la Luna Nueva o novilunio.

Mm

Macabeos
Era una familia (la familia de Matatías) muy celosa de las leyes y tradiciones de los judíos. En tiempo de los reyes sirios (Antíoco IV Epífanes) se rebelaron contra ellos, pues querían imponer la cultura griega. Los macabeos se levantan en guerra para conseguir la libertad religiosa y política de Israel y conservar su identidad religiosa y cultural. Los dos libros de los macabeos describen las luchas de estas familias a favor de su identidad, ante la amenazante invasión siria. El autor identifica religión y patria, por lo que describe la lucha como una «guerra santa».
Macho cabrío
Es el guía del rebaño, por lo que en sentido metafórico se le dice al guía del pueblo (Is 14,19; Jer50,8; Zac 10,3). Es el animal apto para el sacrificio (Dt 32,14; 2Cro 29,21; Esd 8,35; Is 1,11; Sal 50,13).
Maestros de la ley
Empezaron a surgir con Esdras, en la época de la reconstrucción posterior al exilio, en la lucha por mantener su identidad en la fidelidad a la ley. Eran expertos en la interpretación de la Sagrada Escritura, especialmente de los textos legislativos. Habían ido formando con sus interpretaciones una tradición o derecho tradicional que a veces llegaban a colocar por encima de la Palabra de Dios (Me 7,3-8).
Magos
Generalmente se llamaba mago al charlatán que pretendía hacer cosas extraordinarias a través de poderes ocultos (Gen 48,1; Ex 7,22; Hech 13,6). En San Mateo, los magos que visitan a Jesús son más bien sabios de oriente que estudian los astros. Hoy se les llamaría astrólogos.
La Biblia no dice que fueran reyes o que fueran tres, ni siquiera sus nombres. La tradición de presentar tres reyes: Melchor, Gaspar y Balthasar es tomada de los libros apócrifos y en correspondencia con los tres regalos: oro, incienso y mirra.
Malaquías
Es un profeta que predicó después de Ageo y Zacarías, por tanto, después del exilio de Babilonia. Trata de intervenir en la vida práctica de la vida religiosa, conforme a lo que espera el Señor: comportamiento de amor y respeto, una liturgia vivida con entrega, una vida conyugal correcta y unas relaciones sociales de justicia.
Maldición
Es lo contrario de la bendición. Se trata de una invocación para desear el mal a alguien. Aunque se trata de una medida para preservar el bien de la comunidad, muchas veces puede provocar resentimientos personales. Por eso el cristiano debe cambiar la maldición en bendición (Le 6,28; 1Pe 3,9). 
Maná
Durante el camino por el desierto, después de la liberación de Egipto, el pueblo pidió a Dios comida. El hizo caer del cielo algo como escarcha, parecido a la semilla de cilantro. El pueblo se preguntaba: «¿ma-na?», o sea, «¿qué es esto? Por eso a este alimento se le llamó Mana (Ex 16,13-15). Según la Biblia, el Maná tenía distintos sabores, de acuerdo al gusto de cada quien (Sab 16,20-21). El Maná pasó a representar el alimento con que Dios sostiene a su pueblo en todos los sentidos, material y espiritual.
En el NT el Maná es un símbolo del alimento que Dios da, el -Pan del cielo-, figura del verdadero Pan del cielo que es Jesús, es decir, la Eucaristía (Jn 6,54; 1Cor 10,3-4), alimento de la primera comunidad cristiana en su camino hacia la patria definitiva (Ap 2,17).
Mandamientos Decálogo.
Manzana
En el ambiente popular la manzana se ha asociado al pecado de Adán y Eva. En verdad, la Biblia no habla de manzana, solamente habla del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal. Quizá entró la manzana en la tradición porque la lengua de muchos años de la Iglesia ha sido el latín. La palabra malum en latín, puede significar malo o también manzana, de ahí la relación del pecado o mal con la manzana.
Mar
El mar de Palestina representaba para ellos más bien peligros que beneficios, por eso muchas veces el mar es signo de peligro, fuerza amenazadora u hostil a la vida humana (Ex 15,8; Sal 69,3.16; Ap 21,1).
Marana tha
En la lengua aramea, la que hablaba Jesús, «Marán athá» significa «El Señor viene». Puede leerse también «Marana tha», que significa «Señor, ven». Es una expresión llena de fe y de gozo con la que la comunidad cristiana espera la venida del Señor (1Cor 16,22; Ap 22,20).
Marcos
Es un evangelista de origen griego; puso su casa al servicio de la comunidad cristiana (Hech 12,25). Se piensa que desde antes ya Jesús y sus apóstoles la utilizaban; probablemente en ella se realizó la Última Cena. Marcos estuvo un tiempo con san Pablo (Hech 12,25; 15,39-41) y lo siguió hasta Roma (Col 4,10), asistiéndolo en su último cautiverio (2Tim 4,11).
Escribió su evangelio alrededor del año 70, tratando de dar respuesta con él a la pregunta sobre «¿quién es Jesús?» La respuesta es: «Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios», como el kerigma o primer anuncio del evangelio (Me 1,1; 8,30; 15,39). Mc es el evangelio más corto y el más antiguo de todos.
María
El nombre de María era muy común en los tiempos de Jesús; varias mujeres llevaban ese nombre. María es el nombre de la Virgen, madre de Jesús. El NT nos muestra el crecimiento de la reflexión sobre la persona de María, su misión y su significado en la Iglesia. Es muy poco lo que el evangelio habla de ella; se trata de presentar el misterio de Cristo, por eso no se menciona casi a María.
Los primeros escritos del NT son algunas de las cartas de Pablo y en ellas no se hace casi nada de alucón a María, a excepción de (Gal 4,4-6) «nacido de mujer». En el evangelio de Marcos solamente se hacen algunos comentarios sobre María, simplemente formando parte de los familiares (Me 6,2ss).
En los evangelios de Mateo y Lucas, los que hablan de su infancia, se empieza a reflexionar sobre el papel de María en todo este misterio y Se va a ir presentando siempre en íntima unión al misterio de Jesús. Lucas, por ejemplo, pone a María como protagonista en la infancia de Jesús, aceptando la misión que el ángel le anuncia. San Juan presenta ya una teología un poco más elaborada sobre el papel de María, viendo en ella la mujer, madre del Mesías, que vence el mal en la cruz. Y a partir de ese momento, María recibe la misión de ser madre de la Iglesia y de todos. los creyentes.
Mateo
Discípulo y apóstol de Jesús; hombre culto de formación helenista, también llamado Levi (Mt 2,14; Le 5,27). Era recaudador de impuestos en Cafarnaúm. Escribió su evangelio originalmente en arameo, presentando las pruebas escriturísticas sobre el mesianismo de Jesús y las posturas de la nueva comunidad cristiana en el culto y la interpretación de la ley. Es un evangelio destinado a las comunidades judeo-cristianas, por eso presenta a Jesús como el Emmanuel, el Dios con nosotros (Mt 1,23). En él se cumplen todas las Escrituras, las promesas hechas desde el AT. Jesús, el Mesías, es quien realiza toda justicia (Mt 3,15).
Matrimonio
Tanto en el hebreo del AT como en el griego del NT no existe una palabra como tal para designar el matrimonio como lo entendemos ahora. Normalmente se utiliza la expresión “Pacto” o “Alianza”, para referirse a la unión de Dios con su pueblo y, por tanto, a la unión del hombre con la mujer (cfr. Gen 1,28; 2,18-25; Mal 2,14.17; Tob 8,7-10.15). Primeramente, la unión conyugal no era asunto tanto religioso ni político, sino más bien familiar, alianzas y arreglos entre familias y entre los padres de los hijos (Gen 24,2ss; 38,6; Dt 7,3; Jue 14,2ss).
Los fines del matrimonio son esencialmente dos: la complementación o ayuda mutua: “no es bueno que el hombre esté solo” (Gen 2,18), y la Procreación de los hijos, sobre todo varones, considerados como una bendición de Dios (Gen 1,28; 9,1; 42,60; Sal 127,4ss; Tob 6,22). La falta de hijos en una mujer es considerada como una desgracia y como castigo de Dios (Gen 30,1; 1Sam 1,6ss; Is 47,9; Jer 18,21). También, ya en Gen 2,18 podemos ver.
En el AT sobre todo existía la poligamia (Gen 4,19-25). El único impedimento era la economía, por lo que un rey o una persona con poder económico podía tener varias esposas, incluso concubinas (2Sam 5,13; 1Re 11,1-8). A pesar de ello, podemos encontrar ya en el AT cómo la monogamia es considerada como una forma más perfecta (Gen 2,24; Tob 8,6ss; 7,12). Los profetas, por ejemplo, dan por supuesto el matrimonio monogámico (Os 2,18-23; Jer 2,2; 3,7; Ez 16,8; Is 50,1; 54,5; 62,5). La vida célibe o sin hijos no es muy bien vista en el AT (Jue 11,35). Sin embargo, en orden a una misión hay sus excepciones importantes como el celibato de Jeremías y probablemente de Eliseo, la viudez de Ezequiel y el rechazo a segundas nupcias de Judit (Jdt 8,4; 15,1ss).
En tiempos del NT parece ya superada la poligamia y se defiende tanto la unidad como la indisolubilidad del matrimonio (Mt 19,3-12). Jesús se mostró abierto y favorable al matrimonio, aunque con su misma vida engrandeció el celibato por la causa del reino. Juan Bautista y al parecer Juan el de Zebedeo permanecieron igualmente célibes. Por el juicio de Pablo en 1Cor 7,7.9.12.15ss parece que él mismo no contrajo matrimonio, y alaba este estilo de vida por razones prácticas en razón de la misión y la dedicación a la vida cristiana.
Mediador
Distintos personajes del AT han tenido el papel de mediador entre Dios y los hombres, en el campo de la revelación, la formación, conducción y protección del pueblo.: Abraham, Moisés, los reyes, profetas y sacerdotes. En la plenitud de la revelación y acción salvadora, es decir, en el NT, Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres (1Tim 2,5). Significa que el único medio de salvación es el misterio pascual de Cristo. Las mediaciones humanas deben ser siempre ligadas a la única mediación de Cristo.
Medidas
No se trata de medidas exactas como en la actualidad, sino de medidas convencionales o muchas veces con valores diversos.
Las medidas de longitud se basaban en las medidas del cuerpo humano: dedo (0.018 m), palmo (0.222 m), codo (0.444 m), la braza (1.85 m). Para mayores distancias se usaban medidas como “el tiro de una piedra”, “el tiro de arco”, “un día de camino”, estadio (190 metros), milla (1500 metros), «camino del sábado» (1000 metros). Las medidas de capacidad tomaban los nombres de los recipientes: un jomer (450 litros), un efá (45 litros). El NT había de metreta (40 litros).
Para el peso se utilizaban como en forma de balanza medidas de piedra, La unidad era el shequel (siclo); en la época helenista se utilizaban medidas de plomo. En dichas balanzas se pesaba el oro, la plata, el bronce, el hierro y algunos productos especiales (cfr. Ex 30, 24). Entre: las medidas de peso se encuentran el talento (60.6 kg; 3000 siclos»; la mina (16.32 gr, 50 siclos); el siclo, el trozo (1/2 siclo); el grano (1/20 de siclo).
Melquisedec
El nombre significa «Rey de justicia». Era rey de Salem (Jerusalén) y sacerdote (Gen 14,17-24). Ofreció a Abraham pan y vino y lo bendijo. Abraham, por su parte, le dio la décima parte de su botín. En el Sal 110,4 se habla de Melquisedec como figura de David. La carta a los hebreos, hace una teología del sacerdocio de Melquisedec, refiriéndolo a Cristo, un sacerdocio no por derecho de sangre, sino por donación de Dios (Heb 5-7).
Memorial
Recordatorio. Se trata de una celebración que no solo recuerda una acción pasada, sino que hace vida y realidad en el presente la acción salvífica de tal acontecimiento del pasado. En el AT el memorial principal es la pascua o salida de Egipto; para el NT el memorial fundamental es la celebración del misterio pascual de Cristo (Hech 20,7ss; 1Cor 11,23-29).

Mes
Entre los israelitas el mes dependía fundamentalmente del ciclo lunar. Antes del destierro los hebreos distinguían los meses numerándolos. Con el contacto con los babilonios asumieron los nombres babilonios para cada mes.


Designación Hebrea

Nombre Babilónico

Nombre Latino

Mención Bíblica

1

Nisán

Marzo-abril

Neh 2, 1; Est 3, 7

2

Lyyar

Abril-mayo

 

3

Siván

Mayo-junio

Est 8, 9

4

Tammuz

Junio-julio

 

5

Ab

Julio-agosto

 

6

Elut

Agosto-septiembre

Neh 6, 15

7

Tisihri

Septiembre-octubre

 

8

Maresván

Octubre-noviembre

 

9

Kislev (u)

Noviembre-Diciembre

Neh 1, 1; Zac 7, 1

10

Tébet

Diciembre-enero

Est 2, 16

11

Shabat

Enero-febrero

Zac 1, 7

12

Adar

Febrero-marzo

Esd 6, 15; Est 3, 7


Mesías
Es una palabra hebrea que significa «Ungido». En griego se usa la palabra Xristos, Cristo. Desde la antigüedad los israelitas ungían a sus reyes y, más tarde, también a los sumos sacerdotes, como signo de consagración a Dios. Ante las dificultades constantes del pueblo y sus desesperanzas, comenzaron a pedir y esperar un enviado especial de Dios, el Mesías, al estilo de Moisés, David o Elías.
Jesús se presentó como aquel que ha sido ungido para anunciar el Evangelio a los pobres (Le 4,16-21; Jn). Los Doce, especialmente Pedro (Mt 16,16), los discípulos (Jn 1,41.45) y la comunidad cristiana primitiva (Hech 2,36; 3,20; etc.), descubrieron en Jesús al Mesías esperado y por eso lo llaman «Cristo», el Ungido.
Milagros
La Biblia nos habla de muchos milagros, desde la curación de enfermedades físicas y la expulsión de demonios hasta la calma de la tempestad y devolución de la vida a los muertos. A los milagros se les llama prodigios o actos de poder: “El poder de Dios está en él” (Mt 9,8). Son un signo del poder de Dios que se manifiesta en la persona de Jesús y pruebas de que el Reino de Dios ha llegado a nosotros y, por tanto, las obras del demonio son destruidas. El evangelio de Juan los llama signos (Jn 2,11; 3,2; 20,30), pues son acciones que revelan la persona y la misión de Jesús, Más que el poder y la presencia del reino, san Juan pone el énfasis en la persona de Jesús, el cual manifiesta la gloria del Padre y provoca la fe de sus discípulos en él.
Jesús dio a sus apóstoles el poder de hacer milagros y ellos acompañaron su predicación con distintos signos y prodigios (Me 16,17). Los milagros son la prueba de que ellos son enviados por Jesús y de que el poder de Cristo resucitado se manifiesta en ellos, llevando a cabo la misión que les fue encomendada.
Mina (ver Monedas). San Lucas habla de la parábola de las minas (Le 19,11-27), donde Mateo habla de talentos (Mt 25,14-30). El talento hace referencia a un valor, a una virtud o a un don que hay que poner a fructificar. La mina hace referencia a la fuente de talentos o de valores.
Ministerio
En el AT la palabra ministerio hace referencia a un cargo religioso al servicio de las cosas santas Biblia habla de tres categorías de personas encargadas de las cosas santas, por lo que se les llama personas sagradas: sacerdotes, profetas y reyes.
El NT habla de ministerios y servicios. Todos los fieles en la Iglesia son servidores, pero no todos son ministros. El ministerio es como una ocasión, es un encargo a determinadas personas para realizar una tarea en nombre de la Iglesia. En el tiempo de los apóstoles y sus discípulos se distinguen tres ministerios: diáconos (1Tim 3,8-13), presbíteros o ancianos (1Tim 5,17-22; Tt 1,5-6), obispos (1Tim 3,1-7; Tt 1,7-9).
Miqueas
Profeta contemporáneo a Isaías. Predicó en el reino del Sur por el siglo VIII a.C. Cuando Asiría está asechando a Israel, Miqueas interpreta esta situación como el resultado de la codicia y las injusticias sociales. Esta forma de vida traerá sobre Israel la ira de Dios. Denuncia fuertemente el enriquecimiento de los ricos a costa de los pobres.
Hay un anuncio de esperanza y salvación con la aparición del mesías de Belén de Judá (Miq 5,1; Mt 2,6).
Mirra
Es una gomorresina que se usaba como medicamento y para elaborar el óleo sagrado destinado al tabernáculo y al templo. Los magos de oriente ofrecieron Mirra a Jesús (Mt 2,11). La bebida que ofrecieron a Jesús en la cruz tenía mezcla de mirra y servía para calmar los dolores (Me 15,23). José de Arimatea y Nicodemo embalsamaron el cuerpo de Jesús con mirra y áloe (Jn 19,39-40).
Misericordia
Hace referencia a la paciencia amorosa de Dios para con su pueblo, su benignidad y prontitud para perdonar. En el NT la misericordia se puede entender como compasión, es decir, padecer con el otro. Jesús nos presenta a Dios como el padre misericordioso, de quien viene toda ayuda y por cuya misericordia hemos sido salvados (Ex 34,6-7; Dt 7,9; Neh 9,7.31; Sal 23,6; 25,6; 40,11; 51,1; 103,4.8; Dan 9,9; Jon 4,2; Miq 6,8). Jesús mismo se compadecía de los necesitados y dolientes y lo mismo mandó a sus discípulos (Mt 5,7; Le 6,36; 18,13; Rom 9,15; 12,1; 2Cor 1,3; Ef 2,4).
Moisés
Moisés significa «Salvado de las aguas». Aunque era hebreo, fue criado en el palacio de Egipto por la hija del Faraón. Fue elegido por Dios para liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto. Moisés, junto con sus hermanos Aarón y Miriam, condujeron al pueblo durante 40 años por el desierto.
Moisés fue el gran intermediario de la Alianza en el Sinaí entre Yahvé y su pueblo. Quedó en la memoria del pueblo como el gran legislador, el mediador de la Alianza, el profeta que hablaba con Dios cara a cara. Es el gran personaje del Pentateuco y en general del AT. Muchas veces, cuando se cita fundamentalmente la ley, se cita como Moisés (Le 16,29.31; 24,27; Jn 1,45).
Monedas
Antiguamente Israel comerciaba con el sistema de trueque, es decir, intercambiando mercancías, forma común en muchas culturas. El sistema de monedas se empezó a usar hasta después del exilio. Los persas inventaron este sistema en el siglo VII a.C. Usaron los dracmas de oro (Esd 2,69; Neh 7,70ss), equivalentes a 8.41 grs., el darico, quizá porque llevaba la imagen de Darío I (1Cro 29,7; Esd 8,27), siclos de plata (Neh 5,15; 10,33), equivalentes a 5.69 grs. y el denario (Mt 26,15; 27,3-10).
Con la conquista e influencia de Alejandro Magno los israelitas empezaron a usar el sistema griego de monedas. El talento tenía 60 minas; la mina tenía 100 dracmas y la dracma 6 óbolos. Manejaban también el didracma y tetradracma.
Monedas griegas:
Talento: Moneda que tenía 6000 dracmas/ 3.000 siclos (un siclo = 11,4 gr) = 36 kg. (Mt 18,23; 25,14-30).
Mina: Moneda que tenía 100 dracmas y un peso de 436 gr. de plata (Le 19,11-27).
Dracma: Medio siclo = 6 gr. (Le 15,8-10.20).
Óbolo: 0,6 gr. (Le 21,1-4) Dracma de plata: los dracmas se acuñaron con diferentes pesos y medidas. La medida estándar que más o menos se utilizó fue la ateniense o ática, que consistía en más o menos 4,30 gr. de plata (Le 15,8-10).
Didracma: Era una moneda también de plata (dos dracmas) = 12 gr. (Mt 17,24-27).
Tetradracma: La moneda más utilizada en el mundo griego fue el tetradracma ateniense. En su anverso aparecía la diosa Atenea con un casco de guerra y una lechuza en el reverso. Era equivalente a un sido = 11,4 gr.
Monedas romanas:
Denario: Esta moneda romana de plata tenía gravada la imagen del emperador (Mt 22,19ss). Equivale a una dracma griego, es decir, el salario de un día de, trabajo (Mt 9,13; 20,2).
As: Tenía cuatro cuadrantes (Mt 5,26; Me 12,42).
Cuadrante: dos ochavos = un óbolo (Me 12,2; Le 21,2; 12,59).
Monte de los Olivos
Está situado al Este, separado de Jerusalén por el valle del Cedrón; tiene una altura de unos 800 m y consta de tres cimas. Se menciona desde el AT. David salió de Jerusalén y pasó por el monte de los Olivos cuando huía de Absalón (2Sam 15,30). Ya en el NT los evangelios nos dicen que Jesús solía pasar la noche en el monte de los Olivos haciendo oración (Jn 8,1; Le 21,37); desde allí hizo su entrada triunfal en Jerusalén (Mt 21.1K allí pronunció su discurso escatológico (Mt 24,3): allí comienza el misterio de su pasión (Mt 26,30) y allí localiza Lucas la del Señor (Hech 1).
Muerte
Primeramente, la muerte es tomada de manera muy natural como la terminación de la vida. A través de la reflexión, se considera la muerte como un castigo, como una consecuencia del pecado (Rom 5,12.17; 6,23, 1Cor 15,21-22.26), como una obra de Satán (Jn 8,44; Hech 2,14), pues Dios hizo la vida, no la muerte. Con frecuencia también en el NT se habla de la muerte espiritual, también consecuencia de la incredulidad y del pecado (Jn 5,24; 8,51; Rom 7,10; 8,6; 2Cor 7,10.
Jesucristo, al morir en la cruz como rescate por todos (Mt 20,28; Me 10,45; Le 22,27), ha vencido la muerte, el pecado y al demonio. La muerte ha sido vencida (2Tim 1,10) y, con su resurrección, obtiene el triunfo definitivo y final sobre la muerte y sus manifestaciones (1Cor 15,2.21-19.32), el último enemigo a vencer (Rom 6,5; 1 b 15,26; Ap 20,14). El cristiano participa de la muerte de Cristo en el bautismo y, así mismo, es incorporado a la vida por su resurrección (Rom 6,3-5). Desde la fe y a partir del triunfo de Cristo, la muerte, en vez de ser una derrota, es el paso a la vida con el Señor triunfante y glorioso.
Mujer
La imagen de la mujer es muy variada en la Biblia. En sentido teológico puede representar tanto el bien como el mal (Prov 5,18-20; 7,4ss; Ecl 7,26; Eclo 9,1-9; 25,13-26; 26,1-13). En el aspecto social es casi siempre excluida, considerada inferior al hombre, símbolo de la debilidad (Eclo 25,24).
Como mediadora de Dios, la mujer realiza grandes obras, pues es muy común que Dios obre a través de lo que es considerado como más débil o de menos.t valor. Recordemos el caso de Débora, Rut, Judit, Ester.
La mujer está asocia a la vida humana, por eso la Biblia usa expresiones relacionadas con la mujer para referirse a las situaciones vitales del pueblo: madre, hija, virgen, esposa, viuda, prostituta.
Entre las mujeres de la biblia destaca por supuesto María, la madre de Jesús. Grande y humilde, abierta a la voluntad de Dios, siempre al lado de su hijo en todas las situaciones de la vida, en la alegría y en el dolor.
Mundo
La Biblia habla del mundo terrestre, supra terrestre y mundo subterráneo. El mundo terrestre es limitado, solamente la geografía conocida por ellos. Jerusalén es el centro del mundo nuevo, donde Palestina es la tierra prometida. Al mundo supra terrestre lo llamaban cielo o firmamento. El mundo subterráneo es el Sheol o hades; es el lugar de los muertos.
El NT habla del mundo en sentido teológico. El mundo en sentido negativo es el reino contrapuesto al proyecto de Dios, es decir, los criterios humanos, el pecado, lo terrenal (Jn 17,11.14-16). El mundo en sentido positivo es la humanidad amada y redimida por Cristo (Jn 3,16).
Muro de las lamentaciones
Salomón había construido el primer templo en Jerusalén, el cual fue destruido por Nabucodonosor en el año 586 a.C. Al regreso del destierro se reconstruye el templo, pero fue de nuevo destruido por Antíoco IV Epífanes. El tercer templo fue construido o reconstruido por Herodes el Grande; era un templo grandioso, el orgullo de los judíos. También éste fue destruido por el emperador Tito en el año 70 d.C. Solamente quedaron las ruinas, un muro alto, donde los judíos comenzaron a ir a llorar su suerte, pidiendo el restablecimiento de su pueblo y, por tanto, de su templo, por eso se le llamó el muro de las lamentaciones. Hasta el día de hoy los judíos se reúnen ante el muro para expresar sus lamentos. Personas de muchos lugares, al visitar el muro, colocan ahí sus peticiones a Dios.


Nn

Nabucodonosor
Rey de Babilonia. En el año 586 destruyó Jerusalén con su templo y llevó cautivos a Babilonia a los principales de Judá. Así como la ciudad de Babilonia, la persona de Nabucodonosor quedó ante los judíos como figura del opresor y, por supuesto, como figura de oposición al bien del judaísmo y del proyecto de Dios.
El libro del Apocalipsis habla de la ciudad o del imperio de Roma, llamándole Babilonia, por la similitud opresiva que estaba causando a la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios (Ap 17-18).
Naciones
Se les llama naciones a los pueblos no israelitas, por tanto, los que no reconocen al Dios d Israel. Comúnmente la palabra naciones es sinónimo de gentiles, aunque a veces se usa la palabra nación también para Israel.
Nahúm
Es un profeta que habla de la caída de Nínive, como castigo de la opresión sobre Israel. El año 612 los medos y babilonios atacaron y destruyeron Nínive. El profeta hace una reflexión de la historia y ve esta acción como el castigo de Dios por haber exagerado en el castigo a Israel.
El mensaje fundamental de Nahúm es que Dios es el Señor de la historia de todos los pueblos. Ellos son como instrumentos en las manos de Dios. Dios sale en defensa del oprimido y derrumba al opresor. Los poderes del mundo no son eternos, un día caerán como Nínive y desaparecerán de la historia.
Nazareno
Natural de Nazaret (Me 1,24; 10,47. 24-67; 16,6; Le 4,34; 24.19). A Jesús se le llamaba el nazareno porque era de Nazaret (Mt 2,23; Le 18,37; Jn 18,5-7; 19.19). A los mismos cristianos se les llegó a llamar nazarenos (Hech 24,5). Quizá provenga de la palabra hebrea Nazir, que significa consagrado, santo, ligado a Dios.
Nazaret
Es una ciudad de Galilea. Allí vivía la Virgen María cuando recibió el anuncio del ángel Gabriel de que sería la madre del salvador (Le 1,26-27); allí fueron a vivir José, María y el niño al regresar de Egipto (Mt 2,23). Nazaret fue el lugar donde vivió Jesús los primeros 30 años de su vida (Le 2,39-40.50-52).
Nehemías
Fue el gobernador puesto por Ciro, rey de Persia, para encargarse de Judea, después de que, al conquistar Babilonia, dio a los judíos de regresar a Jerusalén. Apoyó fuertemente s Esdras, sacerdote, en animar en la reconstrucción del 0 y de su vida moral.
Nicolaítas
En Ap 2,6.15 se designa como nicolaítas a un grupo de gnósticos liberales dentro de las iglesias de Éfeso y Pérgamo (cfr. Ap 2, 2.14ss. 20. 24). El nombre significa seguidores de Nicolás. Algunos piensan que se trata del Nicolás de Hech 6,5. Otros creen que se trata de un nombre simbólico. El nombre de Nicolás significa vencedor de pueblos, y es correspondiente al nombre de Balaam, que se traduce como devorador de pueblos (cfr. Ap 2,14.20).
Nínive
Capital de Asiria. Es símbolo de las ciudades o pueblos opresores, junto con Babilonia y Egipto. El año 722 conquistaron Israel, reino del norte. El año 612 fueron conquistados por los medos y babilonios.
El libro de Jonás habla de la conversión de Nínive como figura de la conversión de todos los pueblos, incluso de los pueblos opresores. Es un ejemplo de que ningún pueblo está excluido de la salvación de Dios que se realiza a través de la predicación de su Palabra.
Nombre
Para los israelitas, el nombre no solamente distingue a una persona de otra, sino que designa fundamentalmente la misión o suerte de cada quien, lo que es y lo que hace (Gen17,5.15; 32,29).
Dar nombre o cambiar el nombre a algo o alguien significa tener autoridad sobre él. Cuando Dios le cambia el nombre a alguien le da un nuevo proyecto de vida, lo hace un nuevo ser.
Por eso mismo se tenía mucho cuidado en nombrar a Dios, y más bien se usaban expresiones como Señor, el nombre, el cielo, etc. En el NT se usan formas verbales en voz pasiva para no designar el nombre de Dios, por ejemplo, «Los afligidos serán consolados», lo que quiere decir; Dios los consolará (cfr. Mt 3,10; 6,33; 7,1ss; 10,30; Me 2,5).
Invocar el nombre de Dios sobre alguien significa invocar la protección de Dios sobre él. Hacer algo en nombre de Dios es hacerlo en comunión con él y según su voluntad.
A lo largo del AT Dios recibe varios nombres: Yahvé, Elohím, el bendito, el poderoso...
Nombre de Dios
Los hebreos no usaban vocales. En Ex 3,15 la Biblia presenta como nombre de Dios cuatro consonantes YHVH, a las que les daban un sonido que ahora se desconoce, pues desde el año 597-586, por motivo de la cautividad en babilonia, se dejó de pronunciar este nombre para evitar que fuera profanado por los paganos. Durante la lectura, cuando se encontraban estas cuatro letras se hacía una pausa y luego se continuaba, posteriormente se empezó a usar el nombre de Adonay (= Señor).
De acuerdo a los estudios realizados se piensa que la pronunciación más correcta era Yahvé. Así lo pronunciaban los samaritanos, que se habían separado del Reino del Sur, unos res siglos y medio antes del destierro y, por tanto, eran portadores de una tradición más antigua.
Novena
Los Hechos de los Apóstoles nos dicen que Jesús ascendió a los 40 días de la resurrección. A los 50 días descendió el Espíritu Santo sobre los Apóstoles. Entre los 9 días entre la ascensión y Pentecostés, los apóstoles permanecieron en oración con María santísima y otras personas (Hech 1,13-14). De ahí nació la costumbre de hacer en grupos, 9 días de oración, a los que se le llama «novena».
Esto no quiere decir que para hacer oración sea preciso establecer cuentas de días o de algo, sino más bien se exige la fe, la sinceridad, la disposición, la confianza y el amor a Dios para descubrir sus caminos y hacer su voluntad (Mt 6,7-15).
Novia
La relación entre Dios y su pueblo es comúnmente referí a en términos matrimoniales. Dios ama a su pueblo como un esposo a su esposa y hay, incluso, una alianza (matrimonio) entre ellos.
En el AT Dios trata a su pueblo como a una esposa o como a una novia, y lo va educando para que sea agradable a sus ojos.
En el NT también Jesús es comparado con un esposo, y la novia es la Iglesia. Los tiempos del Mesías son una fiesta de bodas (Mt 22,1-14; 25,1-13). Un día la novia será para siempre, fiel y feliz, con su esposo en la Jerusalén celestial (Ap 21,2).
Novilunio (Ver Fiestas). Era el día de la luna nueva, que marcaba el inicio de cada mes.
Nubes
En los ambientes del desierto, las nubes son signos de mucha bendición. Protegen con su sombra, anuncian lluvias, ocultan el sol, aunque no su presencia por encima de ellas. Por ello, las nubes son signos de Dios que, aunque a veces escondido, está siempre dispuesto a acompañar y proteger a su pueblo. La nube es uno de los símbolos que se usan en el AT para hablar de la presencia o manifestación de Dios.
Número (s)
Para los israelitas, aunque no siempre, los números tienen
valor simbólico, y ésta es su importancia. Por esto no hay que tomar los números siempre como datos precisos o exactos, sino que hay que ver si se trata de estadísticas o es un número común y simbólico. Veamos algunos ejemplos:
1: referido a Dios o al ámbito divino (Mt 19,6.17; Jn 10,30; Gal 3,28; Ef 4,5).
2: se refiere a lo humano, la dualidad (Me 5,2; Mt 8,28; 20,30; 26,60). «El doble»: puede significar abundancia o de sobra (Is 40,2; 61,7; Ap18,6).
3: significa intensidad, énfasis (sobre todo cuando se repite una palabra o gesto tres veces), plenitud (Gen 4,10; Is 6,3; Mt 4,1-12; 26,34).
3 y 1 /2: mitad de siete, tiempo de prueba, dificultad...
4: totalidad, tomado de los 4 puntos cardinales (Gen 4,10; Ez 37,9; Ap4,6).
5: algo o parte (Mt 14,17; 25,2; Le 1,24; 12,6; 14,19; 1Cor14,19).
6: imperfección (Jn 2,6; Ap 13,18).
7: Plenitud y perfección (Num 23,4; Is 30,26; Pr 24,16; Mt 7,36-37; 15,36; 18,21-22). Se usa mucho para las series en sentido de plenitud, como en el Apocalipsis. En la liturgia de los israelitas se encuentra con mucha frecuencia el 7. El sábado es el 7o día; Pentecostés cae en 7x7 días después de la fiesta de la Pascua. Cada 7° año es año sabático. En 7x7 años es el año del jubileo.
10: significa gran cantidad (Gen 31,7), o simplemente un número redondo (Mt 25,1), es decir, algo completo en sentido de totalidad, usado para las listas, por poderse contar con los dedos de las manos. 10 plagas (Ex7,14ss), 10 mandamientos (Ex 20,1-17), 10 leprosos (Le 17,11-19), 10 vírgenes (Mt 25,1-13).
12: 3x4 = 12. Significa plenitud escatológica, el número de lo que está completo. 12 tribus de Israel, 12 Apóstoles, 12 legiones de ángeles (Mt 26,53).
40: es lo que comprende una generación. Normalmente el 40 expresa un cambio de generación, por tanto, un cambio de etapa. Tiene significado teológico de prueba o preparación. Israel estuvo 400 años de prueba en Egipto; se prepara durante 40 años para entrar a la tierra prometida; Jesús se va 40 días al desierto para prepararse a su misión.
1000: significa una gran cantidad (Dn 5,1; Sal 90,4; 1Re 3,4; 11,3).
144000: significa una cantidad incontable. Viene del 12 (Israel) x 12 (Iglesia o Nuevo Pueblo de Dios) x 1000. Es decir, una gran cantidad de salvados de Israel y una gran cantidad de salvados del nuevo pueblo (Ap 7,1-8; 14,3).
Las combinaciones de números son también muy interesantes, sabiendo que los israelitas daban valores numéricos a las letras del alefato (alfabeto o abecedario). El hebreo no usaba vocales, solamente consonantes.
El evangelio de Mateo presenta en la genealogía de Jesús tres listas de 14 generaciones (Mt 1, 1ss). Las consonantes de David son DVD y sus valores son 4+6+4 = 14. o sea que san Mateo quiere presentar a Jesús no sólo como hijo o descendiente de David, sino como aquél que es tres veces David, es decir, David en plenitud, que es el Mesías.
El 666 del que habla el Apocalipsis es la valoración numérica de Nerón César (KAISAR NERON), figura del gran perseguidor. K-S-R-N-R-O-N = 100+60+200+50+200+6+50 = 666.

Oo

Obispo
La palabra epískopos, del griego, significa literalmente inspector, vigilante o guardián. En el NT se le aplica una vez al mismo Jesús (1Pe 2,25) y otras veces a los dirigentes de las comunidades (Hech 20,28; Flp 1,1; 1Tim 3,2; Tit 1,7). En el tiempo de los apóstoles no está tan definida o marcada la diferencia entre obispo y presbítero (Hech 20,17-28; Tit 1, 5-7), aunque la palabra epískopo se refiere más al cargo 0 ministerio, mientras que la Palabra presbítero designa más dignidad y autoridad eclesiástica.
Poco a poco so fue definiendo más la designación y la diferencia entre estos dos términos. Para el tiempo de san Ignacio de Antioquía, ya la palabra epíscopo designa propiamente al obispo como lo entendemos ahora, mientras la palabra presbítero, designa al sacerdote actual.
Odio
Generalmente designa el desprecio que se tiene a lo que es contrario, sea al plan de Dios sea al proyecto del pueblo. Se expresa el odio a los enemigos de Israel y a aquellos que no aceptan ni aman a Dios (Sal 139,19-21).
Para san Pablo el odio es la razón que causaba las divisiones entre judíos y gentiles. Pero ya ha sido destruido en la cruz de Cristo. Por otra parte, odiar puede significar simplemente amar menos o poner una cosa en segundo lugar, por algo mejor. San Lucas dice: “el que no odia a sus padres por el evangelio no es digno de ser mi discípulo” (Le 14,26). No se trata de un sentimiento malo contra los padres, sino de no preferir a los padres por encima del evangelio (cfr. Mt 10,37).
Odre
Es un recipiente de piel de cabra que se utilizaba para agua (Gen 21,15), para leche (Jue 4,19; 1sam 1,24; 10,3; 16,20; 25,18; 2Sam 16,1; Job 32,19) o para vino, aunque para echar vino era necesario que el recipiente fuera nuevo, de lo contrario la fermentación podía romperlo (Mt 9,17).
Ojo por ojo (Ver Talión).
Óleo (Ver Aceité).
Olivo
Es un árbol que se conserva siempre verde, resistente y característico de la región mediterránea. En Palestina se encuentras olivares casi por todas partes (Dt 28,40), sobre todo en los alrededores de Jerusalén. El fruto del olivo es la aceituna, de donde se obtiene el aceite muy preciado por el pueblo, medicinal y consagrado para las unciones sacerdotales y de los reyes.
Oráculo
Es el género literario usado generalmente por los profetas. Consiste en hacer un anuncio o denuncia solemne sobre un caso o una persona. También era usado como respuesta a alguna pregunta determinada al profeta o al sacerdote. Oráculo se puede traducir también como palabra o sentencia.
Orígenes
En todas las culturas existe la reflexión o preocupación por tratar de entender el origen de muchas experiencias o situaciones que viven. Por eso surgen relatos que tratan de explicar el origen, o más que origen el sentido de las cosas. Así en Israel, algunas personas trataron de reflexionar sobre el origen de todo y lo presentaron de forma poética literaria en lo que ahora tenemos en los primeros 11 capítulos del Génesis.        
No se trata por tanto de explicaciones científicas ni históricas en el sentido actual de la palabra, sino de reflexiones sobre el sentido de la creación, del hombre y la mujer, sus relaciones consigo mismos, con Dios, con la naturaleza, el origen y la realidad del pecado, las divisiones, etc. Estas reflexiones se presentan en forma de historia, pero se trata de una historia interpretada a la luz de la fe y experiencia de comunión con Dios.
Oseas
Es un libro profético que habla de la vida del profeta y su aplicación a la relación del pueblo con Dios. Oseas es engañado por su mujer y, a pesar de sus múltiples faltas, él la sigue amando. Esta experiencia le sirve al profeta para habar del amor de Dios para con su pueblo que, a pesar de tantas infidelidades, el amor divino permanece.
Se habla de adulterio y prostitución, entendidos no solamente en cuanto a relación marido-mujer, sino fundamentalmente como infidelidad a Dios, es decir, idolatría. Cambiar a Dios por otros dioses, por alianzas con los pueblos, por injusticias, por el progreso económico a expensas de los pobres, por el poder, etc., eso es idolatría, infidelidad, adulterio.
Sin embargo, el amor de Dios es mucho más grande que todos los pecados y perdona a su pueblo, espera que vuelva a su amor de juventud, a sus experiencias primeras de comunión.


Pp

pablo
El Apóstol de los gentiles. El nombre de Pablo designa su nombre romano; como judío se llamaba Saulo. Nació en Tarso, recibió la instrucción farisea del gran Gamaliel, pero tenía también un gran dominio de la cultura griega y, por supuesto, romana.
De camino hacia Damasco en persecución de los cristianos tiene una experiencia de encuentro con Jesús resucitado. A partir de entonces abraza la fe y se convierte en el más celoso Predicador de los gentiles, el izó tres viajes misioneros, los que fundó numerosas comunidades cristianas, Principalmente en Asia Menor, participó en el Concilio de Jerusalén y murió martirizado en Roma.
Gracias a él y a sus cartas se enraizó el evangelio en la cultura griega y romana, es decir, en los Pueblos gentiles, de donde nos ha legado también a nosotros.
Paja
Como la paja no tiene vida, ni peso, ni estabilidad, es símbolo de la inconsistencia, de lo que se lleva cualquier viento. Se aplica a los impíos y a la vulnerabilidad de sus planes (Sal 1,4; Mt 3,12).
Palestina
Se trata de la región donde se establecieron los hebreos. En tiempos del AT no tenía un nombre concreto. Fue hasta el establecimiento de David cuando se le llamó tierra de Canaán. Cuando los israelitas se liberaros de los reyes de Canaán se le dio el nombre de tierra de Israel. A la muerte de Salomón, cuando se divide el reino, el nombre de Israel fue aplicado más a la parte norte, mientras el sur fue designado como Judea, por la tribu de Judá. Por el año 135 los romanos impusieron el nombre de Palestina   (tierra de palestinos) a toda la región. Ese nombre duró hasta 1948, fecha en que fue constituido oficialmente el Estado de Israel.
Palmas
La palma es signo de alegría y triunfo. Batir palmas es como aplaudir, regocijarse (Ap 7,9).
Parábola
La palabra tiene el significado de comparación. Se trata de un género literario que consiste en enseñar virtudes y verdades espirituales mediante una imagen o historia breve. Natán hizo reconocer a David su pecado, a través de una parábola (1Re 12). Gran parte de las enseñanzas de Jesús se daba mediante parábolas (Mt 13; Le 15).
Paráclito
Esta palabra es utilizada sólo por san Juan, referida fundamentalmente al Espíritu Santo. El sustantivo significa exhortación o consolación. Pero en san Juan se utiliza sólo en forma activa como abogado, defensor o consolador. Juan así anuncia al Espíritu Santo, como el Paráclito (Jn 14,16). Las referencias de san Juan presentan al Espíritu como una persona divina (Jn 14,16.26; 15,26). En 1Jn 2,1 la palabra tiene el significado de intercesor.
Partir el pan (ver Fracción del pan).
Parusía
Significa presencia o llegada. Ya se utiliza desde al AT en los LXX (Jdt 10,18; 2Mac 8,12; 15,21), y el mismo significado tiene en algunos pasajes del NT (cfr. 1Cor 16,17; 2Cor7,6; 2Cor 10,10; Flp 1,26; 2,12). Fuera de estos casos, la palabra Parusía tiene siempre un sentido escatológico, y se utiliza para referirse a la segunda venida del Señor Jesucristo (Mt 24,3.27.37.39; 1 Cor 15,23; 1Tes 2,19; 3,13; 4,15; 5,23; 2Tes 2,1.8; 2Pe 1,16; St 5,7ss; 1Jn 2,28).
Pascua (Ver Fiestas).
Pastor
Los orígenes del pueblo de Israel son esencialmente pastoriles. Por eso la figura del pastor es importante para ellos. De manera metafórica se usa para referiste a los líderes políticos o religiosos, en especial a David. También a Dios mismo se le considera como Pastor (Sal 23).
Con el establecimiento en ciudades más grandes la figura de pastor fue perdiendo fuerza y ya en el NT los pastores no tenían tan buena fama y de alguna manera eran marginados del pueblo, sobre todo en aspectos religiosos legales,        se consideraban como no suficientemente puros.
Jesús, retornando a la tradición profética y sapiencial se presenta como el gran pastor de las ovejas, el Buen Pastor (Jn 10).
Patmos
Es una pequeña isla rocosa en el mar Egeo. Allí fue desterrado el autor del Apocalipsis que, según una fuerte tradición, se trata del evangelista san Juan, autor también del cuarto evangelio y de tres cartas. Ahora es un lugar de peregrinación. Se muestra a los visitantes el monasterio de san Juan y una cueva llamada “caverna del Apocalipsis", donde se supone que Juan tuvo sus visiones.
Patriarca
Se le llama patriarca al jefe de una familia grande, es decir, la tribu (1Cro 24,31; 19,8; 26,12). Así mismo reciben ese nombre los antepasados de Israel, especialmente Abraham, Isaac y Jacob (1Cro 27,22; Tob 6,6; Hech 7,8; Heb 7,4), incluso David (Hech 2,29). Patriarca significa Padre grande o padre principal. Por eso en la tradición popular se le llama patriarca a san José, esposo de la Virgen María.
Paz
En hebreo se dice Shalom. Significa paz, bienestar completo, plenitud, satisfacción, armonía y todo lo que proviene de la bendición de Dios (Ex 18,23; Jue 8,9; 11,31; 1Re 5,4; sal 76; 122; 125). El Shalom es todavía hoy el saludo de los israelitas, es el deseo de que Dios lo bendiga en todo. En Is 9,5ss el Mesías es llamado «Príncipe de paz» (cfr. Ef 2,14), manifestación de todas las bendiciones de Dios.
En la misma línea, en el NT la paz es una manifestación de los tiempos mesiánicos (Le 1,79; 2,14). Los discípulos enviados deben saludar deseando la paz a las familias (Mt 10,13; Le 10,5); Jesús mismo es quien da la paz (Jn 14,27; 20,19.21). La paz es también una característica de la prosperidad de la Iglesia (Hech 9,31). En la doctrina Paulina Dios es el Dios de la paz (Rom 15,33; 16,20; 1Cor 14,33); establece la paz por medio de su Hijo Jesucristo (Flp 1,2; Col 1,20). Por eso Jesús es nuestra paz (Ef 2.14)         , la cual es alcanzada por la comunión con él (Flp 4,7; 1Pe 5.14). La paz es fruto del Espíritu y de la justificación (Rom 5,1; Gal 5,22).
Pecado
El sentido o concepto del pecado ocupa un lugar importante en la vida de Israel. Desde los comienzos de la Torá se encuentra el relato del pecado original (Gen 3) y la historia del pueblo elegido muestra le constante caer y levantarse, el apartarse de Dios y de sus leyes, y luego volver a ÉL.
Hay autores que afirman que en Israel no se tenía definido el concepto de pecado y que lo entendían simplemente como una falta contra las costumbres del pueblo (cfr. Gen 20,9; Dt 22,21; Jue 20,6.10; 2Sam 13.12). Sin embargo, hay numerosos pasajes que muestran la conciencia clara en el pueblo de que el pecado es la violación de la voluntad de Dios (cfr. Gen 13,13; 20,6; 38,9ss; 39,9; Ex 10,16; 32,33).
El pecado, por consiguiente, se llama también desobediencia o rebeldía contra Dios (Gen 3,1ss; Num 14,9; Dt 28,15-44; 1 Sam 12,16), apostasía (Is 46,7ss; Jer 2,5.19; 5,6; 14,7; Os 4.12), desprecio a Yahvé (Is 1,4; 43,21.24; Mal 1,6), infidelidad o adulterio (Is 24,5; 48,8; Jer 3,20; 9,1; 11,10; Ez 16,58).
Por la ofensa se rompe la relación entre los hombres y Dios. A causa del pecado entraron en el mundo el sufrimiento y la muerte. Satanás es el origen del mal (Gen 8,1-6; Sab 2,24), pero los hombres, por su libre decisión, son responsables ellos mismos de sus propios pecados (Gen 3,1 ss; 4,1ss; 6-7; 11), dejándose arrastrar por sus pasiones (Gen 6,5; 8,21; Dt 10,16; Jer 17,9; Sant 1,13-15; 3,16; 4,1-12.
Sin embargo, nadie puede estar ya bajo el dominio del pecado porque Cristo, con su muerte y resurrección, nos proporcionó el perdón y la liberación. Llegará un día en que ya no existirán ni el pecado ni el mal (Gen 3; Sal 51; Is 1,18-20; 59; Rom 1,18-2,11; 3,9-26; 5,8; Ap 20-21).
Pedro
Es un nombre propio. No proviene del latín Petronius, sino que se trata de la forma masculina de la traducción griega del arameo Kefa (roca). Pedro es uno de los doce discípulos a los que Jesús llamó Apóstoles. En las listas de ellos siempre aparece en primer lugar (Mt 10,2-4; Me 3,16-19; Le 6,14-16; Hech 1,13). Su nombre era Simón (Mt 16,17; Jn 1,42; 21,15), pero Jesús se lo cambió por Cefas (Jn 1,42), que significa roca, piedra. El NT, escrito en griego, usa más la forma griega Petros, de donde surge el nombre propio de Pedro. Anteriormente no existía Pedro, como nombre propio.
El cambio de nombre designa fundamentalmente la nueva condición de vida y la misión encomendada, como piedra en el fundamento de la nueva comunidad, desempeñando una misión especial y contando también con una asistencia especial de parte de Jesús (Mt 16,18-19; Le 22,31-32; Jn 15,17ss).
Pena de muerte
En el AT se mencionan algunos tipos de pecado que son castigados con la pena de muerte. Entre ellos podemos mencionar:
El Homicidio: (Gen 9,6ss; Ex 21,12.14.23ss; Num 35,16-21; Dt 19,4ss.13).
Pecados contra Dios: idolatría (Ex 22,19; Lev 20,1-5; Num 25,1-5; Dt 17,2-9), blasfemia contra Dios (Lev 24,15ss), profanación del sábado (Ex 31,14ss; Num 15,32-36), magia o hechicería (Ex 22,17; Lev 20,27) y algunos pecados cultuales (cfr. Lev 21,9).
Violaciones brutales contra la Propiedad de los padres: (Ex 21,15, Lev 20,8; Dt 21,18-21; 27,16).
Violación familiar: adulterio (Lev 20,10; Dt 22,22), homosexualismo (Lev 20,13), bestialismo (Ex 22,18; Lev 20,15ss), incesto (Lev 20,11.12.14.17).
Rapto de un hombre: (Ex 21,16; Dt 24,7).
La pena de muerte en Israel estaba prescrita por lapidación, normalmente fuera del pueblo. Cuando el crimen se agravaba con otros delitos, los cadáveres eran quemados, apaleados o colgados. Se menciona también la cremación de la persona en vida (Lev 20,14; 21,9), aunque resulta una práctica extraña en Israel y corresponde más bien a Prácticas mesopotámicas (2Mac 13,5).
La pena de muerte por crucifixión en Palestina fue introducida por los romanos, para la ejecución de ciudadanos no romanos.
Penitencia
En el AT se pensaba normalmente que todo tipo de calamidad o desastre se debía a alguna falta de una o varias personas contra Dios. Entonces, la penitencia es una forma de aplacar la ira de Dios. Algunas formas de penitencia más conocidas son, por ejemplo, el ayuno (Jl 1,13; 2,15-18), vestirse con alguna prenda incómoda, sentarse sobre ceniza o derramarla en la cabeza (1Sam 7,6; Os 7,4). Y lo más fundamental es la actitud de Arrepentimiento y las invocaciones y oraciones pidiendo el perdón de Dios (Is 63,7-64,12; Jer 3,21-4,12; Neh 9; Dan 9,4-19; Bar 1,15-3,8).
Los profetas insisten en que no se trata de una mera práctica superficial, sino que debe comportar no     sólo  el arrepentimiento, sino el compromiso por enmendarse y cambiar de vida, dejar el pecado, volverse a Yahvé y practicar la justicia (Is 58,1-7; Am 4,6-11; Os 6,1-3; Zac 7,5ss; Jl 2,12ss). Se trata de un aspecto de la conversión, la cual se obtiene mediante la escucha de la Palabra de Dios y el ponerla en práctica (Os 6,1-6), confiando en Dios y no sobre poner la ayuda humana sobre la gracia divina (Os 14,4; Jer 3,22; 25,5ss; Is 10,20ss; 30,15).
En el NT la conversión consiste en un cambio en la forma de pensar, de sentir y de actuar, volviéndose a Dios. Juan Bautista inició su predicación con un llamado a la conversión (Mt 3,7-10; Me 1,4). La conversión es obra de Dios, pero requiere de la obra del hombre. La predicación de Jesús y el establecimiento del reino de Dios, están ligados a la conversión y a la aceptación de Jesús como el enviado de Dios (Mt 11,20-24; Le 5,32; 13,3-5; 19,40ss; 23,28ss). Los apóstoles, al igual, predicaron la conversión en nombre de Jesús, invitando a todos a dejar el pecado y volverse a Dios (Le 24,47; Hech 5,31; 8,22; 11,18; 17,30; 20,21; 26,20; Ap 2,22; 9, 20ss; 16,11).
Pentateuco
La palabra Pentateuco significa cinco rollos o cinco libros. Es el nombre griego que se le da a los primeros cinco libros de la biblia: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Los hebreos llaman a estos libros la Torá (ley), porque en ellos se encuentra la identidad del pueblo hebreo, sus leyes, costumbres, forma de vida y todo lo fundamental. Se consideran no como libros separados, sino como una sola obra o como una unidad que da identidad al ser y quehacer del pueblo judío. Por razones prácticas y de estudio es que se divide el Pentateuco en estos cinco libros. Al mismo tiempo, tienen relación con los demás libros, formando parte de la Historia de la Salvación contenida en todos los libros de la Biblia.
Pentecostés (ver Fiestas). Fiesta de las semanas celebrada a las siete semanas y un día después de pascua, es decir, cincuenta días; por eso Pentecostés. Es la segunda fiesta en importancia para Israel, en que todos debían presentarse en el santuario de Yahvé (Ex 24,23; Dt 16,16). Primeramente, estaba ligada a la cosecha, se le llama la fiesta de la recolección o de las primicias o de las semanas (Ex 34,22; Num 28,26), posteriormente se le llamó Pentecostés (2Mac 12,31ss; To 2,1; Hech 2,1).
Perfume
Es señal de alegría. En el culto se quemaba incienso y perfumes. El olor agradable y humo que subían al cielo representaban las oraciones que se elevaban a Dios.
Perro
En la mentalidad bíblica el perro no tiene muy buena reputación (cfr. Jer 15,3; Sal 22,17.21; 59,7.15; 68,24; Prov 26,17; Eclo 13,18). Generalmente se emplea como una injuria (1sam 24,15; 2Sam 3,8; 9,8; 16,9; 2Re 8,13; Is 56,10ss), incluso para humillarse uno mismo (1sam 17,43; Eclo 9,4). Era un animal impuro (Ex 22,20). El desprecio es tal que a los que se prostituían los llamaban perros (Dt 23,19; Ap 22,15), al que vuelve a su camino de pecado (Prov 26,11; 2Pe 2,22).
En el NT se le dice o compara con un perro a una persona indigna de las cosas de Dios (Mt 7,6; Mt 15,26); pero en Jesús, a diferencia de los judíos, se insiste en la indignidad de la persona, no en su procedencia o su raza. En este sentido Pablo llama perros a los judaizantes, a tos que perturban la paz de las comunidades (Flp 3,2; Ap 22,15).
Piedra angular
En las construcciones se acostumbraba poner una piedra grande en el ángulo, es decir, en la parte central del cimiento, como base fuerte que daba consistencia y seguridad a la construcción.
Esa imagen es tomada por el salmo 117, aplicada a Dios, piedra angular rechazada por los constructores. Pablo presenta a Cristo como la piedra angular de la nueva construcción de la Iglesia, donde los apóstoles son también fundamento (Ef 2,20ss; cfr. Mt 21,42; Me 12,10; Le 20,17; Hech 4,11; 1 Pe 2,7).
Pobre
Socialmente se trata de aquel que es marginado, que no tiene ni voz ni voto en la sociedad y que es objeto de injusticias y desprecios de los poderosos. En la Biblia es el preferido de Dios y la voz del pobre es una voz que se levanta hasta el cielo. El pobre es generalmente el que espera y crees confiadamente en el reino de Dios, lo acepta y capta su significado profundo. En este sentido, el pobre es el humilde, el que está dispuesto a vivir el reino.
Religiosamente pobre es el que vive al margen de la fe viviendo sólo de migajas o dé algunas pequeñas acciones o ritos exteriores que no alimentan m fortalecen el espíritu y la relación personal con Dios. Jesús, siendo rico, se hizo pobre y vivió la suerte de los pobres. Lucas nos presenta este misterio como una bendición y la Buena Nueva que llega a los pobres, pues ellos son quienes lo aceptan y reciben con sencillez.
Plañideras
Un grupo de mujeres que se dedicaban, como un trabajo ordinario y por contrato, a llorar en un funeral (2Sam 1,24; Jer 9,16.19; Ez 32,16). Se sentaban en el suelo, con vestidos de luto y los cabellos desordenados.
Plenilunio Se habla del plenilunio como una fiesta. Se trata de la luna llena, quizá se refiera a la fiesta de las tiendas (Prov 7,20; Sal 81,4).
Pneuma
Es una palabra griega cuyo sentido común es aliento o soplo del viento. Se utiliza también para referirse propiamente al aliento o al viento. Como el aliento es el signo de la vida, el término tiene también la significación de vitalidad, vida, alma o espíritu.
Poligamia Se trata de la costumbre, practicada por muchos pueblos y también en los primeros años en Israel, de contraer matrimonio con dos o más mujeres.
Posesión diabólica
Se refiere a la ocupación del cuerpo humano por un espíritu malo. Aunque el pensamiento rabínico atribuía muchas enfermedades, físicas y mentales, al influjo de los demonios o espíritus inmundos, la aparición de posesos es muy frecuente en el NT. Aparecen grupos de poseídos (Mt 8,16; Le 7,21), o individualmente (Me 1,21ss). La posesión va normalmente acompañada de fenómenos patológicos como la epilepsia, la mudez, ceguera, etc. Los posesos pierden el control de sus miembros y de la palabra. Se habla de que tienen un espíritu de fuerza sobrehumana (Me 5,3), que los atormenta (Me 1,26; 5,5), los induce a la autodestrucción (Me 5,5).
Jesús destruye el poder y las obras del demonio, como un signo de su poder y de que el reino de Dios ha llegado ya; expulsa a los demonios y devuelve la vida y el autodominio a los enfermos (Mt 8,28-34; 12,22-24; 17,14-21; Me 1,23- 28). Jesús tiene poder sobre los demonios (Me 1,34) y da el poder de expulsar los demonios a los apóstoles y discípulos (Mt 10,8, Me 3,15; 16,17; cfr. Hech 5,16; 8,17; 16,18; 19, 12).
Presbítero (ver Anciano).
Pretorio
Los romanos llamaban pretorio a la parte central del campamento militar, donde se encontraba la tienda del general o jefe. Se llamaba también pretorio a la residencia o al palacio del pretor de una provincia. Los evangelios llaman pretorio al lugar donde Jesús fue condenado por Pilato (Mt 27,27; Jn 18,28.32).
Primicias (ver Fiestas).
Fiesta en que se hace una ofrenda a Dios de los primeros frutos, en reconocimiento de que la vida y todo pertenece a Dios. Quizá en los primeros años las ofrendas eran voluntarias y diferentes. Los israelitas hicieron la ley obligatoria y detallaron el tipo y calidad de la ofrenda (Ex 23,19; 34,26; Num 15,17-21; 18,12; Lev 19,24; 23,9-14; Dt 26,1-4.11; 18,4; Ez 44,30).
Primogénito
Significa primer nacido. Al primer nacido se le daba el nombre de primogénito, aunque no le siguiera otro hermano (Zac 12,10; Le 2,7). En Israel, el primer nacido era tratado de forma especial. Pertenecía a Dios, pues Dios había rescatado a los primogénitos de Israel a la salida de Egipto. Pero para no ofrecerlos a Dios como Primicias, los israelitas los presentaban al templo y los rescataban mediante la ofrenda un cordero o dos palomas, si eran pobres.
Al primogénito le correspondía una bendición especial, que le daba el derecho de ocupar el lugar del padre a la muerte de éste, pasando a ser el jefe y recibiendo el doble de la herencia. Sin embargo, la Biblia muestra que en el proyecto de Dios nadie tiene derechos sobre otros, pues Dios elige y bendice a quien él quiere. Abel, Isaac, Jacob, José, Efraín, David no eran los primogénitos, sin embargo, Dios los eligió en lugar de sus hermanos.
San Lucas llama a Jesús el primogénito. En este caso, la palabra primogénito significa primer nacido, pero haciendo énfasis fundamentalmente en el significado de heredero (Le 2,7.23; Col 1,15.18; Heb 1,6; Ap 1,5). Por la relación con Jesús, y por haber sido hechos hijos de Dios por adopción, también los cristianos son coherederos con Cristo (Heb 12,23).
Profanar
Primeramente, el verbo profanar hace referencia a lo ordinario, a lo que es accesible por todos, en oposición a lo sagrado, reservado y sólo tratado por algunos. Profanar significa no distinguir lo santo de lo ordinario (Ez 22,26), no dar valor o respeto a lo santo (Ex 31,14; Is 56,2.6; Ez 20,13), dar las cosas santas a hombres indignos (Lev 22,15; Num 18,32), o todo aquello que atente contra la santidad de Dios (Lev 18,21; 22,2; Ez 13,19; 20,9.39; 36,20-23; Mal 1,12). El NT hace también distinción entre hombres profanos y santos, puros e impuros, y así mismo entre los objetos (Me 7,15.19; Hech 10,15-28; 11,9; Rom 14,214; 1Tim 4,7; 6,20; 2Tim 2,16; Heb 12,16).
Profetas
El profeta es el que habla en nombre de Dios. Es lo propio del profeta: hablar en nombre de Yahveh; el profeta es su boca, su oráculo (Jer 15,19; Is 30,2). El punto de partida de la misión del profeta es la llamada de Dios (Jer 1,5; Is 6, 8; Am 7,14-15; etc.).
Su misión se desarrolla en dos líneas fundamentales: anunciar la salvación de Dios (Is 1,18; Jer 1,10) y denunciar el pecado del pueblo (Jer 1,10; Is 1,4): el culto hipócrita y formalista (Is 1,1-15; 29,13; Jer 7,21-24), la idolatría, las injusticias sociales (Is 10,14; Am 1,6-7; 5,10-24), el lujo (Is 3,16- 24; Am 3,1-3), la corrupción de las costumbres y los falsos profetas (Ez 13,6.19; Jer 23, 9-40). Otras características de los profetas son su relación íntima con Dios, su cercanía con el pueblo, su intercesión y su actitud crítica ante la historia.
Hay profetas anteriores, llamados también no escritores, porque no hay un libro que lleve su nombre y que hable exclusivamente de sus oráculos. Los fundamentales son Elías y Elíseo. Hay otros personajes que, aunque no fueron propiamente profetas, por algunas características similares se les llega a dar el nombre de profeta, por ejemplo: a Abraham (Gen 20,7), a Moisés (Dt 18,15; 34,10) y a Samuel (1Sam 9,9).
Cuando se habla de profetas mayores y menores, no se refiere a la edad, sino a la amplitud de sus escritos. Los profetas mayores son Isaías, jeremías, Ezequiel y Daniel. A los profetas restantes se les llama menores: Oseas, Joel, Amos, Abdías, Jonás...
Prójimo
La palabra significa “próximo”. En el AT se trata de un miembro del pueblo de Dios (Lev 19,17- 18). En el NT, sobre todo en el ambiente judío, sigue designando a los miembros de la comunidad (Hech 2,29; 3,22; 7,2) y a consecuencia se traslada el. sentido a los miembros de la comunidad cristiana. Pablo prefiere usar prioritariamente la palabra hermano.
Para Jesús, el prójimo es toda persona (Mt 9,23; 25,31-46), pues en Jesús no hay distinción entre quien, es judío o griego, libre o esclavo, hombre o mujer, sino que todos son uno solo (Gal 3,28-29; Col 3,11). Lucas, en lugar de preguntarse sobre quién es el prójimo, enfatiza más bien la actitud de hacerse prójimo del necesitado, teniendo y obrando con compasión (Le 10,35ss).
Promesa
Se trata fundamentalmente de la bendición de Dios. Primeramente, fue una palabra dirigida a Abraham y a los patriarcas: descendencia numerosa, la posesión de la tierra de Canaán y una bendición especial para el pueblo y a través de él a todas las naciones. A David le promete una casa, es decir, una dinastía y reinado para siempre.
El NT es visto por las comunidades cristianas como la plenitud y el cumplimiento de las promesas a nuestros padres (Col 1,20). Las promesas son para Israel y para todos los que creen en Cristo (Rom 4,13.16; 9,4; 15,8; Gal 3,16.26-29). Él mismo, al fundar la Iglesia, le hace nuevas promesas en orden a la misión que les encomendó a sus discípulos (Mt 28,20).
Prosélito
La palabra significa “el que se acerca”. Se le llama prosélito al pagano que por una labor propagandista y la circuncisión se hace judío (Mt 23, 15; Hech 2,10; 6,5; 13,43).
Prostitución
Es un pecado presente en la Biblia, considerado semejante al adulterio y al igual, rechazado como algo contrario al plan de Dios y las relaciones justas en la vida matrimonial y familiar. Así como el adulterio, la prostitución también tiene un valor simbólico: significa infidelidad a Dios. Es lo mismo que la idolatría, pues la infidelidad a Dios consiste en hacerse otros dioses, es decir, servir y dar culto a los ídolos.
Protoevangelio
Se refiere al primer anuncio de la Buena Nueva, o al primer anuncio de la vida de la salud. Se le llama protoevangelio a la sentencia que Yahvé da a la serpiente en el paraíso Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya. Ella te aplastará la cabeza, mientras tú tratarás de morderle su talón” (Gen 3,15).
Proverbios
Es un libro de la Biblia que contiene la sabiduría que en Israel se fue acumulando desde los tiempos de Salomón (950 a.C.) hasta unos dos siglos a.C.
El proverbio es una frase corta que expresa una verdad adquirida por la experiencia. El proverbio impresiona y es muy didáctico por su brevedad y la profundidad de su significado. El libro de los Proverbios es atribuido a Salomón, dado la fama de sabio que tenía en Israel (1Re 3,5). Sin embargo, se trata de la sabiduría acumulada por todos estos siglos, obra de muchos sabios y en muchas épocas, no sólo de uno.
Publicano
Es el nombre que se daba a los trabajadores públicos, especialmente a los que cobraban los diferentes impuestos para Roma. Dado el servicio de éstos al imperio dominante eran mal vistos por la gente, además de que eran considerados como ladrones, pues se quedaban con buena parte del impuesto y, además, debían ser mantenidos por el pueblo. Por esas razones se empezó a considerar al publicano dentro de la categoría de los pecadores.
Puerta de la ciudad
Dadas las circunstancias de constantes luchas se comenzaron a edificar las ciudades rodeándolas de murallas, con puertas a las salidas o entradas importantes. Al interior de la ciudad, junto a la puerta había un espacio o un patio grande que poco a poco empezó a funcionar como plaza o lugar de reunión del pueblo. Allí se ponía el tribual, allí se hacían los negocios importantes y se escuchaban las últimas noticias. Allí se hacía la reunión de los ancianos. Dado que el tribunal se ponía junto a esas plazas, la puerta puede significar el lugar de juicio o también simplemente sinónimo de ciudad. Sentarse a la puerta significa sentarse a juzgar.
Purgatorio
Es la doctrina que sostiene que los justos que no salen de este mundo enteramente limpios (pecados veniales), tienen la posibilidad de expiar sus culpas después de la muerte, antes de ser admitidos a la visión beatífica. En el AT se encuentra el ejemplo de Judas Macabeo que, después de la batalla contra Gorgias, encontrando entre los caídos amuletos y objetos de superstición, mandó ofrecer un sacrificio para que su pecado fuera perdonado (2Mac 12,43- 46). El pasaje supone la creencia de que aun los justos muchas veces tienen pecados que expiar y pueden ser ayudados por los vivos.
Purim (Ver Fiestas).
Es la fiesta iniciada por la reina Ester, cuando los judíos se liberaron de la muerte. La palabra "Purim”, quiere decir, “suertes". La fiesta se llama así, pues el día que según las suertes echadas por el enemigo Amán debían morir los judíos, ese día Israel se libró y cobró venganza contra Amán. Así que hicieron una gran fiesta que se recordaba y revivía cada año.
Puro e impuro
Hay una concepción muy especial entre los israelitas, respecto a la muerte y la vida (nacimiento, propagación de la vida, muerte). Se trata de algo que depende fundamentalmente e Dios y no puede ser tocado Por el hombre. Si el hombre entra en contacto con ello, queda impuro y tiene que purificarse con baños rituales o mediante alguna ofrenda. Con la impureza no se quería decir que se había cometido pecado Le 2,7, aunque el pecado también causa impureza. Queda impuro el que toca un cadáver, así como la madre cuando da a luz (Lev 12,2- 8).
Se habla también de ciertos alimentos impuros (Lev 11). Quizá porque afectan a la salud o porque al ser usados en el culto de otros pueblos, ofenden la pureza de la fe israelita. Pueden tener también razones prácticas morales.
Los profetas hablan fuerte contra la concepción superficial que sólo se fija en rituales externos, exigen y enfatizan más bien la pureza moral, sobre la que se comete con las justicias. El NT profundiza el tema de la pureza, advirtiendo sobre el peligro de quedarse en meras cuestiones exteriores, sin atender más bien la raíz del problema desde el interior (Mt 15,11; Me 7,14-23; Rom 14).
Púrpura (Ver Colores).
Es un líquido, una sustancia colorante que se obtiene de las glándulas de ciertos caracoles. Es primeramente blanca; bajo el influjo del sol se pone roja o negra y con la mezcla de ambas se obtiene el violeta. Fuera de los objetos sagrados y vestidos sacerdotales, el púrpura era llevado únicamente por personas distinguidas y ricas (Jue 8,26; Est 8,15; 1Mac 11,58; 14,44; Ez 23,6; Cant 7,5; Prov 31,22; U 16,19), por lo que simbólicamente significa lujo y magnificencia.


Qq

Qariot
Es el nombre de un lugar, quizá una ciudad de Judá, (cfr. Jos 15,25) y otra de Moab (Jer 48,24; Am 2,2). Es la ciudad de Judas, el que traicionó a Jesús, Iscariote significa “hombre de Qariot”.
Qohelet (Ver Eclesiastés). Es el nombre hebreo del libro del Eclesiastés. El Qohelet es el hombre de la Iglesia o el predicador de la iglesia.
Qorbán
En el AT significa lo que se ofrece a Dios o al templo: la víctima o la ofrenda. En el judaísmo del NT se había hecho como una especie de voto para designar algo como ofrenda y sustraerlo del uso profano. Jesús reprocha a los fariseos que en nombre de este voto eluden algo de lo más elemental del Decálogo o mandamiento divino (cfr. Ex 20,12; Is 29,13; Me 7,11).
Querubín
Es una figura imaginaria, un cuerpo con alas, que quiere representar una especia de ángel, cuya función es la de centinela. Significa que Dios está presente en determinado lugar. En la entrada del paraíso Dios pone querubines (centinelas); en el Arca de la Alianza ponen dos querubines (Ex 25,18); en la decoración del Templo Salomón colocó dos querubines (1 Re 6,23).  
     

Rr

Reconciliación
Se trata del restablecimiento de una relación. Dos partes que estaban enemistadas o distantes nacen las paces. Es casi sinónimo de perdón, aunque en la reconciliación se involucran las dos partes, mientras que el perdón hace más referencia a una acción más personal.
Recordar
En muchos pasajes de la Biblia se dice que Dios recordó, se acordó o se acuerda de... Recordar algo significa que Dios lo ama, se ocupa de él, viene en su ayuda, sobre todo en el cumplimiento de una promesa. Cuando se pide que Dios se acuerde de su Alianza o de sus promesas, se le está pidiendo que siga manteniendo amorosamente sus bendiciones.
Por otra parte, recordar significa también revivir algo. En la liturgia se le llama memorial. Y no se trata de un simple recordatorio, sino de un hacer presente el efecto salvífico de un acontecimiento, como la pascua de Israel y el sacrificio de Cristo en el NT.
Redención (Expiación).
Redención es la palabra equivalente a rescate, muy común en el AT. Había una ley para rescatar los bienes y los parientes más próximos (Lev 25,23-35; Rt 2,20; 4,1-8). Para rescatar un bien material, se hacía con dinero. Si se trataba de rescatar un hijo (primogénito) ante Dios, había que hacerlo con una ofrenda. Para rescatar un pecador, con un sacrificio.
En el NT, la redención se refiere a la liberación del hombre realizada por Cristo con su muerte y resurrección y se hace presente por el Espíritu de Cristo que cada cristiano recibe (Rom 3,24; 1Cor 1,30; Ef 1,7; Col 1,14).
Reino de Dios (Reino de los cielos)
Desde el principio el reino de Dios fue el centro de la misión y predicación de Jesús. En su persona, sus obras y palabras establecieron e inauguró este reino. El mismo declaró que el reino de Dios es lo más importante y la base de todo: “Busquen primero el reino de Dios y su justicia, y lo demás vendrá por añadidura” (Mt 6,33). San Pablo dice que el reino de Dios nos es cuestión de comida o bebida, sino justicia, gozo y paz en el Espíritu santo (Rom 14, 17). Por tanto, el reino de Dios es un mundo como lo quiere Dios.
Resto
En su caminar, el pueblo de Israel sufrió muchas complicaciones, en ciertos momentos parecía casi desaparecer de la historia, sea por el dominio de los demás pueblos o sea por el abandono de ellos mismos a la Alianza de Dios. Sin embargo, en el pueblo se empezó a formar la conciencia de un resto, preservado por Dios para perpetuar sus bendiciones y obra salvadora. La doctrina del resto hace referencia a la fidelidad, a la esperanza y confianza en que Dios se guarda siempre un resto, por lo que el pueblo y el proyecto de Dios con él no se acabarán jamás (Is 4,2; 7,3; 10,20-22; 11,11.16; 28,5; Ez 14,22; Jl 3,5; Am 5,15; Abd 17; Miq 4,7; 5,6; Sof 3,13; Zac 14,2). En el NT San Pablo aplica el término a los que siguen a Jesús (Rom 11,1-5; 9,27-29), los cuales representan también la esperanza de salvación para los judíos (Rom 11,25).
Resurrección
La base de la fe cristiana es la resurrección de Cristo: «Si Cristo no resucitó, vana es vuestra fe, y todavía estáis perdidos en vuestros pecados» (1 Cor 15,14). Para los apóstoles no había ninguna duda: Cristo resucitó de entre los muertos, tal como lo había dicho; ellos mismos lo habían visto en diversas ocasiones (Hech 1,3). El sepulcro estaba vacío, de un momento para otro los discípulos se transformaron totalmente y predicaban con valentía (Hech 4,20), incluso con el testimonio de su misma vida, acompañando su fe y predicación con numerosas señales milagrosas. Ante todo, esto, no había manera de negar como verdadero este hecho.
Pablo nos aclara que los seguidores de Cristo compartirán esa misma resurrección. Cuando una persona llega a ser cristiano experimenta la resurrección de Cristo en un cambio personal y para el futuro esperan con firme esperanza la propia resurrección en Cristo (Mt 28; Me 16; Le 24; Jn 20; 1Cor 15; Rom 1,4; 6,4-13).
Retribución
Constantemente se afirma en el AT que Dios premia al que hace el bien y castiga al que hace el mal (Ex 20,5; 34,7; Num 14,18; Dt 5,9-10; Jer 32,18). En la literatura sapiencial se dice que Yahvé conoce, premia o castiga las acciones de cada quien (Sal 1; 32,10; 62,12; 94; Prov 24,12; Ecl 3,17; 11,9; 12,14; Eclo16,1- 23; Sab 1,7-11).
Se habla también de una retribución colectiva (Num 16,20-22; Dt 28; 1Sam 3,11-14; 2Sam 24,16; Jos 7), aunque de ninguna manera se elimina la responsabilidad personal (Dt 27,14-26; Ez 21,3.8).
En la forma común de pensar en el AT se pensaba en la retribución en esta vida presente, en bienes materiales y de felicidad terrena: fertilidad terrena y en los ganados, numerosos hijos, éxito empresarial, victoria sobre los enemigos (Ex 20,12; Dt 4,40; 5,16.33; 6,2-3; 7,12-26; 15,4-10; 30,15-20).
En los ambientes sapienciales ciertos cuestionamientos sobre estos principios de la retribución y en la práctica no es tan fácil delimitar la relación pecado -castigo y justicia- bendición. Por lo menos la validez universal se cuestiona y parece haber cierta visión sobre una retribución después de la muerte (Sal 37,26; 49,26; 73,24-28; Ecl 7,15; 8,14; Job 19,25; 31,14; Sab 4).
De todas maneras, la idea de la retribución después de la muerte se desarrolló en los últimos años del pueblo, empezando desde la idea de la separación entre justos y pecadores, la idea de la vida que, con Dios, hasta la idea de la resurrección de los Justos (cfr. Is 26,13-19; Dn 12,2; 6 itc7, 9; Sab 3, 1-10; 5,15-16; 6, 18-19; 15,3).
En el NT sigue clara la idea de la retribución, a cada quien según sus obras (Mt 16,27; 20,1-16; 24,46-51; 25,14-30; Le 19,11-27; Rom 2,6; 2Cor 5,10; Ap 20,12). Sin embargo, las ideas de la retribución material y la relación estrecha entre pecado-castigo fueron corregidas por Jesús (Jn 9,3; Le 16,19-31). Normalmente la retribución se anuncia para la parusía de Jesucristo (Mt 16,27; Ap 22,12), para el día de la resurrección (Le 14,4; Jn 5,28ss) o el último día (Jn 12,47-50; 1Pe 1,4). Es atribuida a Cristo o al Padre (Mt 6,4.6.18; Rom 2,6), especialmente por la fe en Cristo Jesús (Jn 12,47-50; 2Tes 1,7ss; 1Pe 1,5) o por las buenas obras (Mt 25,31-46; Jn 5,29; Rom 2,7-11).
Reunirse con los suyos Es igual a “reunirse con sus antepasados”. Significa morir.
Revelación
Revelar significa quitar el velo, descubrir, manifestar. Se trata de la manifestación de Dios, de su amor, de su persona y del plan de salvación para todos los hombres. Se revela mediante obras y Palabras. Se ha dado en dos etapas: AT y NT “De muchas maneras y en diferentes tiempos se dio a conocer Dios a nuestros padres por los profetas, en estos tiempos se nos dio a conocer por su hijo Jesucristo” (Heb 1, 1-2).
Rey
Es el gobernante de una nación. Entre los israelitas es un título reservado fundamentalmente para Dios, quien rige toda la historia y toda la humanidad. En la época de Samuel, el pueblo pidió un rey, al estilo de los pueblos vecinos (cfr. Dt 17,4; 1Sam 8,5.20) y comenzó la organización monárquica. El rey es el caudillo político del pueblo.
Saúl fue el primer rey de Israel, pero fue rechazado por su desobediencia. David fue el segundo rey en Israel, el más importante de todos los reyes del pueblo, quien unificó los reinos y centralizó la vida en Jerusalén. Le sucedió su hijo Salomón, quien construyó el grandioso templo de Jerusalén. A la muerte de salomón se dividieron los reinos, Sur y Norte, causando con el tiempo también la separación religiosa.
En el NT Jesús es denominado rey de los judíos. En ese entonces la palabra rey en Jesús es ya un título mesiánico, como descendiente de David, por eso es también llamado constantemente hijo de David. Jesús es el rey eterno y definitivo, cuyo reino no tendrá fin.
Reyes
Es el nombre de dos libros de la Biblia, donde se habla del tiempo del reinado en Israel. Durante la monarquía unida estuvo Saúl, David y Salomón, como reyes de Israel. A la división de los reinos, surge una lista de 21 reyes al norte y 22 al sur. La experiencia del destierro acaba definitivamente el régimen del reinado en Israel. Después del destierro la organización y administración estará representada fundamentalmente por el Sanedrín.
Roca
Significa solidez, algo firme y seguro (Mt 7,24, Le 6,47). En el AT se aplica a Abraham (Is 51,1) y especialmente, como imagen muy simbólica, referida muchas veces a Dios (Dt 32,4- 2Sam 22,32; 23,3; Is 26 4; 30,29; 44,8; Hab 1,12; Sal 18,32; 19,15). En el NT Jesús es la roca principal (Ef 2,20). El sentido de solidez está presente en la fundación de la Iglesia (Mt 16,18), por tanto, referido a Pedro (Jn 1,42). Con Pedro, los apóstoles son la roca del fundamento de la Iglesia (Ef 2,20).
Rostro (Ver faz, cara).
Rut
Es un libro escrito por el siglo V, en el ambiente del regreso del destierro y el establecimiento de nuevo en las tierras. Los temas fundamentales son: la universalidad de la salvación (apertura a los extranjeros), la verdadera humanidad, solidaridad y nobleza de espíritu. Se unen en el relato dos leyes diferentes en el antiguo Israel; la ley del rescatador de los bienes y la ley del levirato. Rut, la extranjera moabita, será nombrada en la genealogía de Jesús presentada por Mateo (Mt 1,5).


Ss

Sábado (Ver fiestas).
Sabiduría
En la Biblia, más que conocimientos, la sabiduría es la vida sensata y prudente que concede Dios a los hombres para conocer su voluntad y ponerla en práctica, organizando la vida como Dios quiere. El verdadero sabio no pretende saber todo, especialmente el misterio de Dios es inabarcable; solamente a quien Dios se diga darlo a conocer es capaz de comprender algo. Dios es el único y pleno sabio, la sabiduría de los hombres viene de él. Por tanto, los más sabios son los sencillos y humildes, dóciles a la voluntad de Dios (Mt 11, 25).
Algunos sabios de Israel fueron recopilando la sabiduría de muchos años y está recogida en algunos libros a los que llamamos sapienciales: Job, Sal, Prov, Ecl, Cant, Eclo y Sab.
Sabio
Es el que sabe vivir, conforme a la voluntad de Dios. El humilde y sencillo que aprende de Dios y con la experiencia, va acumulando la sabiduría de Dios para enseñanza a los demás y enseñarles a dar sabor a la vida. No se trata tanto del intelectual, sino de aquel que busca, descubre y pone en práctica la voluntad de Dios.
Sacerdote
Es el encargado de algunas funciones del culto. En el AT el sacerdocio estaba ligado a una dinastía; se daba de forma hereditaria (Aarón, Sadoc). El principal entre ellos era llamado Sumo Sacerdote. En el NT, la carta a los hebreos llama a Jesús Sumo Sacerdote, pero en sentido diferente, no en cuanto a heredero del sacerdocio judío, sino en cuanto a su función mediadora de la salvación.
Saco
Era una vestidura hecha de tejido rústico y áspero, de piel de camello o cabra. Vestirse de saco era signo de luto o penitencia.
Sacrificios
Los sacrificios están presentes ya desde los orígenes de la Biblia. Abel ofreció uno de sus corderos (Gen 4,4); Noé ofreció después del diluvio en sacrificio animales y aves (Gen 8,20); la Alianza entre Dios y Abraham se selló mediante un sacrificio. El sacrificio se ofrece a Dios y hay que dedicarle lo mejor; es una posibilidad de estar en comunión y reconciliarse con Dios. Aunque todos pueden ofrecer sacrificios, es un hecho que corresponde más al sacerdote (Lev 1,7; 16-17).
El NT nos enseña que los sacrificios del AT eran una mera imagen, pero el verdadero y realmente eficaz es el sacrificio de Cristo en la cruz, pues él es el auténtico y único sacerdote y se ha ofrecido a sí mismo como expiación de nuestros pecados. La eficacia del sacrificio de Cristo sustituye y anula todos los demás sacrificios (Sal 51,16-17; Heb 10,4; 9,11-12; 10,12).
Sadoc
Fue un sacerdote celoso de la ley en tiempos del rey David (2Sam 8,17; 20,25). Juntamente con el sacerdote Abyatar llevó a cabo diferentes servicios (2Sam 15,24ss; 17,15ss; 19,12ss). Durante el mandato de Salomón fue un sacerdote muy distinguido en Jerusalén (1Re 1,32-40). Fue el fundador de la clase sacerdotal de los sadoquitas, considerada más tarde como la única legítima (Ez 40,46; 44,15ss; 48,11; Eclo 51,12). Al parecer, de él vienen o toman el nombre los saduceos, ligados al templo y a los altos Puestos de mando en tiempos de Jesús.
Saduceos
Es el nombre de uno de b grupos principales del judaísmo en tiempos de Jesús, compuesto fundamentalmente por sacerdotes. Era un grupo muy conservador. Probablemente toman el nombre del sacerdocio sadoquita, fuertemente asentado en Jerusalén desde la época de Salomón. No creían en la doctrina de los ángeles o demonios, ni en la doctrina de la resurrección. Estaban muy ligados a los mandos de poder y no se mezclaban mucho con el Pueblo sencillo. Tuvieron menos contacto con Jesús, a diferencia de los fariseos.
Sagrado (Ver Santo).
Salomón
Tercer rey de Israel, sucesor del gran David. Famoso por su sabiduría, por lo cual se le atribuyen la mayoría de los libros sapienciales. Construyó el gran Templo de Jerusalén, para lo cual estableció un sistema de impuestos que, a la larga, cansó al pueblo. Hizo muchas alianzas con otros pueblos, para lo cual tenía que casarse con mujeres extranjeras. Es una de las críticas que se le hacen a salomón y por lo que poco a poco se fue apartando de la pureza israelita. A la muerte de Salomón se dará la división de los reinos: norte y sur.
Salmo
Es un canto hecho para la liturgia y ser acompañado por instrumentos de cuerda. Hay una recopilación de estas oraciones formaron la base de la narración de los judíos (Salmos), pero a lo largo de toda la Biblia encontramos muchos salmos aislados; generalmente les llamamos cánticos (Ex 15,1-19, 1Sam 2,1-10; Is 38,10-2o; Jer 19,1-8; Jon 2,3-9; Hab 3,2-19...)
Las Biblias tienen en el libro de los salmos dos numeraciones. La que está fuera del paréntesis corresponde a la numeración de la Biblia hebrea; la numeración dentro del paréntesis es la de la Biblia griega o de los LXX. San Jerónimo, al traducir de la Biblia hebrea, puso la numeración de la griega; la liturgia de la Iglesia, en la misa y en el salterio pone la numeración de la Biblia Vulgata de San Jerónimo.
Salvación (Ver Redención).
Samaria
Una de las ciudades más importantes del reino de Israel. Fue la capital, después de Betel. Cuando Asiria tomó la ciudad en el 721 a.C., llevó a muchas personas de diferentes pueblos que se mezclaron con los samaritanos. Por eso, los judíos de Jerusalén o Judea consideraban a los samaritanos como paganos, pues no guardaban ni la pureza del culto ni de la raza. El término samaritano era como un insulto para los judíos (Jn 4,9; 8,48).
Samuel
Ana era una mujer estéril, pero pidió con fervor a Dios un hijo. Dios se lo concedió y ella lo entregó a Eli, el sacerdote, para que estuviera al servicio del templo. Allí recibió el llamado de Dios para ser juez en lugar de Eli» Samuel fue el más importante de los jueces de Israel y el fundador de la monarquía. Él ungió como reyes a Saúl, al que rechazó por sus infidelidades, y a David, el rey más importante de Israel.
Los dos libros que llevan el nombre de Samuel tratan del establecimiento de la monarquía y los acontecimientos hasta la muerte de David. Forman parte de una misma obra junto con los libros de los reyes.
Sanación (Ver milagros).
Sanedrín
La palabra significa reunión o concejo. Es la forma de gobierno, la suprema autoridad administrativa de Israel. Esta forma de gobierno surgió después del regreso del destierro de Babilonia, pues el pueblo ya no tenía rey. Está compuesto por los ancianos y los escribas o maestros de la ley, dirigidos por el Sumo Sacerdote.
Sangre
Los judíos creían que la vida estaba en la sangre, y como la vida pertenece exclusivamente a Dios, no se puede disponer de la sangre, no se puede comer, no se puede quitar... La única forma de derramar sangre es para ofrecerla a Dios (en sacrificio). La sangre derramada por Jesús significa la vida que ha dado por nosotros, como realización de la “Nueva y definitiva Alianza” (Le 22,19).
Sansón
Una de las figuras más importantes de la época de los jueces. Luchó contra los filisteos en defensa de Israel, pero la belleza de una mujer y su relación con los paganos lo llevó a la ruina, perdiendo la fuerza y los ojos. Al final de su vida, Dios le concede nueva fuerza y destruyendo el lugar donde estaba, muere aplastado junto con miles de filisteos.
Santidad
En la Biblia, santo «separado». La idea fundamental de santidad o de algo santo es que ha sido separado para Dios. El sábado es santo, porque ha sido dedicado (separado) para Dios (Gen 2,3; Ex 28,8). Dios mismo es santo, pues es el completamente diferente, separado de la creación, del mundo, de lo físico y temporal; separado sobre todo y completamente de lo que es malo (Is 6,1-5; 8,13; 40,18-28; Sal 33,21). El pueblo de Dios es santo, separado, escogido por Dios. Por eso debe manifestar la santidad de Dios, pues él quiere que su pueblo participe de su santidad.
El NT llama a los cristianos santos, no en el sentido de que su vida sea piadosa, sino por el hecho que han sido elegidos y separados para Dios, con el deber de consagrar la propia vida a su servicio. Los cristianos deben creer absolutamente en la santidad de Dios y hacerse cada vez más semejantes a él. Este proceso se llama santificación (Heb 12,10; Ef 5,25-27).
Santo
Santo significa «separado». Los judíos consideran que Dios es el único infinitamente santo, es decir, separado, alejado de lo que es profano, caduco, pasajero. Pero Dios comparte, extiende su santidad y la otorga a sus fieles, llamándolos a participar de ella También hay lugares santos, tiempos, objetos, etc., en el sentido de separados, consagrados para los actos de culto o por motivo de alguna manifestación de Dios. San pablo llama a todos los cristianos «santos», pues todos son llamados a la santidad.
Sarmiento
Es la rama de la cepa. En el AT normalmente se menciona como la rama de la vid, la cual se emplea metafóricamente para hablar de la relación del pueblo con Dios y la presencia o falta de frutos de conversión y vida religiosa (Ez 17, 16; Jl 1, 7; Nah 2,3). En el NT la emplea san Juan para hablar de la unión y relación del discípulo con Jesús, la vid verdadera (Jn 15).
Satán
Satán o Satanás significa adversario, acusador. Pocas veces aparece en el AT (Zac 3,1; Jb 1,6-12; 2,1-7; 1Cro 21,1). Sin embargo, en estos pasajes Satán es más bien un adversario de los hombres, como una forma de templar su fidelidad y perseverancia en el camino.
En el NT se presenta a Satanás como el que se opone radicalmente al plan de Dios y procura apartar a los hombres de Dios (Mt 16,23). Sin embargo, es derrotado por Cristo, quien ama y defiende hasta la muerte al hombre. Otros nombres que se a Satanás son: Diablo: acusador, calumniador; dragón: serpiente; Belcebú (nombre de una divinidad cananea).
También se habla de demonios o espíritus impuros (inmundos). Seres sometidos a Dios, pero enemigos suyos. Tratan de apartar al hombre de Dios y llevarlo hacia el mal. También son vencidos por Jesús. La expulsión de los espíritus inmundos es señal de que el reino de Dios ya está presente entre los hombres. El que está con Cristo no tiene por qué temer al demonio, pues ha sido vencido por Cristo.
Seléucidas
Son los miembros de una dinastía de macedonios, denominados seléucidas por el nombre de su primer rey Seleuco I, los cuales gobernaron Siria e influyeron abundantemente en Palestina y entre los judíos, desde el 312 al 65 a.C.
Sello
Representa la marca de alguien importante, con autoridad, usado fundamentalmente por las personas públicas. Servía como una rúbrica en los documentos escritos (1Re 21,8; Is 8,16; 29,11; Jer 32,10).
Semitas
Es el nombre común que se les da a los pueblos del oriente próximo que forman una familia lingüística propia la “semita”, la cual se hace descender de Sem, uno de los hijos de Noé. Entre los pueblos semitas se encuentran los akkádios, cananeos, arameos y los árabes.
Señal
Se trata de una forma de revelación que es captada solamente por aquellos que tienen sensibilidad religiosa y que buscan a Dios. San Juan llama signos o señales a los milagros de Jesús, pues para él, las obras de Jesús revelan quién es y lo que quiere ensenar. Como no trata de una revelación impositiva, se necesita la disposición, la apertura a la señal, semejante al mensaje parabólico.
Señor
La palabra hebrea Adonay significa señor, haciendo referencia al poder, al dominio. Los israelitas daban el título de Señor a Dios, sabiendo que su poder era salvador.
En el NT se da el título a Dios y también a Jesús, pues él tiene el dominio de todo el universo. La confesión fundamental de cristiano es sobre el señorío de Jesús en la propia vida. Otras palabras hebreas que significan señor son: rabbí, o Rabbuní -señor o maestro; mará- señor) maran athá – ven Señor).
Shemá
Es una conjugación del verbo escuchar en imperativo; significa "escucha”. En la tradición deuteronomista se antepuso esa palabra al decálogo, especialmente al primer mandamiento, para recordar al pueblo el compromiso de escuchar y poner en práctica la Palabra de Yahvé (Dt 6,4). Ya en la época del NT la palabra está íntimamente unida al primer mandamiento (Mt 22,34-40; Me 12,28 31; Le 10,25-28).
Sheol (Ver Hades).
Siervo
El siervo puede ser el trabajador, el esclavo o puede ser una cualidad o virtud de ponerse a disposición de otro (servicio). Antiguamente se daba también el título al funcionario de confianza del rey (servidor público). Cuando la Biblia habla de los siervos de Dios es con este sentido, personas respetadas y dignas de confianza para su rey (Dios). Poco a poco, siguiendo esta semántica, el término pasó a entenderse en el sentido de elección. El título de siervo puede darse al mismo pueblo de Dios en su conjunto (Is 41,8; 42,19; 44,1.2.21; 45,4; 48,20; Jer 20,10), o también a un personaje particular como Abraham (Sal 105,6), Moisés (Ex 14,31; Num 12,7-9; Jos 1,13.15), Caleb (Num 14,24), David (Is 37,35), incluso a Nabucodonosor y a Giro, como instrumentos de Dios (Is 43,10; Jer 29).
En un sentido especial, Yahvé da el título de siervo a un personaje anónimo en los llamados “cánticos del siervo de Yahvé”, presentes en los 40-55 de Isaías, llamado por los exégetas II Isaías o DeuteroIsaías. Las cuatro perícopas que hablan de este siervo son Is 42, 1-7; 491-6; 50, 4-11; 52, 13-53, 12). La temática fundamental de dichos cánticos es la salvación realizada por Dios, a través del sufrimiento de su siervo. No es fácil identificar esta figura: ¿El propio profeta?, ¿el Israel histórico?, ¿el Israel ideal?
En la experiencia de la vida de Cristo, especialmente en la pasión y muerte, la comunidad cristiana ve los rasgos del siervo de Isaías. Jesús es el siervo de Dios y nuestro redentor, el que por de su sufrimiento en la cruz ha alcanzado la salvación del género humano.
San Pablo se hará llamar en este sentido siervo de Cristo, por estar íntimamente unido a los sufrimientos del Señor a favor de la Iglesia. También se habla del servicio como un carisma en bien de la comunidad. El NT usa también la palabra diácono = servidor, referido a que prestan un servicio en la construcción de la comunidad eclesial. 
Siglo
En las expresiones bíblicas, más que un periodo de 100 años, un siglo significa un período largo, mucho tiempo, como algo que no tiene fin. De ahí se pasó a usar la frase «por los siglos de siglos» en sentido de eternidad, por siempre. En el NT la palabra siglo también puede mundo (Mt 12,32; 13, 39-40).
Siló
Es el nombre de una de Efraín, al norte de Betel. Allí se había erigido un santuario, donde se encontraba el arca de la Alianza, custodiada por la familia sacerdotal de Eli y sus hijos (1Sam 1,3.9.24). Samuel vivió allí durante su juventud (1Sam 3).
Siloé
La palabra significa enviado. Es el nombre de un canal subterráneo, excavado en roca, en la parte sur de la colina de Sión. Conducía las aguas de la fuente de Gijón a la piscina llamada también Siloé. Este nombre es mencionado por Is 8,6. En el NT se menciona una torre de Siloé en Lc 13,4 y en Jn 9,7.11 se habla de la piscina, con ocasión de la curación del ciego de nacimiento. 
Simón (Ver Pedro).
Sinagoga
La palabra significa reunión o comunidad reunida. La Sinagoga es el lugar de culto de los judíos. Comenzaron a existir probablemente durante el destierro, cuando no había templo y se encontraban lejos de Jerusalén. Los judíos solían reunirse los sábados en las sinagogas. El culto consistía principalmente en la lectura de la Biblia (la Ley y los Profetas) y las oraciones (Dt 6,4-5). Jesús frecuentaba la sinagoga y muchas veces enseñó allí (Le 4,16-30; 6,6). Pablo en sus viajes misioneros se dirigía y enseñaba primero en las sinagogas (Hech 13,14-18; 14,1).
Sinaí (Monte).
Sion
Sion era una pequeña colina sobre la que se construyó parte de la Jerusalén antigua. De ahí que muchas veces se hable de Sión como sinónimo de Jerusalén. Existen también las expresiones «Hija de Sion», pueblo de Jerusalén; «Monte Sion o Monte Santo», por la referencia al Templo.
Sirácida (Ver Eclesiástico).
Sodoma y Gomorra
Son dos ciudades que aparecen en Gen 18-19, Lot, al separarse de Abraham, se estableció a vivir en Sodoma. Estas ciudades fueron destruidas a causa de la corrupción de sus habitantes. A partir de entonces, aparecen los dos nombres juntos como símbolo del juicio de Dios, que destruye a los malos y salva a los justos. En el NT Jesús recuerda la destrucción Sodoma y Gomorra como llamada de atención a los habitantes de Cafarnaúm que no aceptan su Palabra (Mt 11, 23-24).
Sofonías
Fue un profeta que predicó por los años 640-630. Egipto y Siria estaban en lucha por el dominio de Judá y el pueblo se encontraba en desaliento y desesperación. Sofonías presenta a Dios como aquél que no soporta el orgullo de los poderosos, de manera que purificará a su pueblo, acabará con las potencias y formará de entre los fieles un resto para continuar su proyecto de salvación en la historia.
Sordo
En la Biblia se emplea la misma palabra para referirse a la mudez y a la sordera. Quizá porque frecuentemente aparecen las dos enfermedades juntas, pues el no poder hablar depende de no puede escuchar y, por tanto, no poder reproducir los sonidos o las palabras.
La Biblia habla también de la sordera en sentido metafórico, refiriéndose a aquellos que no quieres escuchar la palabra del Señor ni a sus enviados (Is 20,18; 35,5). Cuando venga el Mesías serán liberados de esta (Is 42,18; 43,8). Por eso, en el NT la curación de los sordos por Jesús es considerada como una prueba de su mesianismo (Mt 11,5). En tos evangelios se habla de dos curaciones de sordos: en Mc 7,31ss se habla de un sordomudo y en 9,25ss y paralelos de un poseso también sordomudo.
Sudario
Es un lienzo con que los hombres acostumbraban envolverse la cabeza; se utilizaba para los cadáveres. Lázaro y Jesús fueron envueltos con el sudario al ponerlos en la tumba (Jn 11,44; 20,7). Se usaba también para guardar el dinero (Le 19,20). Lucas cuenta que el sudario de Pablo obraba milagros (Hech 19, 12).
Sueño (somnolencia)
El sueño es en primer lugar señal de cansancio (Me 4,38). Puede también significar alienación (Jn 1, 5). En Gen 2, 21, el sueño de Adán significa pasividad, es decir, que él no hizo nada para obtener la mujer, sino que es un don de Dios.
Sueños
En el ambiente del pueblo se tenía una inclinación muy común a creer en los sueños. Mucha gente pretendía adivinar el futuro mediante los sueños y, sobre todo, conocer el plan de Dios (Gen 37, 5-10; 40, 41; Jue 7, 13ss; 1Sam 28, 6. 15; Dan 2, 1; 4, 2; 4, 2; Est 10, 5; 11,5-12; 15,12; Job 4,12-21; 7,14; Sab 18,17; 27,19). En los relatos de José y Daniel, la Biblia presenta que el origen de todo conocimiento y sabiduría está solamente en Dios. Ya que toda adivinación y magia están condenadas por la ley (Lev 19,26; Dt 18,10), solamente Dios es quien lo que quiere al hombre (cfr. Eclo 34,1-8).
Suerte (s)
Primeramente, la suerte tiene el sentido de una acción al azar. Se echan suertes sobre el reparto del botín (Nah 3,10), de la tierra (Num 26,55), los vestidos de un difunto (Sal 22, Mt 15,24), de ministerios (1Cro24,5; 26,13ss), para el macho cabrío de la expiación (Lev 16,8-10), para determinar quién es el culpable de algo (Jon 1,7; 1Sam 14,41 ss) y para los ministerios (Hech 1,26; 1 Pe 5,3). En otro sentido más amplio se llama también suerte a la parte que le toca a alguien en una repartición o como herencia (Dt 10,9; Is 34,17; Dan 12,13; Hech 26,18; Col 1, 12).
Sumo Sacerdote
Era el jefe supremo de los sacerdotes en Israel, primera autoridad del judaísmo, consagrado de manera especial para representar a su pueblo delante de Dios (Lev 21, 10). Es el príncipe de los sacerdotes (Ex 29,30; 2Re 25,18; 2Cro 24,6), por tanto, se le ungía con un óleo especial (Ex 30,22-25; Lev 4,3). Después del exilio, al no haber reyes, el Sumo Sacerdote ejerce el poder religioso y civil. En tiempos de Jesús Sacerdote es el que preside el Sanedrín, consejo supremo de ancianos y maestros de la ley. Solamente había un Sumo Sacerdote en función, aunque parece ser que los que dejaban el cargo se seguían llamando así, como el caso de Anás y Caifás (cfr. Lc 3, 2).
Superstición
Es la atribución de fuerzas o poderes sobrenaturales a objetos, palabras o acontecimientos que, por naturaleza, no la poseen. En Israel, la superstición estaba muy extendida. Se habla del uso de amuletos, avocación a los muertos, adivinación y magia. La ley prohíbe rotundamente todo tipo de supersticiones (Dt 18,10-12). También la falsa confianza o falsa seguridad de los israelitas en la perpetuidad del templo, separada de un verdadero compromiso religioso y de justicia, es un tipo de superstición (Jer 7, 4; Miq 3, 11)


Tt

Tábanos
Son una especie de mosquitos que producen hinchazones sangrientas, especialmente en el ganado (Sal 78,45; Sab 16,9). El Éxodo habla de estos mosquitos como una de las plagas contra los egipcios (Ex 8,12-15; 16-28; cfr. Sal 105,31).
Tabor (Monte). Es un monte que se encuentra at nordeste del valle de Yisraet y de Nazaret. Mide alrededor de 562 m de altura. Conocido como el monte santo (Dt 33,19). En tiempos de Débora y Barac (jueces de Israel), allí se dio la batalla contra Sisara (Jue 4,6-14). En tiempos de Jeremías se considera como uno de los montes más importantes de Canaán (Jer 46,18). Aunque en el NT no se menciona, la tradición católica lo relaciona con el acontecimiento de la transfiguración de Jesús, dado que así es reconocido por el evangelio apócrifo de los hebreos.
Tabernáculo
Era la tienda mayor y principal de los israelitas durante su vida en el desierto (Ex 33,7-11; Jos 6,6.8; 1Sam 4,3). Era dedicada a la adoración de Dios, pues en ella se guardaba el Arca de la Alianza, la cual a su vez contenía las tablas de la Ley, un recipiente con Maná y la vara florecida de Aarón (Ex 25,10-22; Dt 10,1-5; Heb 9,4-5). Donde acampaban los israelitas, al centro se ponía la tienda del tabernáculo, rodeada por las tiendas de las doce tribus, tres de cada lado.
Tabernáculos (Ver Fiestas).
Talento (Ver Monedas).     
La parábola de los talentos hace parecer que se trataba de una moneda. En realidad, un talento es una medida de peso de alrededor de 34 Kg. El valor económico varía, dependiendo del metal que se trate. Debido a la aplicación de la parábola a la respuesta de la fe, talento pasó a significar capacidad o aptitud para hacer algo. Los talentos serían los dones o carísimas que Dios da a cada uno para el bien de la Iglesia.
Talión
Viene del latín «talis» semejante. Significa “tal cual”. Era una ley penal que consistía en el derecho de aplicar un castigo semejante al recibido o recibir un castigo semejante a la falta cometida. Comúnmente se le conoce como: «Ojo por ojo y diente por diente» (Ex 21,23- 25; Lev 24,17-20; Dt 19,21).
Esa ley en Israel poco a poco fue perdiendo fuerza, de modo que se llegó a entender como la exigencia de una compensación proporcionada. La aplicación de manera estricta se llevaba a cabo solamente en el caso de homicidio (Num 35,31-34).
Talitá, qum
Son palabras arameas que significan “niña, levántate”. Es una frase que se encuentra en la resurrección de la hija de Jairo. Me 5,41 las presenta sin traducir, directamente en arameo; Mt 9,25 y Le 8,54 las traducen al griego.
Tarso
Es una dudad muy famosa de Cilicia (Hech 21,29), fundada por los fenicios, no lejos del mar. Es la patria de Pablo (Hech 9,11; 21,39; 22,3). Bajo el dominio de los seléucidas se helenizó profundamente y fue distinguida por su avance científico. Bajo el emperador Antonio se convirtió en capital de la provincia romana; el emperador concedió la ciudadanía romana a todos los nacidos en Tarso.
Temor de Dios
Es la actitud que corresponde al hombre frente a Dios, su creador omnipotente y soberano. Se trata del reconocimiento de su grandeza que provoca la reverencia del hombre. Así se ve el temor de Abraham (Gen 15,1), de Jacob (Gen 28,17), de Moisés (Ex 3,6), de Isaías (Is 6, 5), de Zacarías (Le 1,12), de maría (Le 1,30), de los pastores (Le 2, 9-10). Este respeto y veneración conducen a la obediencia y a la disponibilidad del plan de Dios. En la literatura sapiencial el temor de Dios es el principio de la sabiduría (Sal 111,10) y de la vida (Prov 14, 27). El temor de Dios no es miedo, pues tos hijos se acercan con amor y confianza al Padre (Rom 8,15; 1Jn 4,18).
Templo
Cuando los israelitas se establecieron en Canaán, plantaron la tienda del Tabernáculo en Silo. El rey David la trasladó después a Jerusalén (2Sam 6,7-12). David quería construirle un templo (1Cro28,2- 3), pero fue su hijo Salomón quien logró edificar el primer templo de Jerusalén (1Re 5, 8). Desde entonces el templo se convirtió en el centro del culto del pueblo. Poco después de la división de los reinos, en el norte se construyeron sus propio5 templos y dejaron de frecuentar a Jerusalén. Este templo fue destruido totalmente por Nabucodonosor en el año 586, llevándose todos los objetos de oro 3 Babilonia (2Re 24, 10-13; 25, 8-17).
En el año 538, Ciro, rey de Persia, después de conquistar Babilonia, concedió el regreso de los deportados. Dirigidos por Zorobabel reconstruyeron el templo, animados por los profetas Ageo y Zacarías (2Cro 36,22-23; Es 1,3-6); quedó terminado en el año 515. Este segundo templo fue destruido por el general romano Pompeyo en el año 63 a.C.
En el año 19 a.C. el rey Herodes el grande inició los trabajos de la construcción del nuevo templo. Era realmente un templo grandioso, pues Herodes quería ganarse el favor del pueblo e impresionar con él al mundo romano (Mt 24,1-3; Me 13,1). Según el evangelio, su construcción tardó 46 años (Jn 2,20). El templo fue destruido Por el emperador Tito en el año 70d.C.
Tentación
La tentación en la Biblia se entiende en dos sentidos. Cuando viene de Dios más bien se le llama prueba y el fin es purificar, acrecentar y fortalecer la religiosidad y la entrega del hombre (Ex 16,4; 20,20; Dt 8,2; Jue 2,22). En este sentido son muy conocidas las pruebas de Adán de no comer el fruto, la prueba de Abraham de sacrificar a Isaac, la prueba de Job en su sufrimiento, las pruebas del pueblo en el desierto, etc.
Cuando la tentación quiere conducir al mal, viene del demonio, quien pretende que el hombre abandone el camino del bien, la vida religiosa y la perseverancia, hasta el grado de renegar de Dios (cfr. Gen 3,1ss; Job; Mt 4,1ss; Le 8,13; Jn 12,31). También es conocida como la tentación del mundo (1Jn 12,16) o de la concupiscencia de las propias pasiones (Rom 7,8; St 1,14).
Sea de donde venga la tentación o prueba, Dios lo permite siempre hasta cierto límite, pues no permite que seamos probados más allá de nuestras fuerzas (1Cor 10,13; 2Pe 2,9). Una vez superada la prueba, la fe se fortalece y acrecienta, por ello debemos pedir, no que Dios nos libre de la tentación, sino que no nos deje caer en ella (Mt6,13), a ejemplo de Jesús, quien fue probado a lo largo de toda su vida (Mt 4,1 ss; 16,23; 24,21; 27,42; Me 13,14- 23; 15,30; Le 21,20-24).
También el hombre puede tentar a Dios. Es la expresión de la falta de fe, la desconfianza en su omnipotencia o de su amor, su fidelidad y providencia. Es como una protesta que manifiesta la inconformidad con la forma de actuar de Dios y se expresa mediante la murmuración o la exigencia de milagros (Ex 17,17; Sal 95,9; Jn 6,41.43.52). En esta línea van las tentaciones hacia Jesús.
Teofanía
Se trata de una aparición o manifestación de Dios. En el AT se realizaba mediante un ángel o mediante la figura humana (Gen 16,7; 18,1-2; 22,11; 26,2; 32,25; Ex 3,2; Jue 13,3.23). También son comunes las manifestaciones mediante los fenómenos de la naturaleza (Ex 3,2; 13,21; 19,16-18). El viento es como la trompeta que anuncia a Dios, la nube es su presencia, los truenos son la voz y el rayo es el resplandor de la gloria de Dios.
Testamento
Entre los nombres que recibe la Escritura uno es el de Antiguo y Nuevo Testamento. La palabra hebrea Berit, que significa Alianza o pacto, fue traducida por San Jerónimo por Testamen-tum, última voluntad del testador acerca de sus bienes. El griego usa la palabra Diatheke, que tiene ambos significados (Gal 3,15-17; Heb9,16ss). El sentido que damos ahora a dicha palabra es el de Alianza, referida la primera a la Alianza de Yahvé pactada con Israel (Ex 20,2-17) y la nueva Alianza fundada y sellada por Jesús (Le 22,20; 1Cor 11,25; 2Cor 3,6-13).
Testigo
Primeramente, la palabra se refiere al testimonio que se da de algo, especialmente en un proceso (Ex 20,16; Mt 18 16- 26,65; Me 14,63; Le 11,48; Hech 6,13; 7,58; 2Cor 134,1; 1Tim 5,9- Heb 10,28). Se emplea en el mismo sentido cuando se toma a Dios como testigo (Rom 1,9; 2Cor 1,23; Flp 1,8; 1Tes 2,5.10). En el desarrollo de las primeras comunidades se empleó el dar testimonio en un sentido específicamente cristiano, referido a la predicación y testimonio de los apóstoles y discípulos sobre la vida, muerte y resurrección del Señor (Le 24,48; Hech 1,8.22; 5,32; 10,41; 22,20; 26,16).
Tetrarca
La palabra «tetra» significa cuatro. El Tetrarca es el que gobierna una cuarta parte de un territorio o de un reino. En el NT era el título de algunos jefes políticos sometidos a Roma. Gobernaban un territorio muy pequeño, por lo que no recibían el título de rey. Herodes Antípas era Tetrarca de Galilea (Mt 14,1; Me 6,14; Le 9,7); Herodes Filipo, Tetrarca de Liturea yTraconítide (Le 3,1); Lisaneas, Tetrarca de Abilene (Le 3,1).
Tiberíades
Es una ciudad fundada por Herodes Antípas, entre los años 17- 22 d.C, en la orilla occidental del lago de Genesaret. Herodes la llamó libertades en honor al entonces emperador Tiberio. Esta ciudad fue la capital de Galilea, en lugar de Séforís, hasta el año 61 d.C.
Tiberio
Emperador romano; hijo adoptivo y sucesor de Augusto. Nació en el año 42 a.C., y reinó desde el año 14 hasta el 37 d.C. En el año 15 de su imperio se presentó Juan Bautista (Le 3,1).
Tienda (Tabernáculo)
La tienda es la habitación de los nómadas o semínómadas Durante las travesías por el desierto, los israelitas vivían en tiendas. Cuando se construyó el Arca y se guardaron en ella las Tablas de la Ley, se construyó una tienda especial para el ella. Se transformó así en el lugar donde Dios se comunicaba con Moisés y por eso fue llamada tienda de la reunión (Ex 33,11). Funcionó como un pequeño santuario hasta que Salomón construyó el templo. Por ese hecho, teológicamente la tienda expresa la morada de Dios con los hombres (Jn 1,14).
Torá
Es una palabra hebrea que significa instrucción o enseñanza. Se refiere a las instrucciones de Dios al pueblo por medio de Moisés, los sacerdotes y profetas. Con esta palabra se designa la ley en general (Gen 26,5). Se refiere también a las leyes escritas en el Pentateuco (Dt 4,44-45) y finalmente se refiere a todo el Pentateuco en su conjunto (Jos 1,7-8). En el judaísmo tardío como en el NT la Torá o ley designa todo el AT (Jn 10,34; 12,34; 15,25; Rom 3,10-19; 1Cor 14,21).
Torre de Babel
En el capítulo 11 del Génesis se narra la historia de la torre de Babel, construida por los hombres como una señal de grandeza humana y, por tanto, como una provocación al principio creador de Dios. La torre de babel es como un mensaje del hombre hacia Dios, diciéndole que él puede lograrlo todo a través de la ciencia y la técnica, con la pura capacidad humana. Es la conclusión o el destino de los hombres que se van alejando paulatinamente de su creador.
La intervención de Dios confundiendo las lenguas, es una manera muy sencilla de echar por tierra la arrogancia y los planes humanos. La enseñanza es que no se puede obtener un real progreso  humano independientemente de Dios, mucho menos pasando por encima de sus criterios y en contra de él.
Transfiguración
Se refiere a un cambio de forma o aparición en una forma distinta de la propia. Los evangelios sinópticos (Me 9,2-9 par; cfr. 2Pe 1,16-18) narran la transfiguración de Jesús en el monte Tabor. Aunque en el AT no se hable de ninguna transfiguración, la de Jesús se describe con elementos típicos de las apariciones o teofanías del AT. La filiación divina es confirmada mediante una voz del cielo.
En el camino a Jerusalén, y por el contexto de la pasión tan cercana, se concede esta experiencia a tres de los apóstoles, de modo que no sucumban ante la prueba y contemplen la gloria que viene después del sufrimiento. El mismo Pablo habla de una metamorfosis del cristiano en la imagen de Jesús (2Cor 3,18; cfr. 1Cor15,44ss; Flp 3,21).
Tribus
La tribu es la unión de clanes o familias que se consideran descendientes de un pasado (padre) común. Las doce tribus de Israel representan a todo el pueblo elegido. Nacen de los doce hijos de Jacob, a quien se le cambió el nombre por Israel. Cada tribu era autónoma, regida normalmente por un patriarca (anciano de la comunidad), aunque permanecían elementos de comunión como el pacto con Yahvé, que los mantenía unidos en la observancia de la Alianza (Jos 24) y ante la amenaza de los enemigos (cfr. Jueces).
Tributos
Se trata de un impuesto personal que se tiene que pagar a la autoridad. Los tributos en Israel datan desde el tiempo de la monarquía. Es probable que desde el censo que hizo David se tuviera la intención de organizarlos para un cierto tributo. Sin embargo, la institución proviene de Salomón, quien dividió su territorio en regiones y cada una debía pagar los tributos, para cubrir los gastos de funcionarios y el ejército, pero sobre todo para la construcción del Templo. Los persas, que conquistaron babilonia y dieron libertad a los israelitas para regresar a Jerusalén y reconstruir su templo, mantuvieron un sistema de tributos para todos los pueblos conquistados (Esd 4,13.20); también los seléucidas cobraban impuestos (1Mac 10,29; 11,35). Y, sobre todo, los romanos tenían un sistema muy estricto del cobro de impuestos.
El mismo sistema religioso tenía una especie de impuestos, es decir, el llamado impuesto del templo que todo varón mayor de 20 años debía pagar para el sostenimiento del culto. El tributo se pagaba en moneda judía, no extranjera; por eso había cambistas a la entrada para facilitar el pago (Mt 21,12; Jn 2,15). Jesús mismo pagaba el impuesto (Mt 17,24-28). Además del impuesto, para el templo se tenían que pagar los diezmos, primicias y ofrendas.
Trinidad
El término Trinidad como tal no se encuentra en la Biblia. Consiste en la doctrina de un solo Dios en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Los exégetas reconocen que este dogma de la Trinidad, tal como se entiende en la Iglesia, no fue conocido por el AT.
Cabe mencionar que algunos padres de la Iglesia y teólogos han querido ver alguna alusión al dogma en los pasajes veterotestamentarios en que Dios habla en plural (Gen 1,26; 3,22; 11,7; ls 6,8), en la invocación tres veces repetida “santo" (ls 6,3) o en el Sal 77,7ss, así como en Dt 6,4. Sin embargo, la mayoría de autores se inclina por dar más valor al respecto a las frases “ángel de Yahvé”, “palabra de Yahvé” y “sabiduría de Dios", considerándolas como personas divinas y reconociendo una incipiente revelación del Hijo de Dios. De igual modo entienden los pasajes en que se habla del Espíritu de Dios o del Espíritu santo de Dios (ls 62,10ss; Dan 4,5ss.16; 5,11ss; Sal 51,13; Sab 1,5; 7,22; 9,17). A pesar de ello, hermenéuticamente no se le pueden introducir ideas del NT a los textos del AT, por eso, dichos pasajes han de entenderse apenas como una preparación remota del dogma cristiano de la trinidad, dentro de la revelación progresiva.
El misterio de la trinidad, pues, es una revelación del NT. Los pasajes más antiguos aparecen en las cartas de Pablo, que yuxtaponen estrechamente al Señor, al Espíritu y a Dios, como expresión de la fe o creencia de que Dios, el Señor y el espíritu tienen unidad en la diversidad. Las primeras comunidades cristianas vieron que era importante definir de manera categórica la fe en un solo Dios en tres personas, para salvaguardar de las falsas doctrinas esta revelación y verdad del NT (Mt 28,19; Jn 5,19-29; 8,23.29.58; 14-17; Hech 2,32-33; 2Cor 13,14). Tertuliano fue quien propuso el término de Trinidad para referirse al misterio de un solo Dios en tres personas. La doctrina de un solo Dios en tres personas nada tiene que ver con las triadas de dioses paganos, en que aparecen padre, madre e hijo, como Osiris, Isis y Horus en Egipto, Luna, Sol y Venus en Arabia, Ea, Marduk y Guibil en Babilonia y Brahma, Rudra y Vishnú en la India.
Los pasajes más importantes sobre la Trinidad son: Mt 28,19; 1Cor 12,4-6 y “La grada del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sea con todos ustedes” (2Cor 13,13).
Tronos
Es el nombre que se le da a una clase o jerarquía de ángeles. Aunque se habla de tronos, dominaciones, principados y potestades en Col 1,16, es una categoría tomada especialmente de los libros apócrifos del AT.                
Truenos
Es un sonido que viene del cielo, por tanto, atribuido a Yahvé. Dios lanza su trueno (1Sam 2,10; 7,10; 2Sam 22,14; Sal 18,14; 29,3; Job 37,4ss); por eso el trueno se entiende como la voz de Dios (Sal 29,3ss; 46,7; 68,34; Jer 25,30; Jl 4,16; Am 1,2). En las teofanías o manifestaciones de Dios es muy común que aparezcan rallos y truenos (cfr. Ex 19,16; ls 29,6; Sal 77,19).


Uu


Umbral
Se refiere a la puerta o paso. En la cultura cananea el umbral era considerado como el lugar de los malos espíritus, por eso habría que saltar por encima de él y librarse de ellos (1Sam 5,45; Sof 1,9). En el templo de Jerusalén los sacerdotes eran los encargados de cuidar las puertas o el umbral del templo (2Re 12,10; 22,4; 23,4; 25,18; Jer 35,4; 52,24; 1Cro 9,19; 2Cro 34,9).
Unción
Se trata de un rito que consiste en derramar aceite sobre algo para consagrarlo a Dios. Se ungían objetos (Ex 30,26; 28,18), lugares para el culto (Gen 28,18) y especialmente al rey (1Sam 9,16; 16,3; 1re 1,34), al profeta f 1 Re 19,16) y al Sumo Sacerdote (Ex 28,4), como hombres consagrados y puestos aparte para el servicio de Dios. El aceite es signo de alegría, riqueza, libertad y fuerza (Sal 23,5; Jer 11,10; Miq 6,15; Mt 6,17). A partir de los profetas la unción tiene mucha relación con el Espíritu de Dios. Jesús es ungido por el Espíritu Santo (Mt 3,13; Hech 10,38), por eso es reconocido como el Cristo, el mesías, es decir, el ungido. Los bautizados son también ungidos por el espíritu Santo (Jn 1,5), y son llamados cristos (2Cor 1,21).
Ungido (Ver Mesías).
Ungüentos
En los pueblos orientales es muy común ponerse ungüentos después del baño, para mantener flexible la piel, sobre todo en los climas cálidos y secos. La biblia nos dice que se ungía la cabeza. Generalmente se usaba aceite de oliva (Sal 133,2; Le 16,6), al que se agregaban algunas sustancias aromáticas (Am 6,6; Mt 26,7). Se ungía la cabeza (Sal 23,5; Ecl 9,8), la barba (Sal 133,2) y los pies (Le 7,38.46). No se hacían en tiempo de luto (2Sam 12,20ss; Dan 10,3) y de ayuno (Mt 6,17).
Conociendo el valor curativo del aceite de oliva, también se usaba la unción como medicina. En este sentido hay que entender la unción de los enfermos (Me 6,13; Le 10,34), la cual, en Sant 5,14 adquiere ya el carácter de sacramento, que actúa por la invocación del Señor y la petición de salud y perdón de los pecados.
En la Biblia se conoce también la unción religiosa, empleada para consagrar objetos (Gen 28,18) y, sobre todo, a determinadas personas como los reyes y sacerdotes, de modo que eran llamados ungidos y por la unción y el espíritu de Dios recibían dones y poderes para cumplir la misión (1Sam 16,13; Is 61,1). De igual manera, en el NT la unción está íntimamente ligada a la recepción del espíritu de Dios o Espíritu Santo (Le 4,18; 2Cor 1,21 ss; 1Jn 2,20.27).
Unigénito
Es la palabra que emplea la versión de los LXX para referirse al hijo único (Jue 11,34; Tob 3,15; 6,11; 8,17; Bar 4,16) o al hijo amado (Gen 22,2.12.16; Jer 6,26; Am 8,10; Zac 12,10). En Lc 7,12; 8,42; 9,38 y Heb 11,17 tiene este doble significado, de único y de amado. San Juan da el mismo título a Jesús de unigénito de Dios (Jn 1,14.18; 3,16.18; 1Jn 4,9) y siempre en el sentido de único y de amado.
Ur de los caldeos Es una ciudad situada al sur de Babilonia, donde vivió Abraham antes de emigrar a Canaán y ser elegido por Dios (Gen 11,31).
Urim y tummim
Son nombres hebreos de algunos objetos (quizá piedras cfr. 2Re 11,12), por medio de los cuales los sacerdotes israelitas trasmitían los oráculos de Dios (Dt 33,8). No se sabe con exactitud el significado de las palabras, aunque parece ser que “urim” significa “luz” y “tummim” perfección. Tales objetos eran portados por el sacerdote y especialmente por el sumo sacerdote (cfr. Ex 28,30; Lev 8,8; Num 27,21; Dt 33,8), en un estuche llamado efod de los oráculos (1Sam 14,3.18; 23,6-9; 39,7ss). Se cree que la consulta se hacía por medio de las suertes, habiendo orado y consultado previamente a Yahvé sobre alguna situación (cfr. 1Sam 14,41). Después del destierro parece ser que ya no se emplea esta forma de consulta (Esd 2,63; Neh 7,65).


Vv

Velo
Se trata de un lienzo con el que las mujeres se cubren el rostro. Por algunos textos del AT se deduce que normalmente la mujer israelita no usaba velo (Gen 12,14ss; 24,25ss; 26,7), pero era usado por la novia o esposa al presentarse al esposo o durante la boda (cfr. Gen 24,65; Is 47,2; Cant 4,1.3).
Velo del templo
El velo del templo se refiere a unas cortinas que dividían el paso de un espacio a otro en el santuario. En el tabernáculo del templo había dos velos, uno dividía el atrio del templo (Ex 26,36ss; 40,33) y el otro dividía el lugar santo del lugar santísimo, donde estaba el Arca de la Alianza (Ex 26,31-35; 40,21).
Veneno
Es una sustancia dañina. Puede proceder de las plantas que brotan rápidamente (Lam 3,5) en los surcos del campo (Os 10,4). Sus frutos son amargos (Sal 69,22; Lam 3,19). Se habla de uvas envenenadas (Dt 32,24.32), del agua envenenada (Jer 8,14; 9,14; 23,15) y del veneno de la serpiente (Job 20,16). Se habla también del veneno en forma metafórica, refiriéndose a la maldad, sobre todo de las palabras (Am 6,12; Sal 140,4; Rom 3,13; St 3,8).
Venganza La Biblia habla de la venganza de sangre.
Venida del Señor
El Evangelio habla de la primera venida de Jesús, hecha en carne (Jn 1, 14). Habla de su vida, sus palabras y acciones. Pero habla también de la segunda venida al final de los tiempos, una venida gloriosa (Mt 16, 27.30; 25, 31; 26, 64; Me 8, 38; 13, 26; 14,62; Le 21,27).
Verdad
En el AT aparecen frecuentemente unidas las palabras amor y verdad (Sal 25,10; 26,3; 40,11ss; 57,4.11; 61,8; 69,14; 85,11; 86,15; 89,15; 108,5; 115,1; 117,2; 138,2). Las dos palabras provienen de una misma raíz hebrea que significa ser firme, verdadero, duradero, seguro. Una verdadera planta es una planta de buena calidad (Jer 2,21), la verdad de la palabra consiste en su eficacia (1Re 17,24; 2Sam 7,28). Dios es el verdadero, por su fidelidad y amor (Ex 34,6; 2Cro 15,3; Jer 10,10); una persona es verdadera conforme a su honestidad, honestidad y Fidelidad.
En el NT la verdad tiene el mismo significado del AT. En Jesús la verdad tiene relación con la fidelidad de Dios y la salvación. Jesús es la Verdad (Jn 14,6), porque es la manifestación de la fidelidad de Dios, la veracidad mensaje del Padre y la realización eficaz de su salvación.
Verbo
Significa Palabra. En la Biblia la Palabra está íntimamente a la revelación, manifestación que hace Dios de sí mismo y de su plan de salvación. Es la Palabra de Dios en la creación, en la Ley, en los Profetas y de muchas maneras (Heb 1,1-2). En el NT Jesús es el Verbo, la Palabra de Dios plenitud de la revelación que se hace carne (Jn 1,1.14).
Vestiduras
En primer lugar, son consideradas como una forma de cubrir la desnudez, la vergüenza (Gen 3,7.21). Significa también protección, y el estar desnudo es estar desprotegido (Le 8,27). Por eso los cristianos tienen como mandato vestir al que está desnudo (Mt 5,40; 25, 35-43; Lc 3, 11; 6, 29). En la vida cristiana, no hay que estar excesivamente preocupados por el vestido (Mt 6, 25-28; Lc 12,22-23), más bien, hay que tener fe en la providencia de Dios (Mt 6,29.31).
Por otra parte, el vestido es el reflejo de la honorabilidad de la persona que lo lleva (Mt 3,4; 22,12; 27,31; 28,3; Me 15,17; 16,5; Le 15,22; 16,19; 23,11; Jn 19,2). Muchas veces la vestidura es reflejo de lo que acontece en el interior. La vestidura blanca significa la alegría, el triunfo, lavar las vestiduras es hacerse digno o apto para algo; piel o cuero significan austeridad; saco y sayal significan luto, tristeza, penitencia. Rasgar las vestiduras significa también luto (Gen 37,24; 2Sam 3,31; Job 1,20; 2,12), grave desgracia (2Sam 13,19) o una blasfemia (Jer 36,24; Mt 26,65; Hech 14,14; 22,23).
En el sentido cristiano espiritual, se puede revestir de gloria, fuerza, justicia, majestad. San Pablo invita a revístanse del hombre nuevo (Ef 2,15; 4,24; Col 3,10).
Vicios
La Biblia presenta listas de vicios o pecados, que caracterizan las acciones y Ia vida de los gentiles (Sab 14,12.25.27; Rom 1,29-31; 1Cor 5,10ss; 6,9ss; 2Cor 12,20; Gal 5,19-21). Provienen de la idolatría o como frutos de la carne. El encuentro con Cristo libera del pecado y de la fuerza de la carne, de modo que el cristiano deja tales acciones y se convierte en un hombre nuevo, a imagen de Jesús.
Vid
En la época bíblica Palestina era una tierra próspera de viñedos. Los principales productos del suelo eran los cereales y el mosto (Gen 27,28); la vid y la higuera eran la principal vegetación (1Re 5,5).
La vid tiene un papel importante también en el lenguaje figurado. El pueblo de Israel es comparado a una vid (Jer 2,21; Ez15,6; 19,10-14; Os 10,1; Sal 80,9-17), la sabiduría (Eclo 24,17) y también la esposa (Sal 128,3). En el evangelio de Juan Jesús mismo se designa como la vid verdadera (Jn 15,1-18), cuyos sarmientos son los discípulos, los cuales deben permanecer unidos a Jesús para poder dar fruto.
Vinagre
Es un vino agrio, mezclado con agua. Es de baja calidad, pero muy refrescante en esas tierras de tanto calor (Le 22,36). Lo tomaban los trabajadores (Rut 2,14) y los soldados (Me 15,36). Prohibido para los nazarenos (Num 6,3). Servía para curar las heridas (Prov 25,20). A Jesús le dieron vinagre cuando estaba en la cruz (Mt 27,48: Me 15,36; Le 23,36; Jn 19,29-30).
Vino
Es una bebida muy común en Palestina, por lo que las viñas y uvas eran tratadas cariño y cuidadas esmeradamente (Gen 14,18; 27,25.37-49,11; Num 13,23ss; Dt 6,10; 8,8; Is 5; Mt 21,33). Israel es comparado por Isaías como una viña bien cuidada (Is 5,1-4). En el NT Jesús habla del reino como una viña (Mt 20,1-16; 21,33-46) y más aún, él mismo se compara a una viña a la que todo discípulo debe estar unido para dar fruto (Jn 15,1-8).
El vino es símbolo de la alegría, por lo que era indispensable en las fiestas (Jue 9,13; Sal 104,15; Eclo 31,28; 40,20). Sin embargo, no se debe abusar de él (Eclo 31,25-31; Ef 5,18). Jesús tomaba vino (Mt 11,19; Le 7,34). Su primer milagro en san Juan consistió en transformar el agua envino (Jn 2,1-11). Los tiempos escatológicos son anunciados como un tiempo de bodas, inaugurado con vino nuevo (Mt 9,17; Me 2,22; Le 5,37-38). Jesús lo utilizó en la última cena al instaurar la eucaristía (Mt 26,29; Me 14,25; Le 22,18).
Violencia
Se trata del empleo de la fuerza contra la vida de los demás (Eclo 4,1; Ez 22,29; Miq 6,12(, pero Dios pedirá cuentas a los violentos abusadores (Is 13,11). Jesús dice que el reino de Dios sufre violencia, pues muchos se oponen a que otros entren en él (Mt 11,12). Lucas entiende más bien que es necesario esforzarse para entrar en el reino (Lc 16,16).
Virginidad
En la mentalidad del AT, en sentido de soltería y esterilidad, era tomada como una desgracia, un oprobio (Gen 30,23; Jue 11,37ss; Is 4,1; 54,4). Sin embargo, la virginidad tomada en sí misma era muy estimada (Ex 22,15ss; Lev 21,1 3ss; Dt 22,14ss; 2Sam 13,20; Is 23,12; 37,22).
En el NT Jesús presenta la virginidad como un don de Dios y por amor al reino de los cielos (Mt 19,12.29; Le 18,29). Pablo la recomienda como un estado de vida que favorece muchas cuestiones prácticas (1Cor7,26- 35). También otros textos hablan en favor de la virginidad (Hech 21,9; Ap 14,4ss).
Virtud
Es una palabra que viene de la raíz latina vir, que significa varón; tiene, por tanto, el sentido de fuerza o virilidad.
En el hebreo no hay una palabra para referirse propiamente a la virtud. En la traducción del griego aparece la palabra arete, que se traduce normalmente por constancia, Por ejemplo, en el caso de los mártires macabeos (2Mac 10,28; 15,12); en otras partes se traduce por fama o gloria (|s 42,8.12; 43,21; 63,7) o piedad (Sab 5,13).
Sin embargo, aunque no aparezca la palabra, las virtudes sí se mencionan, por ejemplo, aparecen juntas en Sab 8,7 templanza, prudencia, justicia y fortaleza como frutos de la justicia en general.
En el NT aparece en Flp 4,8 y se refiere a la actitud que debe adoptar el justo ante la vida y la muerte; en 2Pe 1,15 arete significa propiamente fuerza o energía moral; 2Pe 1,3; 2,9 habla de la virtud o fuerza de Dios. Las virtudes en particular están también presentes y Se enumeran algunas veces en forma de lista, por ejemplo, en 1Tom 6,11 se habla de justicia, fidelidad, piedad, fe, amor, paciencia y suavidad; 2Pe 1,5-7 habla de fe, fuerza moral, ciencia, continencia, perseverancia, piedad, amor fraterno y amor a Dios. Pablo pone el énfasis en las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad o amor, y de las tres la más perfecta es el amor (1 Cor 13).
Visita
Se trata de ir a ver a alguien por cortesía, por amor, por amistad o por cualquier otro motivo.
En el AT la visita de Dios tiene dos significados diferentes. El más importante es el que se refiere a la visita favorable, en sentido de salvación, bendición, hacer fructificar, etc. En muchos pasajes es traducida o entendida esta visita como «ocuparse de» (Cfr. Gen 50,24-25; Ex 3,16; Rt 1,6; Is 23,17; Jer 15,15; 29,10; Zac 10,3; Sal 8,4; 65,9; 80,14; 106,4). En algunos pasajes la visita se refiere al conceder la vida, el concebir (Gen 21,1; Jue 15,1; 1Sam 2,21). Cuando se refiere a la visita a los pecadores, se trata de una visita de juicio, para pedir cuentas de sus obras (Ex 20,5; 34,7; Lev 18,25; Num 14,18; Dt 5,9; 2Cro 18,2; Ez 38,8).
En los evangelios, especialmente en San Lucas, la visita tiene un significado teológico muy importante: se trata de la visita salvífica de Dios a su pueblo. María visita a Santa Isabel (Le 1,39-43), pero por la mención de los niños, se trata fundamentalmente de la visita salvadora y regocijante de Dios (Jesús) a su pueblo (cfr. Le 1,68.78; 1 Pe 2,12). Jesús es el profeta a través de quien Dios visita a su pueblo (Le 7,16); la visita a Jerusalén (representación del pueblo) es también salvadora (Le 19,44).
La visita del cristiano al necesitado es siempre por caridad (Mt 25,36.43; St 1,27).
En el sentido de la misión, la visita sigue haciendo referencia al hecho de llevar la Buena Nueva (1Tes 2,1).
Viuda
Las viudas vestían ropas sencillas (Gen 38,14.19; Jdt 8,5; 10,13). Si no tenían hijos, podían volver a casarse, según la ley del levirato. De no ser posible se regresaban a la casa de sus padres. La suerte de las viudas estaba generalmente insegura y quedaban en condiciones desfavorables. Las viudas, los huérfanos y los extranjeros, aunque tenían ciertas garantías por la ley (Ex 22,21; Dt 10,18; 16,11.14; 2Mac 8,28-30), en la práctica quedaban marginados. Los profetas de una y otra manera abogaban por estos grupos de personas (Is 1,17; Jer 7,7; Miq 2,9). Dios era su amparo (Ex 22,22ss; Sal 68,6; 146,9).
Es reconocida la permanencia en la viudez (Jdt 8,4ss; Le 2,36; 1Cor 7,39ss). En el evangelio se demuestra especial atención a las viudas (Mt 12,40-43; Le 2,37; 7,12; 18,3-5; 20,47; 21,2-3). En la primitiva Iglesia se tenía un cuidado especial sobre ellas (Hech 6,1), y parece ser que se formaban grupos de viudas, quienes tenían algunas funciones específicas en la comunidad (1Tim 5,16).
Vocación
La vocación es la elección de Dios a alguien para una misión específica (Gen 12,1-3; Ex 31,2). A veces se usa la expresión «llamar», simplemente o «llamar por su nombre» (Is 41,9; 42,6; 43,1; 45,3; 46,11; 48,12.15; 50,2; 51,2). En otras ocasiones se usa la fórmula «el nombre de Dios ha sido invocado sobre alguien», lo que hace referencia también a la vocación y elección (Dt 28,10; 1Re 8,43; 2Cro 7,14; Is 63,19; Jer 7,10ss.14.30; 14,9; 15,16; 25,29; 32,34; 34,15; Am 9,12; Dn 9,18ss).
Además de esto, hay relatos propiamente que describen una vocación. Los elementos fundamentales de toda vocación son los siguientes:    a) Dios que llama; b) el elegido que pone resistencia (por temor, por edad, etc.); c) Promesa de Dios que acompañara al elegido y a la misión; d) envío-misión (Cfr. Ex 3,7,16; 4,1-16; Jue 6,11-24; Is 6,1-8; Jer 1,4-10; Ez 2).
En el NT se habla de un plan divino de salvación al cual son llamados todos los hombres (Mt 22,14; 20,16; Ap 9,9). Por otra parte, Jesús llama, elige de entre los discípulos a sus apóstoles para una misión específica: realizar con él la misión de anunciar y hacer presente el reino de Dios (Mt 4,18-22; 10,1 -33; Mc 3,13-15; Le 5,1-11; Jn 1,35-51). La elección no se debe a méritos propios, sino que es mero don de Dios (Mc 3,13; Jn 15,16).
San Pablo presenta la vida cristiana como una vocación, un llamado de Dos a vivir en comunión con él, a salir del pecado, a dejar las tinieblas para vivir en la luz (Hech 2,39; Rom, 6-7; 8,28; 11,28-29; 1Cor 1,2.9.24.26; Gal 1,6; Ef 1,18; 4,1; Col 3,15; 1Tes 4,7; 2Tes 1,11; 2,14; 1Tim 6,12; 2Tim 1,9; Heb 9,15; Jds 1; 1 Pe 2,9; 2Pe 1,10).
Voto
Se trata de una promesa de un don que se ofrece a Dios o al santuario, en caso de que se cumpla alguna petición, conocido ya desde época antigua. Puede tratarse de un voto de abstención, por ejemplo, el ayuno o mortificación (Num 30,14), de la abstención de placeres (Num 30,3) o de un voto de prestación, donde hay un compromiso de ofrecer algo (Gen 28,20; Lev 7,16; Jue 11,30; Sal 116,14-18). Hay algunos pasajes que hablan de la regulación o indicaciones de los votos (Num 20,2:13; 15,1¬16; Lev 27). Los pasajes de Prov 20,25; Eclo 18,23 y Ecl 5,24 amonestan contra la inconsideración o precipitación al emitir un voto.


Yy


Yahvé
Es el nombre que Dios revoló de sí mismo a Moisés (Ex 3,14 15). Corresponde al Tetragrama (cuatro letras) hebreo YHVH. Parece ser que la etimología proviene del verbo Havah (ser, estar) y el verbo Yahvah (vivir). Yahvé, conforme a Ex 3,13-15 se traduce como «EL QUE ES, «YO SOY EL QUE SOY».
Según los estudiosos Yahvé es la pronunciación más antigua y más probable del Tetragrama divino. Es la pronunciación que le daban los samaritanos, que se habían separado de los judíos unos tres siglos y medio antes del destierro a Babilonia y, por tanto, eran portadores de una tradición más antigua. Muchos nombres propios son formados por una raíz y el inicio de la primera sílaba del nombre de Dios. La primera silaba de Yahvé es ‘YA»; en hebreo el nombre de Dios se abreviaría «Yahu. Así, por ejemplo, el nombre de Isaías en hebreo es «Yesayahu» (Yahvé salva o ha salvado); Jeremías en hebreo sería «Yirmeyahu» (Yahvé construye o Yahvé consuela). Hay otros nombres como, Abdías, Adonías, Sofonías, Nehemías, etc. También se encuentra esta primera sílaba y sonido en la expresión «Aleluya». Alelú es el verbo halal hebreo en imperativo = alaben; por tanto, Aleluya significa Alaben a Yahvé.
Yo Soy
En Ex 3,14 se explica el nombre de Yahvé como «Yo Soy». En el NT el «Yo soy» se refiere a Jesús. Es una confesión de fe de las primeras comunidades cristianas y puesta por los evangelistas en palabras de Jesús (Jn 8,24.28.58; Ap 1,8)


Zz


Zelotas
Significa celosos. Eran grupos de judíos rebeldes y guerrilleros que, llevados del celo por la ley y la causa de Dios, se alzaron en armas contra tos romanos, con el fin de expulsarlos de Palestina. Les parecía que con su presencia profanaban la Tierra Santa. Se negaban a pagar tributo a Roma. Parece ser que Pinjás (Num 25,6-13), Elías (1Re 18,30-40) y los Macabeos (1 Mac 2,15-28) tienen características zelotas. Uno de los doce apóstoles, Simón el cananeo, había sido zelote, y probablemente alguno más (Lc 6,15).




PALABRAS MAS USUALES EN LA BIBLIA

Aa

Acción de Gracias
Es una forma literaria, como un himno, que se usa para agradecer a Dios cualquier clase de beneficios.
Actualización
Es la comprensión y aplicación de un texto antiguo al momento presente. Se trata de buscar en un pasaje bíblico el significado para nuestra vida actual.
Agrapha
Es una palabra que significa “no escrito”. Se aplica a los dichos de Jesús que no están en los evangelios canónicos, pero que aparecen en otros escritos del NT (Hech 20,7), en los escritos de los Padres, en el Talmud o en libros apócrifos.
Alegoría
Es un método de interpretación de la Sagrada Escritura, dominante en la escuela de Alejandría y en gran parte de la exégesis occidental hasta el siglo XVII. Parte de la convicción de que un texto significa propiamente algo distinto de lo que presentan te materialidad de las palabras, algo más profundo de lo que se aprecia a primera vista, incluso aunque no haya un lenguaje figurado (cfr. 1Cor 10,4ss; Gál 4,21-32).
Aleluyáticos
Se refiere a los salmos que comienzan y/o terminan con la exclamación aleluya (Sal 104-106; 111-113; 115; 117; 135; 146-150).
Alfabético
Se aplica a los salmos o poemas que constan de veintidós versos o estrofas, según el número de las letras del alefato o alfabeto hebreo (Lam; salmo 119).

Analogía de la fe
Es un principio teológico que rige la interpretación de la Escritura. Se trata de la coherencia interna entre unos pasajes y otros de la Biblia, pues, siendo Dios el único autor, no puede haber contradicción.
Anécdota 
Es un relato breve que caracteriza a un personaje o a una situación (2Re 7).
Antropomorfismo
Es la atribución de rasgos y comportamientos humanos a seres no animados. En el AT se habla de Dios con formas y actitudes humanas para subrayar su carácter personal, su participación en la historia y su cercanía con el hombre (cfr. Gen 2,4ss).
Aparato crítico
Se refiere a las notas a pie de página en las ediciones científicas de la Biblia. Señalan las diferentes lecturas existentes en los códices, así como las opiniones de los críticos.
Apocalíptica
Corriente de pensamiento religioso judío y cristiano que utilizó el género literario apocalíptico en los siglos II a.C. - II d.C.
Apocalíptico
Género literario que presenta la historia pasada y anuncia el tiempo definitivo inminente, puestos como profecía en boca de alguna gran personalidad religiosa. Utiliza la significación numérica, los símbolos y alegorías dentro de una concepción determinista de Ia historia (Dan, Ap, Me 13, Lc 21, Mt 24).
Apócrifo
Apócrifo significa oculto. Es el nombre que se da a la literatura religiosa que no entró a formar parte de la lista de los libros sagrados. Se les llama apócrifos porque su contenido se consideraba secreto y su enseñanza se mantenía oculta.

Algunos apócrifos del AT

Algunos apócrifos del NT

Históricos
*Libro de los Jubileos o Apocalipsis de Moisés (s. II a.C.)
*3° de Esdras (s. II a.C.)
*3° de los Macabeos (s. I a.C. – s. I d.C.)
*Ascensión de Isaías (s. 1-2 d.C.)
*Testamento de Salomón (s. III d.C.)
*Crónicas de Jeremías (s. II d.C.)
*Novela de José y Asenet (s. III d.C.)
*Testamento de Job (s. II d.C.)
Proféticos o Apocalipsis
*Libros de Enoc (s. II a.C. – s. II d.C.)
*Asunción de Moisés (s. I d.C.)
*4° de Esdras (s. I d.C.)
*Testamento de Abraham (s. I-II d.C.)
Didácticos
*Testamento de los doce patriarcas (s. II.I a.C.)
*Salmos de Salomón (s. I a.C.)
* Odas de Salomón (s. II d.C.)
*4° de Macabeos (s. I d.C.)

Evangelios
*Protoevangelio de Santiago. Natividad de María (s. II).
*Evangelio del pseudo Mateo. Nacimiento de María (s. VI).
*Evangelio de la Natividad de María (s. IX).
*Evangelio de Tomás (s. III).
*Evangelio de Pedro (s. II).
*Dormición de María (s. IV-V).
Hechos
*Hechos de Pedro (s. II-III).
*Predicación de Pedro (s. II).
*Hechos de Pablo (s. II).
*Hechos de Juan (s. II).
*Hechos de Tomás (s. III).
*Hechos de Andrés (s. II).
Epístolas
*Carta de Jesús a Abgar (s. II-III).
*Cartas de los Apóstoles (s. II-III).
*Carta de Pablo a los Laodicenses (s. IV).
*Correspondencia entre Séneca y Pablo (s. IV).
Apocalípticos
*Apocalipsis de Pedro (s. II).
*Apocalipsis de Pablo (s. IV-V).
*Apocalipsis de nuestra Señora (s. VII).
*Apocalipsis de Tomás (s. IV) *Apocalipsis de Esteban (s. V).


Aquila

Es una versión griega del AT hecha muy literalmente a partir del hebreo alrededor del año 135. El motivo de esta versión es que la versión griega de los LXX fue perdiendo prestigio entre los judíos, pues en las disputas teológicas entre cristianos y judíos, ciertos pasajes de la LXX parecían inclinarse del lado cristiano; tal vez el más famoso de ellos sea el de Is 7,14, en el Que la LXX traduce el hebreo “almah como virgen”, confirmando así la creencia cristiana del nacimiento virginal de Jesús. Otra razón para el abandono de la LXX por los judíos fue la fijación del texto y el canon del Antiguo Testamento en Palestina hacia el final del siglo I d. C. Ahora bien, este canon palestinense no concordaba exactamente con el canon de la LXX.
Aramaísmo
Es una influencia de las formas lingüísticas arameas en otras lenguas. En el NT, por ejemplo, encontramos las palabras arameas de Abbá, Talita qum, Rabbuní, etc.
Arameo
Es una lengua semítica occidental semejante al hebreo, hablada desde finales del segundo milenio por los semi-nómadas que invadieron Palestina. Fue el idioma oficial en tiempos de los asirios, neo-babilonios y persas. El arameo desplazó al hebreo como lengua del pueblo judío a partir del año 586, fecha que marca el inicio del destierro en Babilonia. Subsistió como lengua dominante hasta la conquista del islam en el siglo VII d.C.
Arqueología bíblica  Es la ciencia que sirve para localizar, fechar y reconstruir los lugares y la historia bíblica.
Autenticidad
Se refiere a la cualidad del libro bíblico que fue escrito realmente por el autor a quien se atribuye. Por ejemplo: Rom, Cor, Gál, etc., son cartas auténticas de Pablo. Cuando se habla de autenticidad divina se refiere a los libros que son realmente inspirados.
Ayes  Es una forma literaria en que se anuncia una desgracia a alguien. normalmente empieza con la interjección “ay” (Lc 6, 24-26).

Bb

Bendición  Es la fórmula con la que el hombre alaba o agradece a Dios, sea individual o colectivamente (Dt 28).

Cc

Campo semántico
Es un grupo de palabras que coinciden en un significado común. Por ejemplo, en el campo semántico de misión podemos encontrar las palabras: elección, mandato, anuncio, predicación, etc.
Cananeo  Nombre con el que se designa a la población y cultura de Siria Occidental y Palestina (Canaán) antes de la llegada de los hebreos.
Canon  Se refiere a la lista de libros inspirados por Dios y que contienen la norma de fe y moral.
Canonicidad  Es el reconocimiento y declaración oficial por parte de la Iglesia del carácter inspirado de un libro o una serie de libros.
Carismas
Dones y manifestaciones del Espíritu Santo concedidos a los miembros de la comunidad cristiana para el bien y la edificación de la misma (1 Cor 12; Rom 12).
Carta
Es uno de los dos grandes géneros literarios del NT. Se distinguen las cartas paulinas, escritas por Pablo o atribuidas a él, y dirigidas a todas las comunidades o Iglesias (Rom 1, 7; 1Cor 1, 2; St 1, 1; 1Pe 1, 1; Jds 1, 1), llamadas Cartas Católicas.
Casuística  Es un tipo de enunciado legal que presenta un caso concreto y diferenciado de transgresión y la pena correspondiente (Ex 22,1ss).
Cerámica Se utiliza en la arqueología como criterio de datación.
Códice
Conjunto de hojas o folios, generalmente de pergamino, unidos y plegados en forma de cuaderno. Se conservan códices con el texto bíblico, que sirven para la reconstrucción del mismo.
Códice deuteronómico  Conjunto de leyes contenidas en el libro del Deuteronomio.
Códice sacerdotal  Documento o tradición sacerdotal contenida en el Pentateuco.
Códice de santidad  Nombre aplicado a Ia colección de leyes de Lev 17-26 por la frecuente apelación a la Santidad de Dios. Se designa con la letra H.
Concordancias bíblicas  Es la colección de todas las frases en que aparece cada una de las palabras de la Biblia por orden alfabético.
Corpus paulino  Nombre que se da al conjunto de las cartas auténticas o atribuidas a San Pablo.
Credo  Forma literaria de una profesión de fe litúrgica centrada en las acciones históricas de Dios (Dt 6,20-25; 26,5-10; Jos 24,2-13).

Crítica de las fuentes
Es el análisis que pretende reconstruir el origen de los textos bíblicos actuales, teniendo en cuenta las posibles fuentes, adiciones o cambios que se dieron en el texto hasta la forma actual.
Crítica histórica
Es el estudio crítico que trata de reconstruir los sucesos y procesos históricos, valiéndose del estudio de los textos bíblicos y otros materiales de la época.
Crítica literaria  Estudio y análisis de los recursos literarios comunes o individuales empleados en la formación de un texto.
Crítica textual
Es la técnica que se emplea para tratar de descubrir el texto más original de la Biblia por medio del examen y comparación de los manuscritos en que se ha transmitido.
Cronista  Es el nombre que se da al autor y a la obra narrativa que comprende 1 y 2 Cro, Esd y Neh, compuesta en los siglos V-IV a.C.
Cuneiforme
Es un tipo de escritura antigua, cuyos caracteres se componen de elementos en forma de cuña, producidos por un punzón sobre la tablilla de barro.


Dd


Sigla que caracteriza al documento o tradición deuteronomista en la composición del Pentateuco y la obra deuteronomista.
Decálogo
Palabra de origen griego que significa “diez palabras”. Es el nombre técnico que se da a los diez mandamientos dados por Dios a Moisés en el monte Sinaí (Ex 20,1-17; Dt 5,6-21).
Dei Verbum  Título de la Constitución dogmática del Concilio Vaticano Il sobre la divina revelación.
Desmitización  Técnica de interpretación propuesta por Bultmann. Intenta recuperar el mensaje histórico y real del NT.
Deuterocanónicos
Significa “segundo canon”. Se refiere a los libros cuya canonicidad fue discutida por algún autor o comunidad, pero que finalmente fueron admitidos como libros inspirados (Tob, Jdt, Sab, Eclo, Bar y 1-2Mac). Los protestantes llaman a estos libros apócrifos.
Deutero-Isaías
El libro de Isaías está formado por tres colecciones de oráculos, las cuales pertenecen a tres épocas: capítulos 1 -39 antes del exilio en Babilonia, 40-55 durante el exilio, 56-66 después del exilio. Con el tiempo se llegaron a reunir estas colecciones, formando el libro de Isaías, como lo tenemos ahora en la biblia. Deutero-Isaías es el nombre que se da al autor anónimo de la segunda parte del libro, que comprende los capítulos 40-55.
Deuteronómico 
Tradición o documento que, según la teoría documentaría, ayudo a formar el Pentateuco. Se designa con la letra D.
Deuteronomista
Es el nombre que se da a la escuela literaria y al redactor final del cuerpo narrativo que comprende Dt; Jos; Jue; Sam; Re. Se conoce por la sigla Dtr.
Diacrónico  Se aplica al estudio de los textos considerándolos en su desarrollo a través del tiempo.
Diáspora
Nombre que se da a las colonias judías establecidas fuera de Palestina a raíz de los diversos    destierros  y emigraciones.
Diatesarón
Es el nombre que se le da a una obra formada por los cuatro evangelios. Por el año 170 d.C., un escritor llamado Taciano, filósofo convertido      al cristianismo y discípulo de san Justino, quiso armonizar los cuatro evangelios e hizo una redacción continua de todos ellos juntos, quizá buscando un consenso evangélico.
Diatriba
Es una forma literaria intermedia entre el diálogo y el tratado. El autor introduce un adversario ficticio con el que mantiene un diálogo de preguntas y contra-preguntas, a veces irónicas. Se utiliza la antítesis, la personificación, la argumentación, etc. (cfr. Stgo 2,14ss; 2Cor 10-12).
Diccionarios de la Biblia
Es una lista alfabética de palabras y nombres que aparecen en la Biblia o que tienen relación con ella, con su correspondiente explicación.
Dittografia
Error de transcripción de un manuscrito. Consiste en la duplicación de una letra, palabra o frase (mira por mirra).
Documentaría
Es la teoría elaborada por A. Julius Wellhausen (1844-1918), que sostiene la presencia de cuatro fuentes o documentos principales en la formación del Pentateuco: Yahvista (J), Elohista (E), Deuteronomista (D) y Sacerdotal (P). En la actualidad es comúnmente admitida, con sus respectivas especificaciones.
Dos fuentes
Es la hipótesis científica que sostiene que los actuales evangelios sinópticos (Mc, Mt y Lc, se formaron a partir de dos fuentes comunes, un Mc primitivo y una fuente designada con la letra Q (letra inicial de 1 palabra alemana Quelle, q significa fuente).
Doblete o duplicad
Repetición de una misma unidad literaria (historia, proverbio, ley, etc.), con detalles distintos. Se distingue textos paralelos, los cuales repiten literal o casi literalmente un mismo texto.
Doxología
Fórmula mediante la cual se alaba la gloria de Dios. Proviene del griego doxa, que significa gloria (Ef 1,3ss). Doxología se usa para referirse al estudio sobre el tema de la gloria de Dios.


Ee


Sigla del documento o tradición Elohista.
Edición crítica  Edición del texto bíblico establecida con el aparato crítico correspondiente.
Elségesis
En un término que significa *introducir en el texto”. Se refiere a una forma incorrecta de interpretar la Biblia, mediante la cual se introduce una significación a la Biblia que no proviene del texto mismo, sino de una realidad extraña. Mientras el método de la exégesis se emplea para obtener un significado de la Biblia, en la elségesis se le da una significación extraña. Por ejemplo, cuando decimos que en Ap 12 se habla de la virgen de Guadalupe, le estaños acomodando o aplicando una realidad de 1500 años después a un texto que en el sentido literal se refiere a otra realidad. En este caso no se hace exégesis, sino eiségesis.       
Elegía  Composición poética en que se lamenta la muerte de alguien o una desgracia (2Sam 1,20-27).
Elohista
Uno de los cuatro documentos o tradiciones que, según la teoría documentaría, forman el Pentateuco. Se designa con la letra E. Se llama Elohista porque conoce a Dios con el nombre de Elohim.
Epístola
Es un género literario en forma de carta, pero más que tratar de asuntos personales, contiene una exposición teológica o doctrinal.
Escatología
Doctrina de las cosas últimas o de los últimos tiempos. Es el conjunto de esperanzas contenidas en el AT y en el NT acerca de la otra vida de las personas, del pueblo de Dios o de toda la humanidad (Is 24-27; 65-66; Ez 38-39; Mt 24; Ap 21-22).
Estructura
Es la organización de los diversos elementos de un texto, por ejemplo, introducción, desarrollo en partes y conclusión.
Etimología  Es la explicación del origen lingüístico y semántico de una palabra.
Etiología
Es un relato que pretende explicar el origen o razón de una cosa, institución, lugar, costumbre o nombre, cuyo significado se ha perdido en el transcurso del tiempo. Las frases que nos ayudan a descubrir una etiología son, por ejemplo, «Por eso se llama» o «Hasta el día de hoy» (cfr. Gen 22,14; 19, 30-38; 28,10-22; Ex 2,1-10; Jos 4,6; 6,1-25; 8; 9).
Evangelio
Es el escrito sobre la persona y predicación de Jesús. En la Biblia tenemos cuatro: Mt, Me, Le y Jn.
Exégesis
Es el intento de explicar la Biblia de acuerdo a los principios científicos. Trata de descubrir el mensaje que el autor quiso comunicar a los primeros destinatarios.
Exégeta  Es la persona que estudia y explica la Escritura con métodos científicos.

Ff

Fábula
Es una forma literaria en la que se trata de presentar una verdad y enseñanza moral por medio del hablar y actuar de los animales o plantas (Je 9,8-15; 2Re 14,9; 1Cor 12,12-30).
Despectivamente, fábula significa también mentira o puro cuento (cfr. Jer 24,9; 1Tim 1,4; 4,7; 2Pe 1,16).
Figura   Ver Sentidos de la Escritura.

Gg

Gemara
Palabra hebrea que significa “complemento”. Se trata de un comentario a la Mishná, hecho por los rabinos de Palestina y Babilonia. Junto con la Mishná ahora forma parte del Talmud.
Gematría
Es una forma de interpretación judía de la Escritura, basada en la correspondencia de los valores numéricos de las letras. Por ejemplo, Mt 1,1 ss habla en la genealogía de Jesús de tres periodos de 14 generaciones. Sumando los valores numéricos de las consonantes de David (D = 4; V = 6; D = 4) se obtiene el número 14. Repitiendo tres veces 14, Mateo quiere presentar a Jesús no sólo como descendiente de David, sino como el que es tres veces David, es decir, el Mesías davídico en plenitud.
Genealogía  Tabla de antepasados de una persona o de un grupo humano (Gen 5; Mt 1,1 ss).
Género literario
Un género es la forma en que se narra un acontecimiento. Los géneros se agrupan de acuerdo a criterios y rasgos literarios, temáticos, etc., semejantes. Entre los géneros literarios más comunes de la Biblia están: acción de gracias, alianza, anécdota, apocalíptico, ayes, bendición, bienaventuranza, cántico, carta, credo, diatriba, elegía, escatología, etiología, evangelio, fábula, himno, infancia de héroes, leyenda, litigio, maldición, oráculo, parábola, penitencia, liturgia, pregón, profético, saga, salmo, simbólico, testamento, visión, vocación.
Geniza
Era un cuarto en La Sinagoga destinado a guardar los manuscritos que ya no servían para el uso litúrgico, con el fin de enterrarlos después de cierto tiempo en tierra sagrada, y preservarlos mientras tanto de toda profanación. En la Geniza del Cairo se encontraron importantes manuscritos bíblicos (como el Eclesiástico en hebreo) y otros no bíblicos.
Glosa
Ver Interpolación. Es una o varias palabras no pertenecientes al texto original, que han sido añadidas posteriormente en los márgenes o entre las líneas del texto con la intención de explicar o esclarecer el significado, de mejorarlo o adaptarlo.
Gnosticismo
Son doctrinas filosófico- teológicas sobre la salvación del hombre, difundidas en los tres primeros siglos del cristianismo. Se basan en el dualismo ontológico de Dios, que representa el bien, y el mundo, que representa el mal. El hombre tiene una parte divina, encerrada en su cuerpo, que ha de liberar para ascender hasta Dios. Esta liberación se hace por etapas, basadas fundamentalmente en el conocimiento. Algunos escritos del NT presentan una refutación contra estas doctrinas gnósticas (cfr. Cartas de Juan).

Hh

Haggadá
Haggadá significa “anunciar” o “contar”. Se trata de un método de interpretación judía de la Escritura con un tinte exhortativo y edificante. Es como un comentario a la Biblia, mediante   narraciones, parábolas, refranes, máximas, etc., incluida la predicación.
Hagiógrafo
Se le dice al autor sagrado o autor material de los textos de la Biblia, que escribe por inspiración de Dios.
Halaká
Significa “marchar”, “caminar”, “proceder” y, por consiguiente, “norma”. Es un método de interpretación judía de la Escritura, cuyo fin es obtener de ella normas ético- jurídicas para el proceder o la conducta de la persona o la comunidad. Con la Halaká se añaden a la ley bíblica muchas más normas y distinciones legales.
Hapax legómenon  Es el nombre que se le da a Una palabra que aparece solamente una vez en la Biblia.
Hebreo
Es la lengua semítica oriental en la que se escribió la mayor parte del AT. Fue desplazado por el arameo como lengua popular a partir del destierro en Babilonia, pero permaneció como lengua oficial en la liturgia y en las escuelas.
Helenismo
Se aplica a la cultura helénica (griega) al difundirse por el mundo conocido a partir de Alejando Magno. Llegó a ser prácticamente la cultura universal, sobre todo en occidente.
Hemistiquio  Es la mitad o parte de un estico, es decir, la mitad de un verso.
Henoteísmo  Adoración de un solo dios, sin negar la existencia de otros dioses extranjeros.
Heptateuco
Según algunos autores, los libros de Josué y Jueces forman una unidad con el Pentateuco, por eso, a la unidad de los siete libros le llaman Heptateuco.
Hermenéutica
Es la ciencia de los de los principios para la interpretación de la Biblia. Actualmente, se aplica más a la búsqueda del sentido de la Biblia para la vida actual; es decir, hacer una interpretación actualizada. Responde a la pregunta ¿qué nos dice la Biblia hoy?
Héxaplas
Es una edición de la Biblia hecha por Orígenes que presenta en seis columnas paralelas el texto hebreo, griego y otros idiomas, con anotaciones críticas.
Hexateuco
Significa “seis libros”. Los autores que consideran a Josué como un libro que complementa la unidad literaria de los primeros cinco libros de la Biblia dan a esta unidad el nombre de Hexateuco.
Himno
Es un cántico que celebra la gloria única de Dios revelada en la naturaleza y en la historia, especialmente la historia de la salvación.
Historia de las formas Se refiere al estudio de los géneros literarios empleados en la formación de los textos bíblicos y su análisis histórico.
Historia de la redacción Es el estudio y análisis que trata de buscar el proceso de la redacción de los libros de la Biblia.
Historia de la salvación
Es la historia del pueblo escogido por Dios, desde el punto de vista de la acción divina. Se observa la revelación divina y el proceso que se desarrolla por etapas en orden a la salvación de todos los hombres.
Historia de las tradiciones  Es el análisis o estudio para descubrir las tradiciones que ayudaron a formar los libros de la Biblia.
Historiografía
Es el análisis y estudio sobre la historia de Israel narrada en la Biblia. No se trata de historia, en el sentido actual de la palabra, sino de acontecimientos históricos, interpretados a la luz de la fe y la revelación de Dios. No reproduce los hechos tal y como sucedieron, sino Ia interpretación religiosa que la tradición y los autores sagrados dieron a tales hechos.


Ii

Inclusión
Es un recurso literario que consiste en encerrar una unidad literaria en dos palabras o frases, iguales o equivalentes. La misma palabra o frase aparece al principio y al final. Por ejemplo, en Me 8,22-26 “lo sacó del pueblo” y “no entres en el pueblo”.
Inerrancia
Significa “sin error”. Se refiere a la cualidad de la Escritura que, al ser inspirada por Dios, no contiene ningún error. Cabe aclarar que la cualidad de “sin error” se refiere a lo que tiene que ver con la salvación. La Biblia no contiene ningún error en la revelación contenida en orden a nuestra salvación. Hoy se prefiere hablar más de que La Biblia contiene la verdad en orden a la salvación, y no tanto en la inerrancia.
Inspiración  Es la acción de Dios, del Espíritu Santo, que mueve la voluntad de los autores sagrados, y, por tanto, sus escritos son Palabra de Dios.
Intención del autor  Ver Sentidos de la Escritura.
La Biblia puede interpretarse de maneras diferentes y buscando varios sentidos. Uno de los sentidos de la Escritura es el sentido literal, el cual trata de descubrir la intención del autor, es decir, lo que él quiso decir a sus destinatarios.
Interpolación  Es una sección o fragmento de un texto que ha sido intercalado por mano extraña dentro del texto original.
Intertestamentario
Se aplica al período histórico-bíblico que va del s. II a.C. al s. II d.C., y a la literatura judeo-cristiana que en ese tiempo se escribió (especialmente apocalíptica y apócrifos).
Ipsissima Verba Iesu  Es el nombre que se aplica a aquellas palabras del NT que algunos autores consideran pronunciadas literalmente por Jesús.

Jj

Sigla del documento o tradición Yahvista en la formación del Pentateuco.
Jehová  Es un error de traducción de las letras del nombre de Dios YHVH, leídas con las vocales de la palabra Adonay (Señor).
Jeroglíficos  Se llama jeroglíficos a los signos usados en la escritura egipcia antigua. Consiste en reproducir las ideas o conceptos mediante un signo, sea de líneas o de imágenes.
Juramento
Es la afirmación o promesa solemne de alguna cosa y que implica un carácter sagrado, como poner a Dios por testigo de lo que se promete (cfr. Job 31)

Kk

Kairós
Significa “tiempo”. Se utiliza esta palabra para referirse al tiempo de la acción de Dios a favor de la salvación de su pueblo, mientras que cuando se habla del tiempo en sentido cronológico se usa la palabra Kronos. El Kairós es el tiempo oportuno para la acción de Dios, el tiempo escatológico, el tiempo definitivo de su salvación.
Kénosis
Significa “desprenderse de” o “abajamiento”. Se aplica a la aceptación de la condición humana por parte del Hijo de Dios. Siendo de condición divina, se humilló, se hizo hombre (cfr. Flp 2,6ss).
Kerigma
Significa “proclamación”. Se aplica al primer anuncio o predicación del hecho o núcleo central de la fe cristiana (la salvación obtenida por la muerte, resurrección y exaltación de Jesucristo), y se da en forma de testimonio para suscitar la fe en los oyentes.
Ketubim
Es una palabra hebrea que significa “escritos”; viene del verbo katab = escribir. Es el nombre que los judíos dan a la tercera parte de su Biblia: Torá (Ley), Nebiim (profetas) y Ketubim (escritos). Esta tercera parte comprende los libros; Sal, Prov, Job, Cant, Rut, Lam, Ecl, Est, Dan, Esd, Neh, y Cro.
Koiné  Es el griego que se hablaba en el ambiente popular en la cultura helenizada, en oposición al griego técnico o literario. El NT se escribió en griego koiné.

Ll

Lamentación  Es un género literario, un himno o cántico que presenta el dolor por la desgracia, la muerte de alguien, la caída de alguna ciudad, etc.
Lenguaje figurado
Lenguaje utilizado por algunos géneros literarios, como el apocalíptico o el parabólico. Consiste en utilizar imágenes de figuras, números o colores para significar realidades o sentidos diferentes a lo que se dice, especialmente cuando se trata de realidades suprasensibles o espirituales.
Literal   Ver Sentidos de la Escritura.
Se refiere al sentido primero y directo que tiene un texto bíblico. Es el mensaje o significado que el autor quiso expresar con sus palabras. No hay que confundirlo con lo que dice el texto al pie de la letra; esto sería literalismo.
LXX
Es la sigla de la versión griega llamada “De los Setenta o “Septuaginta”. Se trata de la traducción de la Biblia hebrea al griego, hecha por los judíos de Alejandría, fuera de Palestina. Se le llama de los LXX porque, según la leyenda, fueron setenta y dos sabios los que hicieron la traducción.


Mm

Magníficat
Es el nombre que recibe el cántico de María presente en Lc 1,46-55, pues es la primera palabra del cántico en latín en la traducción Vulgata de san Jerónimo.
Maldición  Es una fórmula literaria que anuncia o desea un mal a una persona o grupo (cfr. Dt 28).
Manuscritos bíblicos
Son copias del texto bíblico anteriores a la imprenta, por tanto, hechas a mano. La lengua de los manuscritos es la original, hebreo para el AT y griego para el NT. Si están en otro idioma ya se llaman traducciones o versiones de la Biblia.
Masora
Significa “tradición”. Se aplica al conjunto de signos vocálicos y otros signos de puntuación y lectura que los masoretas pusieron al texto de la Biblia hebrea, con el fin de guardar la tradición y que la pronunciación no se perdiera.
Masoretas
Judíos dedicados al estudio y la crítica textual de la Biblia hebrea. Por los años 700-1000 d.C. pusieron signos vocálicos y de puntuación al texto hebreo para facilitar su lectura.
Mesianismo
Se refiere a las ideas, oráculos y esperanzas del AT que se refieren a la venida del Mesías, al fin de los tiempos y sobre todo al reino definitivo de Dios.
Midrásh
Significa “investigación”. Es un método para el estudio y explicación de la Escritura, utilizado por los rabinos judíos, mediante el cual hacen comentarios a los pasajes bíblicos, a veces versículo por versículo y normalmente en forma de homilía, con el fin de edificar a la comunidad. La colección de estas homilías o comentarios recibe el nombre en plural de Midrashim (investigaciones o comentarios edificantes).
Minúsculos
Son manuscritos menores del texto bíblico griego. Se llaman así porque fueron escritos en letras pequeñas, minúsculas y cursivas, a diferencia de los Unciales o manuscritos en letra mayúscula. Se conservan más de 2500 del NT.
Milenarismo
Se refiere a la doctrina especialmente apocalíptica que afirma el reinado de Dios durante mil años (Ap 20,1-10). Esta doctrina afirma que al final de los días vendrá Cristo a establecer un reino mesiánico terreno que durará mil años. Entonces resucitarán los justos para reinar con Cristo, mientras el demonio estará encadenado. Al final de los mil años, el demonio será desatado por un poco de tiempo y hará la guerra a los justos, pero será derrotado definitivamente. Entonces resucitarán todos, justos y pecadores, los primeros para la vida eterna y los seguidores del demonio serán arrojados con él a la condenación eterna.
Una interpretación sana toma en cuenta el género literario apocalíptico y entiende el número mil en forma simbólica. No se trata de un reino meramente terrenal, por tanto, ni de una resurrección material primera y segunda, sino que la primera muerte, el primer juicio y la primera resurrección se refieren a la muerte y juicio individual al momento de la muerte, mientras que la segunda resurrección y juicio se refieren a la resurrección universal, la confirmación del juicio individual, que tendrá lugar en la Parusía del Señor.
Mishná
Significa “enseñanza” o “instrucción”. Se trata de una serie de normas, puestas por escrito en el s li d.C., que ayudan a los judíos a observar y desentrañar sobre todo la tradición oral, la que no está contenida en la Escritura. La Mishná está contenida en el Talmud.
Mito
La palabra mito, según su etimología griega, significa “acordarse”, “considerar”, “reflexionar”.
En forma peyorativa se considera el mito como una narración fantasiosa, carente de veracidad, en oposición de la historia, que es real y verdadera.
En sentido más positivo y real, desde el aspecto literario y de los géneros, más correspondiente a su uso en la Biblia, el mito es una forma literaria de trasmitir una verdad, es un relato que comunica un acontecimiento. Se refieren fundamentalmente a la acción e Dios en los orígenes del mundo y de la humanidad; es una reflexión sobre la realidad misma de las cosas y de la acción creadora de Dios. Al tratarse de cosas espirituales, los conceptos históricos rayan mucho más en la superficialidad, por lo que el mito y el arte son los mejores vehículos para trasmitir una realidad tan profunda.
En este sentido, los mitos son verdaderos, es decir, trasmiten una verdad fundamental de la acción de Dios en el mundo y el hombre. Hay que fijarme más en lo que se trasmite y no en la forma de hacerlo; en la reflexión sobre la vida y no en las categorías con que se trasmite.
Monolatría
Se refiere a la adoración exclusiva de un solo Dios por parte de un pueblo, aunque no se niegue e incluso se acepte la existencia de otros dioses venerados por otros pueblos. Algunos textos que pueden hacer alusión a la monolatría pueden ser Gen 31,53; Jue 11,24; 1Sam 26,19ss; 2Re 3,27; 5,17ss; 17,25.28; 2Cró 28,23; Miq 4,5).
Monoteísmo
Es la confesión y adoración de un único Dios, excluyendo el politeísmo, es decir, todos los otros dioses venerados por los demás pueblos y considerados como ídolos o dioses falsos. Las religiones israelita, cristiana y musulmana son monoteístas.
El monoteísmo es una de las aportaciones más fundamentales del pueblo de Israel. Sin embargo, el pueblo llegó al monoteísmo después de un largo proceso. Se puede decir que, en sus primeros años y experiencias, Israel era más bien monólatra, es decir, aceptaba la existencia de muchos dioses, venerados por los pueblos vecinos, pero Israel tenía su propio Dios, el “Dios de Israel”. Con la intervención de Moisés, luego los profetas y los sabios, se profundizó esta doctrina y el pueblo llegó al monoteísmo, confesando a Yahvé no sólo como el Dios de Israel, sino como el único Dios, creador de todo y de todos los pueblos. Aquéllos que los pueblos vecinos llaman dioses, no lo son en realidad; son ídolos, dioses falsos, obra de manos humanas.
Muratori
(fragmento)
Se trata del índice o canon más antiguo y valorado de los escritos de NT. Recibe el nombre de la persona que lo descubrió, L.A. Muratori (1672-1750), en la Biblioteca Ambrosiana de Milán y publicado en 1740.


Nn

Nag-Hammadi  Es un lugar de Egipto, donde se encontraron el 1946 importante texto apócrifo gnóstico del siglo IV, entre ellos el “Evangelio de Tomás”.
Nebiim
Significa “profetas”. Es el nombre que dan los judíos a la segunda parte de la Biblia hebrea, la cual comprende los libros: profetas anteriores: Jos; Jue; Sam; Re; profetas posteriores: Is; Jer; Ez y los doce profetas menores.
Número simbólico
Son números que, en la Biblia, además del valor de cantidad, tienen un valor de cualidad o de significado. Por ejemplo, 3 = Dios; 4 = totalidad; 6 = imperfección; 7 = plenitud y perfección.


Oo


Octateuco  Significa “ocho libros”. Es la forma de considerar como una unidad los primeros ocho libros de la Biblia, el Pentateuco más Josué, Jueces y Ruth. En la Iglesia griega es muy aceptable esta teoría.
Onomasticon
Es una colección de nombres bíblicos de persona y de lugar, con sus respectivas explicaciones.
Oráculo
Género literario. Es el nombre con que se designa un anuncio profético. Puede ser un oráculo de salvación o denuncia.
Óstraka
Es un fragmento de un vaso de barro. Cuando los vasos se rompían, utilizaban las partes como material de escritura; se escribía en ellos con tinta.
Actualmente se han encontrado muchos fragmentos de barro con esta escritura antigua, conteniendo información de la cohorte o de alguna otra referencia.


Pp


Sigla del documento o tradición Sacerdotal, en la formación del Pentateuco.
P45, P46, P52, P75...  Siglas de diversos papiros bíblicos (Códices y manuscritos).
Palimpsesto
Significa “tallado de nuevo” o “usado de nuevo”. Se refiere a un tipo de pergaminos que eran utilizados una segunda vez. Como el material era muy escaso y costoso, la escritura primera era borrada y el pergamino se Pulía, de manera que pudiera ser reutilizado. Con las técnicas actuales y el uso de algunos químicos, esos pergaminos pueden ser raspados nuevamente y se puede obtener, en muchos casos, el texto que contenía primeramente el manuscrito. Se han encontrado palimpsestos de algún códice del texto bíblico, tratados de san Efrén y de una traducción siriaca de los evangelios.
Papiro
Es un arbusto acuático que crece en las zonas pantanosas del Delta y el N i lo. Con él se fabricaba el papel en el mundo antiguo; gran parte de la Biblia se escribió en papiro. Con sus varas se construían también cestas (probablemente la cesta de Moisés era también de papiro), barcas (Is 18,2), cuerdas y hasta sandalias.
Por los papiros encontrados se puede obtener valiosa información sobre la historia, la literatura, la economía y la vida familiar del mundo grecorromano. Y, sobre todo, los papiros son una fuente importante para el conocimiento de la historia del texto bíblico. P53. Papiro Raylands P45. Papiro Chester Beatty P46. Papiro Chester Beatty P66. Papiro Bodmer II P75. Papiro Bodmer XIV-XV
Parábola  Es una narración simbólica que tiene una enseñanza práctica teológica o moral.
Paradigma
Es un término usado en lingüística que hace referencia al campo o conjunto de elementos lingüísticos incluidos dentro de una forma de comprensión. Es un modelo o patrón de pensamiento, de valores, de actitudes, etc., en cualquier disciplina.
Paralelismo
Es un recurso literario muy utilizado en la poesía hebrea. Consiste en la repetición de una misma idea o su contraria, con otras palabras. Si el segundo verso tiene el mismo significado, se llama paralelismo sintético (Sal 27,1; 91,1); si la idea del segundo es contraria, se llama paralelismo antitético (Sal 1,6; Le 1,52-53).
Paralipómenos
Se trata de otro nombre para referirse a los libros de las Crónicas. Los hebreos los llamaban dybre hayyamim (historia de los tiempos). La traducción de los LXX los llamó Paralipómena, palabra traducida como “lo que se omitió”. Posteriormente se adoptó el nombre de Crónicas (Chronicon totius divinae historiae) utilizado en la Vulgata por san Jerónimo.
Parénesis
Significa “exhortación”. Se aplica a los pasajes bíblicos en los que predomina un lenguaje y tono exhortativo, propio de las enseñanzas morales prácticas: discursos del Dt, carta de Stgo, final de Rom, etc.
Pastorales  Es el nombre que se da a tres de las cartas del corpus paulino; 1 y 2 Tim y Tit.
Penitencial  Texto bíblico destinado o utilizado en la liturgia para pedir perdón de los pecados (Jl 1 -2; sal 6; 32, 38; 51; 73; 103; Le 15; Rom 7,14ss).
Pentateuco
Significa “cinco rollos”. Se llama Pentateuco al conjunto de los cinco primeros libros de la Biblia (Gen; Ex; Lev; Num; Dt), que forman una unidad y son la ley (Torá) de los hebreos.
Pergamino
Se trata de la piel de animales, sobre todo ovejas y corderos, que se trataba para ser empleada como instrumento de escritura. Se utilizó por el siglo II a.C., en Pérgamo, por eso el nombre de pergamino. Fue un material muy importante que superaba a los papiros, hechos de plantas. El Pergamino no se enrolla, como el papiro, sino que se pega como en forma de libro. Fue el material fundamental para |os códices o primeras listas de los que aparecieron por el siglo cuarto.
Perícopa
Es un fragmento bíblico o selección de un texto para ser leído en el culto litúrgico. Es una pequeña unidad literaria con sentido completo; se trata de un pequeño relato, una parábola, un hecho o un discurso. Su delimitación se observa en los cambios que se dan sobre el tema, los personajes, los lugares o por algunas frases o palabras que sirven para introducir o concluir algún relato.
Personificación
Un pueblo, raza o tribu se representa en la Biblia mediante una persona o figura personal. Esaú representa a los edomitas (Gen 36,8-9); Ismael representa a los ismaelitas (Gen 17,20); Adán, formado de la tierra, representa a los de la tierra, es decir, a todos los humanos (Gen 3,18); Jacob o Israel representa a todo el pueblo de Israel (Os 11,1).
Pleno  Ver Sentidos de la Escritura.
Es un sentido de la Escritura. Designa el sentido más profundo de la Biblia, superando el sentido literal. Es el sentido querido por Dios, aunque no necesariamente entendido claramente por el autor humano. Se descubre en un texto de la Escritura cuando es leído a la luz de una revelación posterior o de un mejor entendimiento de la revelación (Mt 1,23).
Políglota
La palabra significa “muchas lenguas”. Es el nombre que recibe una edición del texto bíblico en varias lenguas. Son muy útiles para el estudio de la Biblia, especialmente para la crítica textual. En este sentido son conocidas las Héxaplas (versión en 6 idiomas) de Orígenes, la Políglota Complutense del card. Francisco Xavier de Cisneros de 1514-1517, la Políglota de Amberes de A. Montano de 1569*1573, la Políglota de París 1629-1645 y la Políglota londinense de 1654-1657.
Politeísmo
Se trata de la fe y del culto que se da a varios dioses. Según Jos 24,2.14ss los antepasados de Israel fueron politeístas. Parece ser que, a pesar de la denuncia constante de los profetas, el politeísmo conservó mucha fuerza, no sólo en la religiosidad popular, sino también oficialmente, en especial en el reino del norte (cfr. 1Re 14,22¬24; 16,31-33), pero incluso también en Jerusalén (cfr. 2Re 21,2-7.20; 23,4.11) y durante el destierro en Babilonia (Is 57,3¬10; Jer 44). Fue hasta después del exilio que el politeísmo fue desterrado definitivamente.
Pontificio Instituto Bíblico
Se trata de una comisión de personas, especialistas en Biblia, dedicada a estudiar y profundizar la Palabra de Dios, mediante cursos y talleres a nivel científico. Aunque ya de tiempos atrás se venía forjando el proyecto, fue hasta 1909 que el Papa Pió X erigió el Instituto en Roma, confiado especialmente a la Compañía de Jesús.
Profecía  Es cualquier anuncio profético.
Proféticos
Se da el nombre de proféticos a la colección de oráculos contenidos en los libros de los profetas: Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel y los doce profetas menores.
Prosélito  Un pagano convertido al judaísmo.
Protocanónicos
Libros que fueron admitidos en el canon y reconocidos como inspirados en fecha muy temprana, sin que hubiera alguna discusión respecto a su inspiración.
Protoevangelio
Nombre que se aplica a la sentencia de Dios en Gen 3,15: “Haré que haya enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya; ella te pisará la cabeza, mientras tú tratarás de morder su talón”.
Proverbio
Es una frase en que se expresa un pensamiento de tipo sapiencial: “El consejo es lámpara, y la enseñanza es luz” (Prov 6,23); “Quien encuentra un amigo, ha encontrado u tesoro” (Eclo 6,14).
Pseudoepígrafos
Es el nombre que los protestantes dan al grupo de libros del AT que en la nomenclatura católica se llaman Apócrifos. Son escritos de la época del judaísmo que circulan con “nombre falso” y pretenden equipararse a los libros bíblicos. La Iglesia católica los llama apócrifos, pues quedaron fuera del canon o lista de libros inspirados de las Escrituras.
Pseudonimia
Es el procedimiento que consiste en poner a una obra el nombre de un autor ya conocido (personaje famoso) para darle más autoridad y prestigio (2Pe).

Qq


Es la abreviatura de Quelle = fuente. Los exégetas actuales sostienen que la formación de los evangelios tiene como base dos fuentes: el evangelio de Marcos y Q. Mientras el evangelio presenta el anuncio fundamental del kerigma, es decir, el anuncio de la muerte y resurrección del Señor, había también una colección de dichos o palabras del Señor que servían de catequesis para las primeras comunidades cristianas. Cuando Mateo y Lucas redactaron su evangelio, tomaron como base el ya existente evangelio de Marcos, y lo completaron con los dichos y palabras de esta otra fuente, es decir, Q, más algún material especial de cada evangelista.
Quiasmo
Es un recurso literario que consiste en disponer en orden inverso, en dos frases seguidas, los componentes de un escrito, de modo que resulte la forma de una equis, representado como a, b, b, a (cfr. Jer6,25; Prov3,10).
Qumrán
En 1947, a orillas del mar Muerto, un pastor encontró unas vasijas que contenían viejos rollos de cuero. Después, entre pastores y arqueólogos recogieron fragmentos de más de 400 rollos, la mayoría de ellos en hebreo y arameo. Se encontraron libros de todo el AT, a excepción de Ester. Pertenecían a la comunidad religiosa de Qumrán y los habían escondido en cuevas cuando eran asediados por los romanos. Se trata de un importante hallazgo, pues nos ayudan a entender más ampliamente la vida religiosa judía durante el período del NT.

Rr


Redactor  Nombre que se le da al compositor, sobre todo al último, de un libro sagrado, para cuya redacción ha empleado materiales literarios anteriores a él.
Raylands
Es el papiro más antiguo que se conoce del NT (primera mitad del siglo II). Contiene Jn 18,31-33.37-38. Se llama así porque pertenece a la John Raylands Library de Manchester. Se conoce con la sigla P52.


Ss

Sacerdotal
Es una de las cuatro tradiciones o documentos que, según la teoría documentaria, sirvieron para la composición del Pentateuco. Se designa con la letra P y fue compuesto durante el exilio, en los círculos sacerdotales deportados de Jerusalén.
Sapienciales
Se refiere a los libros del AT que contienen la sabiduría de Israel (Sal; Prov; Job; Ecles; Eclo; Cant; Sab). También a la mentalidad y modos de expresión de dichos libros y por consiguiente a las frases o escritos de sabiduría contenidos en cualquier otro libro de la Biblia.
Sentidos de la Escritura
Son las diferentes formas en que podemos leer un texto para descubrir su significado y aplicación; éstos son: literal, espiritual, pleno y tipológico.
a)      Sentido literal. El sentido literal de la Escritura es aquél que ha sido expresado directamente por los autores humanos inspirados. Descubre lo que el autor quiso decir con sus palabras.
b)      Sentido espiritual. Es el sentido expresado por los textos bíblicos, cuando son leídos bajo la influencia de Espíritu Santo en el contexto de misterio pascual de Cristo y de la nueva vida que proviene de él. En la mayor parte de los textos del NT el sentido literal es, a la vez, el sentido espiritual. En el AT muchos textos ya tienen un sentido religioso y espiritual, desde el que fácilmente se puede pasar al sentido cristiano.
c)      Sentido pleno. Es el sentido profundo del texto, querido por Dios, pero no claramente expresado por el autor humano. Es aquel sentido que está en las palabras, en el texto; no necesariamente en la intención humana, pero sí en la divina. Todo el AT visto globalmente tiene su plenitud de sentido en el NT: pero esto no significa que todos los textos tomados aislada o individualmente tengan un sentido pleno.
d)      Sentido tipológico. Se trata de ver algunas realidades del AT como figuras de realidades reveladas en el NT Además de llamarle sentido tipológico o típico (cf. Rom 5,14; 1Cor 10,6), a veces algunos autores le denominan sentido alegórico, místico o espiritual. No está habitualmente en las palabras, sino en las «realidades» de la Escritura, es decir, en las personas, acontecimientos, cosas, etc. Así vemos que el maná es tipo o figura de la Eucaristía (Jn 6); la serpiente de bronce, de Jesús en la cruz (Jn 3, 14-15); David, de Jesús; etc.
e)      ¿Sentido acomodaticio? El «sentido» acomodaticio no es propiamente un sentido que se desprende de la Escritura, sino que se la da a ella. No es exégesis, sino eiségesis; no se deduce del texto (ex), sino que se le introduce (eis). De hecho, la liturgia utiliza las acomodaciones en diversas ocasiones, baste pensar por ejemplo la primera lectura de la fiesta de la Virgen de Guadalupe (Eclo 24,23-31). O cuando se aplica al acontecimiento guadalupano la frase del salmo: «No hizo tal con ninguna nación» (Sal 147,20), es claro que estamos dando. El texto en cuestión habla de que Israel ha sido el único beneficiario de la palabra y los mandatos de Dios: emplear el texto para el acontecimiento guadalupano es una acomodación. La acomodación es tolerable si se usa con inteligencia, sobriedad y buen gusto; pero debe ser ocasional, y no causar confusión con el sentido literal.
Setentas  Ver LXX.
Sinaítico  Es uno de los códices más importantes del AT y NT del siglo IV. Se conserva en el museo británico de Londres.
Sincrónico
Se le llama al método o métodos de estudio bíblicos que toman el texto tal y como ha sido recibido por la Iglesia, sin resaltar los procesos de composición o redacción.
Sinopsis  Es el texto de los evangelios, dispuesto en columnas paralelas.
Sinópticos
Nombre que se le da a los evangelios de Mt, Me y Le, ya que sus textos se pueden disponer en tres columnas paralelas, de modo que de una sola mirada se observen mejor sus semejanzas y diferencias.
Situación vital
Es un término que se aplica a las circunstancias socio- religiosas típicas en que se originan los textos bíblicos.
Sumario
Es una forma literaria que presenta un resumen de la actividad o enseñanza de un personaje (Jesús) o un grupo (Israel, la Iglesia), por ejemplo. Mt 4,23; Hech 4,32-35.


Tt


Talmud
Significa “enseñanza” o “estudio”. Primeramente, se refería a la enseñanza que tiene su fuente en La Escritura, Posteriormente liego a referirse al conjunto ce explicaciones de las leyes judías contenidas en la Mishná y Guemará, compiladas entre los siglos IV-VI d.C.
Targum  Es la traducción parafraseada del AT en a rameo popular, hecha por los judíos de Palestina y Babilonia. Se amplía con aclaraciones y/o especificaciones, muchas veces muy edificantes.
Tell
Es el nombre que se le da a las construcciones de ciudades edificadas una sobre las ruinas de otra; son construcciones superpuestas. Constan de varios estratos que sirven en las excavaciones para determinar los diversos períodos de población, así como las vicisitudes (destrucción por terremotos, guerras, incendios) Por las que pasó la ciudad en el trascurso de su historia.
Teofanía
Es la manifestación extraordinaria de Dios, acompañada de fenómenos especiales, sobre todo naturales.
Tetragrama
Significa “cuatro letras”. Es el nombre técnico que se le da al nombre propio de Dios que consta de cuatro letras (YHVH). Conforme a los estudios de los exégetas, la pronunciación más auténtica del Tetragrama es Yahvé.
Texto Alejandrino
Es un texto griego muy antiguo (s. IV-V) del NT. Se presenta en forma de papiros y códices provenientes de Egipto. Se encuentra en los unciales B y S y en otros papiros y códices.
Texto masorético
Es el texto hebreo del AT, trasmitido desde el siglo II y vocalizado por los masoretas. Se conserva en el manuscrito de Leningrado del año 1008 o 1009. Se conoce con las siglas TM.
Texto occidental
Texto griego muy antiguo del NT, contenido en el uncial D, en las antiguas versiones latinas y siríacas y algunos Padres.
Tipo  Ver Sentidos de la Escritura.
Traducciones
Son versiones de la Biblia en los diferentes idiomas (Latín, alemán, español, francés, etc.), fuera de los idiomas originales: hebreo, arameo y griego, respectivamente.
Trito-Isaías
Se le llama Trito-lsaías al autor anónimo de los oráculos contendidos en la tercera parte del libro de Isaías, es decir, capítulos 56-66.


Uu


Unciales
Son manuscritos: códices mayúsculos del texto bíblico griego. Se llaman así por estar escritos en letra mayúscula, letra grande y no cursiva. Se utilizó hasta el siglo IX. Por ser los más antiguos, son muy importantes para la crítica textual.
Códices unciales mayúsculos
B. Códice Vaticano.
S. Códice Sinaítico.
A. Códice Alejandrino.
C. Códice de Efrén Rescripto.
D. Códice de Beza o Cantabrigense.
D. Claromontano (se conoce también por la sigla Dp).
W. Códicede Freer o de Washington.


Vv

Variante
 Es una alternativa de lectura en una tradición textual o literaria. Por ejemplo, en Mt 11, 2 se dice: “envió a sus discípulos a decirle...” (cfr. Lc 7, 18).
Vaticano  Uno de los códices griegos más importantes de la Biblia (AT y NT). Es del siglo IV y se conoce con la sigla B.
Versiones  Son traducciones antiguas de la Biblia, por ejemplo, la versión de los LXX, la versión Vulgata, la versión Peshita, Siríaca, etc.


Versiones antiguas:

Griegas

Siriácas

Latinas

Otras versiones

1-LXX (Los setenta).

2-Teodoción.

3-Símmaco.

4-Aquila.

5-Hexáplas de Orígenes.

1-Peshitta.

2-Diatéssaron de Taciano.

3-AT Siro-Hexaplar.

4-NT Heraclense.

1-Vetus Latina.

2-Vulgata.

1-Copas.

2-Armena.

3-Georgiana.

4-Árabes.

5-Gótica.

6-Etiópica.

 

Vetus Latina
Nombre genérico de una traducción muy antigua (s. II) de los textos bíblicos al Latín. Se I conoce con la sigla VL.
Vulgata
Nombre con que se conoce la traducción de la biblia al latín, hecha por san Jerónimo, en el siglo IV. El concilio de Trento la declaró “auténtica”, es decir, normativa y preferible a otras traducciones latinas. Es el texto básico de la liturgia católica. Se conoce con la sigla Vg.
Yy
Yahvismo    Religión hebrea, que tiene como único Dios a Yahvé.
Yahvista  Uno de los documentos o tradiciones que están a la base de la formación del Pentateuco. Se designa con la letra J. Se llama Yahvista porque conoce a Dios con el nombre de Yahvé. Fue escrito en Judá, a finales del siglo X.



SIGNIFICADO NOMBRES PROPIOS Y LUGARES



Aa

Aaron.
Arca, Altar (Montaña fuerte).
Abbadón.
Lugar de corrupción.
Abbá.
Padre.
Abdénago. (Abed Negó)
Servidor del dios Nabú.
Abdías.
Servidor de Yahvé.
Andiel.
Siervo de Dios.
Abdón.
Regalo del Padre.
Abel.
Viene de Hebel, exhalación, fugacidad, vanidad, algo que dura poco.
Abías
Mi padre es Yahvé.
Abib.
Fruto verde, espiga.
Abiatar.
Padre de abundancia, excelente (1Sam 22; 1Cró 13,3).
Abiel.
Dios es mi padre.
Abigail.
Padre de Alegría (resplandor del padre).
Abihú.
Mi padre es él (Dios).
Abimélec.
Padre de un rey o mi padre es rey.
Abinadab.
Padre de buena voluntad, padre generoso.
Abiram.
Mi Padre (Dios) es excelso.
Abisag.
Padre de error, padre descarnado.
Abisaí.
Padre de obsequios.
Abner.
Padre de luz.
Abraham.
Padre de muchos pueblos.
Abram.
Padre grande.
Absalón.
Padre de la paz.
Acab.
Tío.
Adán.
Tierra roja, terrenal, hombre, humanidad.
Adiel.
Mi señor es Dios.
Adonay.
Señor.
Adonías.
Mi Señor es Yahvé.
Agar.
La que se fugó.
Ageo.
Mi fiesta, nacido en día festivo.
Ajab.
Hermano del padre, semejante al padre.
Ajas.
Forma abreviada de Yo’ajás (Ococias). Yahvé ha tomado de la mano.
Ajías.
Yahvé es hermano.
Ajicam,
El hermano se ha elevado.
Ajimélec.
El hermano es rey. 
Ajior
El hermano es luz.
Ajitob
Hermano bueno.
Alejandro.
Defensor de los hombres.
Alfeo (Alfai).
Mil, jefe o docto.
Amalec.
Pueblo que lame.
Amán.
Firmeza, seguridad, compromiso.
Amasías.
Sostenido por Yahvé.
Aminadab.
Pariente generoso.
Amitai.
Verdadero, bendición.
Amnón.
Creyente o tutor.
Amorreo.
Rebelde, amargo.
Amós.
Forma abreviada de Amasias. Yahvé me ha sostenido.
Amrafel.
El que habla secretos.
Ana.
Humildad, compasión.
Ananías.
Yahvé es compasivo.
Anás
El que responde, humilde.
Andrés.
Hombre fuerte.
Andrónico.
Vencedor de hombres.
Ángel.
Mensajero.
Antíoco.
El firme.
Antipas (Antípatro).
Retrato del padre.
Apia.
Fructífera.
Apolo.
Nombre de un dios griego. Destructor.
Apolonio.
Perteneciente a Apolo.
Apóstol
Envíado.
Áquila.
Águila.
Aquim.
Vengador.
Aram.
Altura.
Areli.
Visión de Dios.
Aristarco.
Gobernador excelente.
Arísteas.
Señor notable.
Aristóbulo.
Buen consejero.
Arquelao.
Gobernador de pueblos.
Arquipo.
Domador de caballos.
Artajerjes.
Gran jefe.
Asá.
Forma abreviada de Asael. Dios ha hecho.
Asael.
Creado por Dios.
Asaf
Dios se ha compadecido (de mí).
Asenat.
Peligro, desgracia.
Aser.
Feliz.
Asiel.
Obra de Dios.
Asíncrito.
Incomparable.
Asuero.
Príncipe, jefe.
Atalía.
Majestad de Yahvé.
Augusto.
Venerable, noble.
Ayalón.    
Lugar de los ciervos.
Azarías.
Yahvé ayuda.
Azor.
Ayudante.


Bb

Baal.
Señor, esposo, maestro.
Babel.
Confusión.
Balaam.
Devorador de pueblos, maestro de pueblos.
Balac.
Destructor.
Balthasar.
Que Bel (un dios) conserve al rey.
Barac.
Rayo.
Barrabás
Hijo del padre.
Bartimeo.
Hijo de Timeo (honorable).
Baruc.
Bendito.
Barac.
Rayo
Bartimeo.
Hijo de Timeo
Bartolomé.
Hijo de Tolomeo.
Baruc.
Bendito.
Batuel.
Hija de Dios.
Belén.
Casa del pan.
Belial.
Malvado.
Belzebú.
Príncipe de demonios.
Ben.
Hijo.
Benjamín.
Hijo de mis días (ancianidad) o hijo de mi mano derecha.
Ben Oní.
Hijo de mi aflicción.
Berenice.
Portadora de victoria.
Bernabé.
Hijo de profecía (hijo de la consolación).
Bersheba.
Siete pozos.
Betania.
Casa del pobre o del necesitado.
Betel.
Casa de Dios.
Betsabé.
Opulenta o siete casas.
Betsaida.
Casa o lugar de pesca.
Betfagué.
Casa o lugar de higos.
Betshemes.
Casa del sol.
Betsur.
Casa de rocas.
Betuel
Filiación de Dios.
Betulia.
Muchacha o virgen.
Betzatá.
Casa de olivos.
Bilhá.
Tranquilidad, tímida.
Boanerges.
Hijos del trueno.
Boas.
En Yahvé está la fuerza.
Booz.
De inteligencia aguda.


Cc

Cades.
Santidad.
Cafarnaúm.
Aldea de Nahúm, lugar de arrepentimiento.
Caifás.
El que busca con diligencia.
Caín.
Adquirido, herrero o errante,
Caleb.
Perro, audaz.
Caná.
Caña, celo.
Canahan.
Comercio.
Carmelo.
Jardín de árboles. 
Cedrón.
Oscuro, triste.
Cefas.
(Kefas) roca, piedra, Pedro.
César.
Cabelludo o separado de su madre.
Ciro.
Pastor.
Claudio (a).
Lisiado.
Cleofas.
Forma abreviada de Cleópatros, esposo o padre. 
Cleopatra.
Hija de padre famoso.
Cloe.
Hierba verde.
Coré.
Calvo o calvicie.
Cornelio.
De un cuerno o rayo del sol.
Crispo.
Cabello rizado.
Cristo.
Ungido.
Cusa.
¿Negro?


Dd

Dalila.
Rizo ondulado.
Dámarís.
Suplicada por el pueblo, mujer pequeña.
Dan.
Juez.
Daniel.
Dios es mi juez.
Darío.
Informado.
David.
Amado u hombre de guerra.
Débora.
Abeja.
Demas.
Popular, hombre del pueblo.
Demetrio.
Perteneciente a Deméter, la diosa de la tierra, en la mitología romana.
Diana.
Luminosa.
Dídimo.
Gemelo.
Dina.
Litigio, juicio.
Diótrefes.
Alimentado por Dios.
Dionisio.
El dios griego del vino.
Disán.
Trilla.


Ee

Ebed.
Siervo.
Edom.
Rojo, sangriento.
Efraín.
Fructífero, creciente.
Efráta.
Abundancia.
Egipto.
Casa del dios Phat (Menfis).
Ehud.
Dios es magnífico.
El.
Abrebiatura de Elohim, Dios.
Elcaná.
Dios es celoso.
Eldad.
Favorecido de Dios.
Eleazar.
Ayuda de Dios.
Elí.
Abreviatura de Yoeli, Dios es grande.
Eliab.
Dios es Padre.
Elías.
Yahvé es Dios.
Eliézer.
Mi Dios es grande
Elifaz.
Dios es oro fino.
Elihú.
Él es Dios.
Elimélec
Mi Dios es rey.
Eliseo.
Ayuda de Dios.
Elón.
Roble.
Elyón.
Elevado, supremo (nombre de Dios).
Emaús.
Aguas calientes,
Emmanuel.
Dios con nosotros.
Eneas.
Alabado, ensalzado.
Enós.
Hombre, mortal.
Épafras (Epafrodito).
Apetecible.
Epéneto.
Apreciado.
Erasto.
Amable.
Esaú.
Velludo, tosco.
Esdras.
Dios ayuda.
Esteban.
Abreviatura de Estéfanas manifestación.    
Estéfanas.
Manifestación.
Ester.
Nombre de la diosa babilonia Ishtar. Secreto, oculto.
Eubulo.
Buen consejero.
Eunice.
La victoriosa.
Eutico.
Feliz, afortunado.
Eva.
Vida, viviente.
Evodia.
Dulce aroma.
Ezequías.
Fuerza de Dios.
Ezequiel.
Dios fortalece.


Ff

Faraón.
Casa grande.
Fares.
Dividido.
Febe.
Brillante, pura.
Felipe (Filipos).
Amante de caballos.
Félix.
Feliz.
Festo.
Festivo.
Filemón.
Afectuoso, besador.
Fileto.
El amado.
Fines.
Atrevido, de confianza.
Fortunato.
Afortunado, favorecido.


Gg

Gabael.
Dios es excelso.
Gábata.
Alto, elevado.
Gabriel.
Fuerza de Dios.
Gad.
Fortuna, felicidad.
Galión.
El que sorbe.
Gamaliel.
Dios ha sido bueno conmigo.
Gat.
Lagar.
Gayo.
Terrenal.
Gaza.
La fuerte.
Gedeón.
Valiente, valentón.
Genesaret.
Probablemente de Quineret (arpa), por la forma que tiene el lago.
Getsemaní.
Lagar o prensa de aceite.
Godolías.
Yahvé es generoso.
Gólgota.
Cráneo o calavera.
Gómer.
Completo, acabado.
Guersón.
Extranjero.
Guilgal.
Cercado de piedra.


Hh

Habacuc.
AIbahaca (planta de jardín), menta acuática.
Hacéldama.
Campo de sangre.
Hadasha.
Mirto. Nombre hebreo de Ester.
Hamán.
El grande.
Heliodoro.
Regalo del (dios) sol.
Heliópolis.
Ciudad del sol.
Henoc.
Consagrado, dedicado.
Hércules (Hérakles).
Engrandecido por (la diosa) Hera.
Herodes.
Descendiente de héroes.
Herodías.
Yahvé es mi héroe.
Horeb.
Árido, solitario.
Hosanna.
Por favor, ayúdanos.


Ii


Ibsán.
La rápida.
Ikabod.
Sin gloria, sin honor.
Isaac.
Hijo de la risa o Dios se ha reído.
Isabel (Elizabeth).
Dios es plenitud, perfección.
Isacar.
Dios recompensa.
Isaías.
Yahvé es salvación.
Isay.
Hombre de Dios.
Iscariote.
Hombre de Qariot.
Ismael.
Dios escucha.
Israel.
Fuerza de Dios.


Jj

Jacob
Puede tener dos significados. Si la raíz es Ya' aqob significa talón (cfr. Gen 25,26); si la raíz es Ya’ aqab significa engañar, tramposo (cfr. Gen 27,36).
Jafet.
Ensanchar; Dios le dé anchura, espacio.
Jairo (Yair).
Alegre
Jananel.
Dios se ha apiadado.
Jananías,
Yahvé es compasivo. Yahvé se ha compadecido.
Jared (Yared).
Gobernante, imponente.
Jasón, (griego).
Portador de salud.
Jazael,
Mirada de Dios.
Jeconías, (Joaquín).
Yahvé conceda firmeza.
Jefté.
Yahvé rescata o libera.
Jeremías.
Yahvé construye o Yahvé consuela.
Jericó.
Probablemente Ciudad de la luna.
Jeroboam.
Que el pueblo crezca.
Jerubaal.
Que Baal (señor, dueño o esposo) sea generoso.
Jerusalén.
Ciudad de la paz.
Jesé (Isay).
Hombre de Yahvé.
Jesrón.
Que viene de una residencia segura.
Jesucristo.
Jesús el Cristo (el Ungido).
Jetró.
Probablemente tener de sobra, abundar.
Jesús.
Yahvé salva.
Jeú.
Yahvé es Dios.
Jezabel.
Sin fortuna, sin gloria.
Jilquías.
Yahvé es mi parte, mi herencia.
Joab.
Yahvé es padre.
Joab.
Yahvé es padre.
Joacaz.
Yahvé toma de la mano.
Joaquín.
Dios construirá.
Joas.
Yahvé ha dado.
Joatám.
Yahvé se ha mostrado justo.
Job.
Quizá, lamento, el que clama.
Joel.
Yahvé es Dios.
Jonadab.
Yahvé se ha mostrado generoso.
Jonás.
Paloma.
Jonatán.
Yahvé, ha dado (Regalo de Dios).
Joram.
Yahvé es grande.
Josafat.
Yahvé ha juzgado (juicio de Dios).
Josafat.
Yahvé ha juzgado (juicio de Dios).
José (Yosef).
Añadir (Dios añada hijos al recién nacido).
Josías.
Que Yahvé salve (Dios salva).
Josué.
Yahvé ayuda o Yahvé salva.
Juan.
Yahvé se ha compadecido (Dios es compasivo).


Kk

Kaleb.
Perro, despreciado o rechazado.
Kefá o Kefás (Cefas).
Roca, piedra, peña, Pedro.
Kyrios.
Señor.


Ll


Labán.
Blanco.
Lámec.
Pobre, hecho de baja condición.
Lamuel.
Dedicado a Dios.
Lázaro.
Forma griega abreviada del hebreo Eleazar. Dios ha ayudado.
Leví.
Acompañar o unirse a alguien.
Lia.
Vaca.
Lidia.
Originaria de Lud.
Lisias.
El que soluciona las preocupaciones.
Lo-ammí.
No mi pueblo.
Loida.
Mejor.
Lo-ruhama.
No compadecida, sin compasión.
Lot.
Escondido, oscuro.
Lucas.
Forma abreviada de Lucanos, pueblo del sur de Italia. Luminoso.
Lucifer (Lucífero).
El que trae la luz.
Lucio.
Nacido de día.


Mm

Macabeo.
Martillo o martillador.
Madián.
Disputa, represión.
Magdala.
Torre, grandeza.
Magdalena.
Persona nacida en Magdala.
Mahalalel.
Dios brilla.
Malaquías.
Mensajero de Yahvé.
Malco.
Mi rey, príncipe o gobernante.
Manahén (Nahúm).
Yahvé consuela.
Manasés.
Hacer olvidar (Dios me ha hecho olvidar mis desgracias).
Mará.
Amargo.
Marcos.
Quizá hombre brillante o esplendoroso.
Mardoqueo.
Perteneciente o consagrado a Marduk, dios de los babilonios.
María.
Es discutible la raíz del nombre. Su significación está entre “ser contumaz”, “amada de Yahvé”, “la vidente” y el significado que actualmente tiene más apoyo entre los especialistas es el de “elevada” o “excelsa”.
Marta.
Señora.
Matatías.
Don de Yahvé.
Mateo.
Forma griega del hebreo Mattai, regalo de Dios.
Matías.
Forma abreviada de Matatías, Don de Yahvé.
Matusael.
Quizá regalo de Dios.
Matusalén.
Significación desconocida, quizá regalo de prosperidad.
Mararí.
La fuerte.
Melquisedec.
Rey de justicia o de paz.
Menahem.
Consolador, quien los guía.
Mercurio.
Orador, intérprete (dios romano).
Mesac.
Retirar con fuerza.
Meribá.
Pleito, contienda.
Mesías.
Ungido.
Mesopotamia.
Entre ríos.
Micol (Mikol).
Entre ríos.
Miguel.
¿Quién como Dios? (Para Dios no hay nada imposible).
Miqueas.
¿Quién como Yahvé?
Miriam, (cfr. María).
Amada de Yahvé.
Misael.
¿Quién como Dios?
Mispar.
Escultura o narración.
Moab.
Concebido del propio padre.
Moisés.
Salvado de las aguas.
Moloc.
El que reina.
Moré.
Dilatación o alargamiento.
Moria.
Yahvé provee.


Nn

Nabal.
Necio, insensato.
Nabí.
profeta.
Nabot.
Vástago, profecías.
Nabú.
Un dios babilonio (akkadío, cfr. Is 46,1). Orador.
Nabucodonosor.
(El dios Nabú protege al hijo). Protección del hijo.
Nadab.
Generoso.
Nahamán.
El hijo es delicia, encanto.
Nahú.
Forma abreviada de Nehemías. Yahvé consuela.
Naím.
Hermoso.
Najor.
Roncador.
Natán.
Don de Yahvé.
Natanael.
Don de Yahvé Dios.
Nazareth.
Coronada, santificada.
Nazireo.
Consagrado, apartado.
Nebo.
Que anuncia o profetiza.
Neftalí.
Triunfo en la competencia.
Négueb.
Terreno seco.
Nehemías.
Yahvé consuela.
Nerón.
Probablemente de gran valor y fuerza.
Nicanor.
Victorioso, vencedor de hombres.
Nicodemo.
El que vence con el pueblo.
Nicolás.
Vencedor del pueblo.
Nínive.
Agradable.
Nod.
Errante.
Noé.
Descanso o consuelo.
Noemí.
Mi alegría.
Nun.
Prosperidad.


Oo

Obed.
Siervo, trabajador.
Ocozías.
Yahvé ha tomado (de la mano).
Oholá.
Su tienda (cfr. Ez 23).
Oholivá.
Mi tienda (cfr. Ez 23).
Onán.
El fuerte.
Onesíforo.
Portador de utilidad.
Onésimo.
Útil.
Onías.
Forma griega de Jananías. Yahvé se ha compadecido.
Oseas.
Forma abreviada de Ye’hosúa (Josué). Yahvé socorre.
Otoniel.
Probablemente signo de Dios, Dios es poderoso.


Pp

Pablo.
Pequeño. Forma latina de Saulo o Saúl. El deseado.
Paráclito.
Abogado, defensor.
Pármenas.
Que soporta o aguanta.
Patmos.
Mortal.
Pedro.
Roca, piedra.
Peniná.
Perla, piedra preciosa.
Penuel.
Rostro de Dios.
Peres.
Jinete.
Pilato.
Pelado, calvo.
Pinjás.
El negro.
Poncio.
Del mar.
Prisca.
Anciana o respetable.
Priscila.
Ancianita.
Prócoro.
Director de la danza.
Putifar.
Regalado por el sol (Ra, dios egipcio).


Qq

Queturá.
Incienso.
Quirino.
Quizá descendiente de Siria.


Rr

Rabbí.
Maestro o mi maestro.
Rafael.
Dios ha curado (Medicina de Dios).
Ragüel.
Amigo de Dios, pastor.
Raquel.
Oveja.
Rebeca.
Lazo, cuerda.
Roboam.
El pueblo se ha hecho grande.
Rodas.
Rosal.
Rode.
Rosa.
Romelías.
Exaltación de Yahvé.
Rubén.
Reparación o sustitución.
Rufo.
Rojizo.
Rut.
¿Amistad?, satisfacción.

Ss
Sadoc.
Justicia (Dios hace justicia).
Sadrac.
Tierno.
Safenat-Panéaj.
Nombre egipcio que dio el Faraón a José el soñador. Probablemente su significado es: “Dios dice: él vivirá”.
Safira.
Hermosa, la que relata o cuenta.
Salatiel.
He rogado a Dios.
Salem.
Paz perfecta.
Sal-lum.
Restituido.
Salmanasar.
Atado, impedido.
Salmón.
Luz, brillo.
Salomé.
Sana, armoniosa.
Samaría.
Quizá atalaya, vigilante.
Samgar.
Aquí es extranjero.
Samuel.
Pedido a Dios, Dios escucha.
Sansón.
Su significación está entre “el fuerte” o “el destructor”.
Santiago.
(ver Jacob).
Sara (Saray).
Princesa.
Sarepta.
Tienda del oferente.
Sarvia (Seruyá).
Perfumada.
Saulo.
Forma helenizada del hebreo Saúl. El deseado.
Sedecías (Sidqiyá).
Yahvé es mi justicia.
Séfora.
Pajarito.
Sem.
Nombre (padre de pueblos que tienen un nombre).
Semeí.
Obediente, el que oye.
Senaquerib.
Sin aumentar, destrucción.
Seruyá.
La perfumada.
Set.
Sustitución.
Sicar.
Fin.
Silas.
Es la forma aramea de Saúl. El deseado.
Síloé.
Enviado.
Simón.
El nombre de Simón y Simeón son formas diminutivas de Samael. Dios ha escuchado.
Sinaí.
Zarza o culto al dios Sin (dios Akkadio de la luna).
Silvano.
Forma latina de Silas. El deseado.
Sofonías.
Yahvé oculta, protege.
Sóstenes.
Fuerte, poderoso.
Sucot.
Tiendas, tabernáculos.
Sulamita.
Pacifica, perfecta.
Susana.
Lirio, rosa, regocijo.

Tt
Tabita.
Dorcas = gacela.
Tabor.
Elección, pureza.
Tadeo.
El que alaba.
Tamar.
Palmera.
Teófilo.
Amigo de Dios.
Téraj.
La significación es discutida. Algunos lo relacionan con la luna, mientras otros optan por la significación “macho cabrío”.
Tercio.
Tercero.
Teudas.
Quizá regalo de Dios.
Tiberio.
Hijo de Tíber. 
Timeo.
Temeroso.
Timón.
El que honra.
Timoteo.
Temeroso de Dios.
Tíquico.
Afortunado.
Tito.
Agradable.
Tobías.
Yahvé es bueno.
Tolá.
Gusano.
Tomás.
Mellizo, gemelo.
Tritón.
Libertino, vicioso.
Trófimo.
El que alimenta.

Uu
UR.
Fuego.
Urías.
Yahvé es mi luz.
Uriel.
Dios es mi luz.
Vv
Vastí.
La bellísima, bien amada.
Yy
Yael.
Cabra del monte.
Yahvé.
Yo soy el que soy.
Yehoyadá.
Yahvé conoce.
Yedidías.
Amado de Yahvé. Es el nombre propio de Salomón (2Sam 12,25).
Yeshua.
Yahvé salva.
Yesurúm.
Recto, sincero. Nombre que en algunos textos se da a Israel, quizá una forma de ternura y casi siempre se traduce como “cariño” (Dt 32,15; 33,5.26; Is 44,2).
Yisreel.
Dios siembra.
Yocabed.
Significado dudoso, quizá Dios sea glorificado.
Yoyadá.
Yahvé conoce (se ocupa de).
Yoyaquim (Joaquín).
Yahvé conceda firmeza.

Zz
Zabulón.
Morada de Dios.
Zacarías.
Yahvé se acordó de nuevo.
Zaqueo.
Nombre abreviado de Zacarías. Yahvé se acordó o el que es puro.
Zebedeo.
Forma griega de Zabdiel. Regalo de Dios.
Zelote.
Celoso, fanático.
Zeraj.
Forma abreviada de Zerajyá. Yahvé ha iluminado.
Zimrí.
Yahvé ha ayudado.
Zorobabel.
Vástago de Babel.




JCP FM.Mx © Todos los Derechos Reservados 2016 - 2017